En casa de pobre

Esto solo lo entienden los que lo hemos vivido.

Pasar el ratón por encima

En casa de pobre:
– Muere una toalla, nace un trapo de piso.
– Muere una mermelada, nace un vaso.
– Muere una blusita, nace un paño para quitar polvo de los muebles.
– Muere una margarina, nace un tupperware.
– Muere un helado, nace un pote para guardar comida en la nevera.
– Muere una bolsa de supermercado, nace una bolsa de basura o una gorra para la ducha.

La salvación del medio ambiente es ser pobre, solo los pobres saben reciclar.

Mandáselo a todos los pobres que conoces, porque a mí me llego ¡por equivocación! ¿O no?

Visto en la red.

Esta entrada ha sido publicada en Humor y etiquetada como , , . Guarda el enlace permanente.

23 respuestas a En casa de pobre

  1. Frajayo dijo:

    Es verdad, hay que aprovechar todo incluido lo desechable porque se puede reciclar y convertirlo aprovechable para otra función.

    • unjubilado dijo:

      -Frajayo- Lo que se aprovechaba antes de tirarlo hace años era enorme, ahora todos nos hemos convertido en consumistas, adquirir, gastar y tirar y en demasiados casos, compramos cosas innecesarias.

  2. Susana dijo:

    Y la ropa pasaba por todos los hermanos. Un beso

  3. Piruja dijo:

    Hola, y que verdad tan grande, no se desperdiciaba nada, incluso la comida que sobraba era para los animales, no como ahora que se tira mas de lo que se usa.

    Besos.

  4. Laura.M dijo:

    Y que ciertas son Emilio. Soy la tercera de tres hermanos y heredaba la ropa. También mis hijos la han heredado.
    Buen fin de semana.
    Un abrazo.

    • unjubilado dijo:

      -Laura.M- En mi caso no pasaba la ropa de uno a otra hermana, pero se admitía la que otras personas nos daban ya que el poder adquisitivo de mis padres era extremadamente limitado.
      Un abrazo

  5. Mi abuela, madre y una menda, (que aprendí de ellas), ya tenían inventada la ecología:
    Soleaban las ropas al sol y les echaban agua, se blanqueaban y desinfectaban así, no se contaminaban con lejía…teníamos «talegas», bolsas para ir por el pan, la compra…llevábamos los cascos vacíos de «La Casera» y nos devolvían el importe, (una manera de ir en contra del «usar y tirar», extensivo a los envases de leche, cervezas, etc…
    Las madres eran «magas», apañaban las ropas del hermano mayor para los menores…si sobraba algo de comida, ella preparaba ricas croquetas, unas patatas con «muchas cosas»…la Enciclopedia servía a todos, después a mis primos, se sabía usar y sacar provecho…
    Estoy muy a favor del progreso, extraordinarios avances en muchos campos, detesto la gilipollez, no usar el sentido común…Entro cuando puedo, tengo a la tropìlla en casa, 8 nietos y todos los hijos y «nueras y nueros» ¡No me aburro! y disfruto de mi gran familia y gran casa…
    Perdona la «paliza», este tema es muy especial para mi.
    Abrazos.

    si

    • Por último, es impropio y detestable ver cómo se ven cuanta comida se tira, es una herejía, con lo mal que lo están pasando mucha gente.
      Abrazo.

      • unjubilado dijo:

        -Mari Carmen Franconetti- Lo de la ropa se hacía y en mi caso todavía se hace en el pueblo, queda la ropa mucho mejor, los cascos ya no se reutilizan como antes, aunque yo viví el caso contrario. En Sidi Ifni donde hice la mili, el casco de las bebidas se tiraba ya que al no existir plantas de reciclaje, resultaba más caro devolverlas a la Península en avión que tirarlas allí, contaminando por supuesto el territorio. De hecho llevaban una inscripción en la propia botella que ponía «No reutilizable».
        En cuanto a tirar la comida, antes se aprovechaba el pan duro para hacer migas o sopas de ajo, las sobras de la carne se utilizaban y nosotros aún lo hacemos para hacer croquetas.
        Abrazos

  6. Pues no me es ajeno, no, y ese reciclaje casero sigue teniendo sentido independientemente del dinero que entre en un hogar, porque de lo que se trata es de aprovechar lo que hay a mano.

    • unjubilado dijo:

      -Una mirada…- Me pasa lo mismo, incluso en Broto he utilizado determinados palés que desechan en las obras para hacerme estanterías para el garaje, por supuesto tuve que comprarme una cepilladora de bricolaje.
      Se contaba en Bailo que en cierta ocasión se acercó por el pueblo el obispo de Jaca y al entrar en una casa vio un montón de alberjes, muy maduros en cajas, pidió permiso para coger alguno y la contestación fue la siguiente : Coja los que quiera señor obispo, total van a ser para los cerdos.

  7. Yo no me considero pobre y hago varias de esas cosas… y otras que no se mencionan. Por ejemplo, no hay nada mejor para limpiar cristales que un buen trozo de sábana vieja de algodón blanco…

    • Sara O. Durán dijo:

      Pues te diré, ojalá hubiera más familias pobres como esa. Hay que comprar solo lo que se ha de consumir. Tal vez los tiempos que vienen, vuelvan a enseñar a ser menos consumistas y desperdiciados, además de generosos. Muy buen tema. Abrazo.

    • unjubilado dijo:

      -Senior citizen- Efectivamente esa es buena idea, yo los cristales del coche los seco con papel de periódico, quedan extraordinariamente limpios, por supuesto previamente hay que limpiarlos con una esponja o con un trapo húmedo.

  8. Lo demostró también la pandemia, cuando sólo se consumía, en teoría, solamente lo necesario, como todas las empresas empezaron a dar pérdidas porque no tenían a quien venderle sus productos sobrevaluados y no de primera necesidad. Allí se dieron cuenta de su verdadero valor. Lamentablemente todo quedó volvió a la rutina anterior rápidamente.

    • unjubilado dijo:

      -José A. García- Efectivamente, con la pandemia se empezaron a utilizar técnicas antiguas para aprovechar cosas que últimamente se desechaban, pero desafortunadamente todo se ha vuelto a perder.
      Saludos

  9. Magda dijo:

    He leído estos días El Ministerio del Futuro de K. S. Robinson y es estremecedor a la vez que necesario, muy necesario, tener todo esto en cuenta.

    Saludos.

    • unjubilado dijo:

      -Magda- El Ministerio del Futuro es una obra maestra de la imaginación, el relato de cómo el cambio climático nos afectará a todos a lo largo de las próximas décadas. Uno de los libros favoritos de Barack Obama.
      Saludos

      • Magda dijo:

        Tú crees que es imaginación o son datos reunidos y ofrecidos en formato de novela? El capítulo de la tripulación esclavizada lo publicó hace años la prensa, aunque el final es distinto, Robinson le da un giro a los hechos, pero todo son hechos.

        Saludos de viernes, se anuncian lluvias.

        • unjubilado dijo:

          -Magda- No, no creo que es imaginación, mi comentario en realidad es una sinopsis del libro, leída en una editorial.
          Por aquí daban lluvias, pero de momento AEMET, las ha anulado, estoy en Broto.
          Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.