En caso de emergencia avisar a…

Avisar-aLa leyenda urbana que se ha hecho realidad

En marzo de 2007, se organizó un pequeño revuelo a costa de una iniciativa idéntica a la presentada actualmente por Cruz Roja e Interior, sólo que entonces se difundió a través de Internet y no estaba apoyada por la Administración. Miles de personas recibieron en sus correos electrónicos un mensaje que aconsejaba añadir en la agenda del teléfono móvil una entrada con las letras ICE (In Case of Emergency, En Caso de Emergencia) y el número de contacto de una persona allegada; una iniciativa que funciona desde hace ya muchos años en otros países.
Fuente : El Pais


Hace unos días Cruz Roja Española conjuntamente con el Ministerio del Interior, pusieron en marcha una campaña, que tiene como objetivo principal lograr, que el mayor número posible de ciudadanos añadan en la agenda de su teléfono móvil el número de la persona con la que habría que ponerse en contacto en el caso de que se produzca una emergencia, bajo el nombre: «Aa» (Avisar a… + nº de teléfono)»
Fuentes :
Cruz Roja Española
Ministerio del Interior

Esta entrada fue publicada en Anotaciones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a En caso de emergencia avisar a…

  1. amigoplantas dijo:

    Eso de la tecnología está muy bien (aunque a mi que vivo estupendamente sin reloj, y sin móvil, y sin…), me desborde

    Pero mire usted, cuando por las mañanas mi chica me acompaña andandico hasta el trabajo (cosa de una hora más o menos), y por las tardes me pasa a recoger para andar otra vez hasta casa, pues yo mismamente pienso que si por un casual me da un azipitorrio pues que con esa buena compañía hasta sería la envidia de los de las ambulancias

  2. unjubilado dijo:

    amigoplantas Hace años con mi coche, atropellé un zorro en la carretera, me quedé tirado, entonces no llevaba móvil.
    Me acerqué a un poste SOS y el guardia civil de turno me solucionó todo, llamada a la grúa más cercana, llamada a mi compañía de seguros, por supuesto me preguntó si me había pasado algo.
    A partir de entonces me compré un móvil, hoy en día no salgo sin él cuando hago algún viaje. El resto del tiempo está apagado.

Los comentarios están cerrados.