El prejubilado

Todos creo que sabéis que me prejubilé de forma «voluntaria» a los 52 años.

Bien pues esta historieta recibida por correo le puede pasar a cualquiera que en la actualidad se jubile o se prejubile.

El prejubilado

El día que me prejubilé, me sentí el hombre más feliz del mundo, por fin podría vivir sin madrugar«.

Pero mi mujer pensaba otra cosa, y ya el primer día, subió la persiana a las 8 de la mañana.

– ¡Arriba, que tengo que hacer la cama!

“Cagonmisombra”, ¿las 8 y ya tenía que hacer la cama?

Me dirijo al salón, me “mimetizo” en el sofá, y me dice:

– ¡Qué haces ahí “tirao”! Levanta que tengo que pasar la aspiradora. ¿Qué, piensas pasar toda la jubilación tumbado en el sofá?

Toda la jubilación… ¡¡Si es el primer día!!

Para no discutir me fui a dar un paseo, me junte con más amigos, ahora somos unos 23. Vamos todos juntos.

A las 9 ya no hay quien ande, “ta petao de personal”.

Así que todos empezamos a madrugar cada vez más, y ahora ya nos levantamos a las 5 y media… ¡¡pa poder caminar tranquilos!!.

Vuelvo “pa casa”, me aseo y de nuevo antes de volver a salir, me dice mi mujer: – A la que vienes tráete el pan, anda, cariñín…

Luego fueron los tomates, las patatas… “Tó” lo que se la olvidaba a ella. Ayer me nombró: “encargao general de compras”.

Ahora tengo que hacer la compra y quiere que gaste poco, así que: el azúcar voy a comprarlo a Lidl, el aceite en Mercadona, el detergente en Prica, la fruta al chino y los yogures al Día.

A mis amigos, les pasó lo mismo y como somos prejubilados, que no tontos, nos separamos en grupos y vamos cada grupo por un lado, para ganar tiempo, luego repartimos las cosas y hacemos cuentas.

A las 11 nos toca la revisión de obras, tenemos controladas 18.

Vamos “pa-yá” y nos apalancamos los 23 a un lado de la obra.

En el centro, que es el mejor sitio, no podemos ponernos porque esta reservado “pa” los más veteranos, los más antiguos, los Jubilados.

Hoy lunes, un jubilado de la banca, ha dicho que estaban mal puestos unos ladrillos y ¡¡se ha armado la de Dios es Cristo!!.

En el grupo donde voy yo, hay uno que fue albañil y le ha respondido:

– Tú que sabrás, faltoso, si siempre estuviste en el banco calentando la silla. Lo sabré yo, que soy albañil.

Y otro le ha dicho:

– Que soy no, dirás que fuiste.

– Es lo mismo, eso nunca se olvida. Es como montar en bici.

A las 6 ya me están llamando, la mujer y la hija, para ir de cursillos al Centro Sociocomunitario de Coia.

– ¿Qué pasa? ¿Vas a estar “prejubilao” sin hacer nada?

¡¡ Se te va a atrofiar la cabeza!!

Así que: lunes y miércoles, tengo internet, martes y jueves, encaje de bolillos y el viernes… el viernes, baile.

A las 10, después de cenar, me siento en el sofá y caigo frito.

Es entonces cuando siento un codazo en el hombo…

– ¡¡Venga, vete “pa” la cama que ya estas roncando!!

– No, ¡¡Si debes estar “derrangáo”, todo día sin hacer nada!!”

Esta entrada fue publicada en Humor y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

26 respuestas a El prejubilado

  1. trimbolera dijo:

    Qué alegría que vuelvas y con tan buen humor. Se te echaba mucho de menos !!!

  2. Ester dijo:

    Despees de suscribir el comentario de trimbolera añado que espero que los jubilados se sientan mas libres que el de la histrorieta y te mando unos abrazos desde mis vacaciones, regreso pronto.

  3. Pues ya verás cuando empiece el curso, que tendrá que llevar/recoger a la nietada del cole y acompañarlos a las extraescolares…

    • unjubilado dijo:

      Una mirada… Afortunada o desgraciadamente en mi caso no tengo nietos, así que me evitaré recorrer como mínimo dos colegios diariamente en horario de curso escolar.

  4. A ver… ¿Por qué la cama y la aspiradora tienen que ser de ella? ¿No tiene prejubilación?

  5. Jajajajaja , estoy de pausa pero no he podido remediar leerlo y partirme.
    Por cierto, antes de que te fueras de vacaciones en dos ocasiones no pude entrar en tu blog, no dejaba.
    Vuelvo en septiembre, creo.
    Besos, y a currar, que las mujeres no se jubilan nunca y la casa es de todos, no es curro de mujeres si no de los que viven en ella 😛

    • unjubilado dijo:

      Crónicas de una Española en Viena Me alegro que te haya gustado. En mi caso mi mujer también se prejubiló, aunque efectivamente suele hacer la mayor cantidad de trabajo.
      Efectivamente hubo problemas con el blog que creo ya están solucionados totalmente.
      ¡Que disfrutes de tus vacaciones! Yo aún me tomaré algún fin de semana más y en septiembre una semana completa para visitar parte de Portugal y alguna ciudad española.
      Besos

  6. Tawaki dijo:

    Verdad como la vida misma. ¡Bienvenido!

  7. Jesus dijo:

    Bienvenido. Buenas vacas te has tomado; ahora te queda seguro uno de tus minuciosos viajes. Nos leemos.

    • unjubilado dijo:

      Jesus No, no ha habido viajes esta vez, han sido vacaciones en Broto, sin salir de allí. No obstante me queda presumiblemente, una pequeña vuelta de una semana de duración : Zoza, Madrid, Cáceres, Lisboa, ir subiendo por Portugal llegando a Santiago de Compostela y vuelta a casa pasando por León y Burgos.

  8. Genín dijo:

    Desde luego, por lo que veo, las ventajas de vivir solo son innegables… 🙂
    Salud

  9. Ligia dijo:

    Ja, ja, real como la vida misma, no te veo yo a ti haciendo encaje de bolillos…
    No te digo yo que se trabaje más de jubilado pero la verdad es que tenemos las horas ocupadas en una cosa o en la otra… afortunadamente. Y eso (en mi caso y en el tuyo) que no tenemos nietos… Abrazos

  10. Magda dijo:

    ¿Y lo de ir a buscar los nietos al cole para llevarlos los lunes y miércoles a inglés y los martes y jueves a patinaje?

    Ja, ja, ja…

  11. Calandra dijo:

    Jaja, eso le pasa por estar casado, las prejubilaciones o jubilaciones de los solteros son otra cosa.

Los comentarios están cerrados.