Comiendo con brujas

Comiendo con brujas
Fotos propias.
Nada más entrar en el restaurante me encuentro con una bruja que me mira de reojo.

Comiendo con brujas
Esta se tapa con la escoba, ya que no quiere que se la fotografíe.

Comiendo con brujas
En un descuido le hago una foto para que quede constancia.


Comiendo con brujas
Por las paredes observo una salamandra o salamanquesa que también le gusta el restaurante.

Comiendo con brujas
Vista parcial del restaurante, las ventanas abiertas, los ventiladores funcionando, ambiente agradable…

Comiendo con brujas
Las mas revoltosas, las tienen confinadas.

Comiendo con brujas
Por fin las brujitas nos trajeron el primer plato.

Esta entrada ha sido publicada en Huesca y Pirineo y etiquetada como , . Guarda el enlace permanente.

26 respuestas a Comiendo con brujas

  1. Magda dijo:

    Qué cucada de colección, yo tengo aquella que es un barómetro: si la escoba está seca señal de buen tiempo, si está mojada lluvia, si tiembla viento…

    Y el segundo plato qué tal?

  2. Así que pendoneando en Sarvisé… Ese plato del medio, ¿son migas con huevo frito encima…?

  3. Piruja dijo:

    Hola, me encantan las brujillas y la salamandra, que bonito es el restaurante, y la mesa puesta pues no te digo na:)

    Besos.

  4. ester dijo:

    Pues parece que la comida no era sapos y culebras, sopa de ojos de lagarto, y huevos con arañas… porque se ve todo delicioso. Un abrazuco sin escoba

  5. Frajayo dijo:

    ¿Pero chico, donde está ese restaurante? Que como la comida sea del talante que abriga el comedor con ese ornato, es como para salir corriendo…

    Un abrazo

    • unjubilado dijo:

      -Frajayo- El restaurante se encuentra en Sarvisé (Huesca). Es la cafetería, restaurante, asador Méliz. Como estaba todo tan exquisito si hay que correr será para coger mesa, ya que no las reservan, y si hay fila te toman el número de teléfono para avisarte cuando queda una mesa libre con la cantidad de comensales que has solicitado, mientras tanto te das un garbeo por el pueblo.
      Un abrazo

  6. Hola Emilio, es un lugar con tanto encanto como curiosidades, las brujitas le da un toque simpático, especialmente, las «confinadas», jaaaaaa. Los platos tienen buena pinta, total que os lo habéis pasado chipén, me alegro. Me dan ganas de ir.

    Es estupendo que compartas con nosotros estos sitios para darlo a conocer, con la pandemia lo han pasado fatal…

    Un abrazo.

  7. Laura.M dijo:

    Curioso restaurante con esa divertida decoración. Simpáticas las brujas . Las migas extremeñas con huevos y chorizo riquísimas.
    Buen jueves Emilio
    Un abrazo.

  8. Sara O. Durán dijo:

    Muy divertido y peculiar lugar,
    para curiosear bastante 🙂
    Un fuerte abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *