Gato desaparecido vuelve a casa

Un gato desaparecido durante tres días regresa a casa con una factura de una pescadería colgada del cuello.

Ocurrió hace unos días. Gato desaparecido vuelve a casaAunque parece que las mascotas siempre necesitan a sus cuidadores, los gatos son más independientes de lo que se cree. Durante tres días, este felino estuvo desaparecido y volvió a su casa con una sorpresa.

El protagonista de esta divertida historia se fue de casa y regresó con una deuda al cuello de parte de una pescadería, según informa un grupo de Facebook del distrito de Chang Phuak, en la ciudad tailandesa de Chiang Mai.

Sin tener ni idea de dónde había pasado el animal las últimas 72 horas, el dueño observó que portaba una cuerda alrededor del cuello de la que colgaba una nota.

Gato con notaEn ella, la responsable de una pescadería escribió su identificación y dirección con el siguiente texto: «Su gato no dejaba de mirar las caballas en mi tienda, así que le di tres».

Algunos comentarios apuntaban a que el rostro del gato no mostraba ningún arrepentimiento y otros alabaron a la pescadera por cuidar del animal.

Fuentes : 20 minutos, Los Andes.

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Gato desaparecido vuelve a casa

  1. Jenofonte dijo:

    Un perro podría mostrar arrepentimiento, arrastrarse, gemir, mover la cola… ¿Un gato? Solo mostrará el más profundo de los desprecios, ¿tres caballas? ¿tanto escándalo por tres caballas?

  2. ester dijo:

    Tuvo suerte el gato, en otras culturas habría ido a la cazuela. El dueño tendrá que pagar las andanzas del gato. Un abrazo

    • unjubilado dijo:

      -ester- Hace algún tiempo por España tuvieron que cerrar que yo recuerde dos establecimientos especializados en conejos ya que la calumnia… o quizás la verdad de que cocinaban gato en lugar de conejo, les obligó a ello, uno en Zaragoza, otro en un pueblo próximo a Madrid, que ahora no recuerdo el nombre.
      Un abrazo

  3. Susana dijo:

    Bonita historia. Un beso

  4. Frajayo dijo:

    Anda, si resulta que los tailandeses también tienen sentido del humor. Y además de su claro instinto jovial, no olvida su condición profesional y pasa factura de los gastos ocasionados por el minino de modo elocuente. Original detalle.

  5. Sara O. Durán dijo:

    Me encantó esta historia, Jubi. El gato más que feliz de la vida.
    Un abrazo.

  6. Jajajaja… Como que va a pasar hambre el gato; buenos son los felinos. Que no estaba perdido, sino de parranda, lo demuestra el hecho de que regresara a su casa de origen cuando se cansó de la pescadería.
    Los gatos son inteligentes y saben calibrar muy bien sus acciones.

  7. De seguro no es la primera, ni será la última, vez que hace algo semejante. Bien por el gato. Eso sí es vivir.

    Saludos,

    J.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *