Quedarse a la luna de Valencia

Todos sabemos el significado «Quedarse a la luna de Valencia», y hemos utilizado esta expresión seguramente en bastantes ocasiones, según el DRAE: Frustradas las esperanzas de lo que se deseaba o pretendía, si ampliamos un poco su significado: «estar en la luna de Valencia» es una expresión dirigida a aquellos poco atentos o despistados. Pero, ¿de dónde proviene este dicho? ¿Hay un origen claro acerca de esta frase? Lo cierto es que no, que son varios los orígenes que se atribuyen a la mencionada expresión. ¡Ahí van algunos!

Quedarse a la luna de Valencia

Puerta de Serranos en Valencia. Foto de Centro Arrupe


El origen de la misma, y que más fuentes otorgan como cierta, es la que se refiere a las antiguas murallas que rodeaban la ciudad de Valencia. Éstas tenían unas puertas por las que acceder al interior y que eran cerradas por la noche tras el toque de queda. Aquellos rezagados que llegaban tras el cierre no podían pasar al interior y por lo tanto no tenían posibilidad de ir a dormir a sus casas, por lo que debían pasar el resto de la noche al raso, a la luna de Valencia.

Pero hay otras fuentes que nos ofrecen otros orígenes al dicho. Entre ellos el que da el periodista y escritor Vicente Vidal Corella (1905-1992) en el libro “La Valencia de otros tiempos” en el que, aparte de la versión explicada más arriba, también relata que algunos cronistas atribuyen el origen al momento de la expulsión de los moriscos de la ciudad y la acumulación de éstos en las playas de Valencia, ya que debían de ser trasladados en barcos hasta las costas de Argelia, Marruecos y Túnez, pero debido a la gran cantidad que eran no cupieron todos en las naves, prometiéndoles que regresarían a recogerlos, por lo que muchos quedaron esperando varias noches a la luna de Valencia.

Hay quién atribuye el uso de la expresión a aquellos barcos que arribaban a las costas valencianas y debido a la mala marea no podían acercarse para atracar, motivo por el que sus pasajeros permanecían a bordo, a la luna de Valencia, esperando poder desembarcar.

Por último, el origen de la expresión «estar en la luna de Valencia» podría ser mucho más sencillo: la luna es blanca y por tanto, estar en blanco sería como estar en la luna.

Fuentes consultadas : 20 Minutos, Reservas de coches, Valencia Culture.

Esta entrada fue publicada en Dichos, expresiones, refranes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a Quedarse a la luna de Valencia

  1. Ligia dijo:

    Qué curiosa expresión, lo de los pasajeros de los barcos me parece bastante creíble como origen. Abrazos

  2. Genín dijo:

    Ya, y seguro que tu y yo nos podemos inventar otras cuantas… 🙂
    Salud

  3. Ester dijo:

    Recuerdo que una Semana Santa la dediqué a la luna, la de miel, la de Valencia… pero no estoy en casa y no se buscarla. Un abrazo

    • unjubilado dijo:

      Ester Son expresiones muy conocidas, por ello en ocasiones nos repetimos a la hora de plasmarlas en un artículo.
      He encontrado tu artículo que es prácticamente igual que este, por lo visto los dos hemos consultado las mismas fuentes.
      Abrazos

      • Ester dijo:

        Eres un artista de la investigación. Un abrazo grande

        • unjubilado dijo:

          Ester La investigación es algo que me encanta. Cuando los periódicos utilizan vídeos de youtube y los camuflan como si fueran suyos, siento una enorme satisfacción si encuentro el vídeo y en ese caso ni les enlazo.

  4. Desde luego, hay para escoger… Y cualquiera de las explicaciones vale. Me decanto, no obstante, por la primera.

  5. Tawaki dijo:

    Me convencen todas menos la última, pero no creo que se descubra la verdad. Son expresiones demasiado antiguas que, además, no suelen estar documentadas.

  6. Faerie Glen dijo:

    Muy curioso, no conocía el origen de esta expresión.
    Todas podrían ser ciertas, claro. Sin embargo me quedo con la primera de todas, me gusta más que las otras.
    Gracias por compartir!
    Un beso.

Los comentarios están cerrados.