Repostaje con pan de regalo

Repostaje con pan de regaloHe ido a llenar de combustible el depósito de mi vehículo y me he llevado una sorpresa, me han regalado una barra de pan.

Como estábamos solos tres dependientes y yo, se me ha ocurrido una de mis salidas.

Al entregarme la barra de pan, mi comentario ha sido el siguiente: ¡¡¡Uyyy!!! los que me vean van a pensar mal, dirán «mira este viejo que acaba de tener un hijo».

Ante la extrañeza de uno de los dependientes, he seguido diciendo: Dicen que los hijos traen un pan debajo del brazo.

Los tres se han sonreído con desgana, pero al marcharme se me ha ocurrido volver a buscar el impreso de propaganda comentando : Voy a llevarlo a casa, no vaya a ser que mi mujer se piense que el hijo lo he tenido con otra.

Los tres han soltado una carcajada.

Yo mientras tanto pensaba : El regalo podría haber sido al revés, al comprar una barra de pan que te llenaran el depósito de combustible.

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Repostaje con pan de regalo

  1. Ligia dijo:

    Tienes un humor muy fino. La verdad es que no se me hubiera ocurrido nunca regalar un pan si me compran combustible…
    Abrazos

  2. Nalda dijo:

    Qué seríamos sin humor Jubi!!! Lo de comprar una barra de pan y que te llenen el depósito suena genial, pero no sé por qué me da a mí que los «mandamás» no van a opinar lo mismo.

    Un abrazo

  3. karo dijo:

    ***NO TIREN EL AGUA PORQUE SE ESTA AGOTANDO DE TANTO K LA DESPERDICIAMOS CUIDENLA XFA******

  4. Jajajajajja jubi
    te ha tocado la guerra del pan No se , no se no vaya a ser esto la sonada de Esquilache que por ahí vinieron otros males
    pero la verdad es que eres chistosos

    Un saludo y cometela a gusto

  5. amigoplantas dijo:

    Pues por las mañanas de casi todos los días solemos tomar unas tostadas de pan con aceite virgen (de oliva del bueno), que mmmhhhhh

    La harina integral de verdad de la uena, no de esos falsos integrales hechos a base de añadir salvado a una harina blanca, obtenida en molino de piedra a partir de la variedad Aragón 03; eso, y las manos y el cariño de mi chica puesto al amasar y cuidar de esa masa mientras «crece» arropándola como si fuera un niño pequeño que se pudiera enfriar

    No hay comparación posible en la sensación que te deja en el estómago, asi por la mañanita temprano. Seguro que esa barra de regalo iba sobrecargadísima de aditivos, y que su efecto… En fi, tú mismo.

  6. unjubilado dijo:

    A todos Lo que se le ocurre a la gente para vender más!! Por lo menos podían haber regalado el jamón y el tomate para rellenar el pan, ya que no solo de pan vive el hombre.
    Saludos

  7. carlos dijo:

    ¡Has tenido mucha suerte!. También te podrían haber regalado un niño y que él buscara su barra de pan. En fin esto del marketing tiene ya «MUCHA MIGA». 😉

Los comentarios están cerrados.