El Panteón

Vista panorámica interior del Panteón
Vista panorámica interior. Pulsar en la imagen para agrandarla. Foto de wikipedia

El Panteón de París fue el primer monumento de importancia de la capital francesa. Su construcción es anterior a la de monumentos como la Torre Eiffel y fue el primer lugar desde el que se podía divisar París desde las alturas. Se encuentra situado en el Barrio Latino, muy cerca de los Jardines de Luxemburgo.

La construcción del Panteón se llevó a cabo entre 1764 y 1790, siendo dirigida al inicio por Jacques-Germain Soufflot y al finalizar por Jean Baptiste Rondelet. El Panteón fue diseñado con la intención de combinar la sencillez de la arquitectura gótica con la majestuosidad de la arquitectura griega.

El Panteón en la historia : A lo largo de su historia el Panteón de París ha tenido diferentes funciones: en el siglo XIX sirvió tanto para fines religiosos como patrióticos, dependiendo del régimen político.

Bajo la Tercera República y coincidiendo con el funeral de Víctor Hugo, el Panteón se convirtió en un edificio destinado a albergar los cuerpos de los hombres ilustres.

Se encuentra en el corazón del Barrio Latino. Está rodeado por la iglesia Saint Étienne du Mont, la biblioteca de Santa Genoveva, la universidad de París I (Panthéon-Sorbonne), la universidad de París II (Panthéon-Assas), los liceos Liceo Louis-le-Grand y Henri-IV, y el ayuntamiento del V distrito.

El Panteón alberga los féretros de 65 personalidades de la historia de Francia. Entre los enterrados en el Panteón se encuentran Voltaire, Rousseau, Marat (retirado en 1794), Victor Hugo, Émile Zola, Jean Jaurès, Jean Moulin, Marie Curie, Louis Braille, Jean Monnet y Soufflot, su arquitecto. Solamente se encuentran dos mujeres, Marie Curie y Sophie Berthelot.

En 1851 Léon Foucault instaló su famoso péndulo conocido como Péndulo de Foucault; lo hizo aquí debido a que la gran altura del edificio facilitaba el experimento. Mediante este experimento se consigue demostrar la rotación de la Tierra y la existencia de la fuerza de Coriolis.

Estructuralmente, el edificio tiene 110 metros de largo por 84 metros de ancho. La fachada está decorada por un pórtico de columnas corintias coronadas por un frontón triangular realizado por D’Angers, representando una alegoría a la gloria de los grandes hombres, donde se reconoce a Voltaire, Rousseau y Bonaparte, entre otros. Un imponente domo de 83 metros de altura completa el conjunto.

Aunque las fotos no son muy buenas, -al fin y al cabo es ante todo, una necrópolis republicana donde la historia de Francia se confunde con el mundo de los científicos, escritores, eclesiásticos y hombres políticos y hay poca luz en el interior-, me he permitido publicar una serie de fotografías mal hechas, para que os hagáis una idea de que es el famoso Panteón.
Avance y retroceso manual, a pantalla completa leeréis mejor los rótulos que he creído relevantes para conocer un poco el interior del «cementerio».

Esta entrada fue publicada en París y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

22 respuestas a El Panteón

  1. Jesus dijo:

    Un nuevo trabajo de nuestro reportero favorito. Estos edificios son apabullantes por lo majestuosos, dignos de un gran país preocupado por la cultura. Iré cuando repongan el péndulo.

    • unjubilado dijo:

      Jesus Gracias por lo de portero repe, pero que conste que no me gusta el fútbol. He quedado con ellos que me avisarán para cuando haya que darle cuerda para ponerlo en marcha, así que si vamos juntos el honor de dar un gran empujón te lo cederé.

  2. Ligia dijo:

    No te perdiste nada de París… No conocía este edificio tan interesante, según nos muestras en tus imágenes, aunque sí había oído hablar del famoso péndulo, pero ni sabía dónde estaba. Gracias y abrazos

    • unjubilado dijo:

      Ligia Eso hubiera querido, no perderme nada, pero no pude llegar a todo, pese a que aún me quedan 7 artículos por publicar, hoy estoy empezando a preparar un paseo por el barrio de Montmartre, pasando por una calle que tiene un pequeño museo muy especial, llegando a la Basílica del Sagrado Corazón y terminando en la plaza donde los pintores pintan a los paseantes y exponen sus obras, es un barrio muy bohemio.
      Abrazos

  3. Yo que tú contrataba ya el viaje para dentro de tres años y así te saldrá más barato.

    • unjubilado dijo:

      Senior citizen Imposible, con las nuevas tecnologías… «Hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad», seguramente dentro de tres años ya no existan aviones, se habrán fabricado unas máquinas transportadoras de materia, que por unos céntimos te transportarán de forma inmediata a cualquier lugar del mundo.
      Dígame donde quiere viajar.
      – Al Panteón…
      Ha dicho usted al Partenón.
      – Noooo, he dicho Panteón.
      Confirmado, trasportándole al Partenón, que tenga un buen viaje.

  4. Calandra dijo:

    No me cabe ninguna duda de que este viaje a París fue aprovechado al máximo y que supiste captarlo muy bien para mostrárnoslo luego a través de tus fotos y tus explicaciones. Gracias.

    • unjubilado dijo:

      Calandra Gracias a ti. Me gusta ser preciso en mis aseveraciones, no siempre acierto, sin embargo esto debe de ser deformación profesional de la vida que tuve no solamente como profesor colaborador, sino de algo mucho anterior desde que entré en Telefónica, y que ayer en el almuerzo semanal me dijo un compañero de trabajo, «Cuando te fuiste de la radio, muchos lo sentimos, eras el único que era capaz de enseñarnos los fundamentos del trabajo que teníamos que desarrollar»
      Ya se que esto es echarme flores a mi tejado, pero es que me dejó realmente pensando en pequeñas anécdotas que me fueron surgiendo en mi época en el trabajo.

  5. Anarkasis dijo:

    mira que hay cosas que ver en París, y va usté y se mete en un panteón, (además horroroso pa mi gusto), que no se donde le ve usté la gotica cayendo,
    ¡¡con la de tiendas que hay por allí llenas de ropa!!

    • unjubilado dijo:

      Anarkasis Es que como lo de la ropica, es muy normal en las mujeres y por supuesto en algunos hombres, ya no es noticia, debido a que no hace falta salir de la ciudad donde vive uno para encontrar todo tipo de tiendas, desde donde regalan un abrigo de pieles por el mero hecho de traspasar el umbral de la peletería a cobrarte por entrar en una tienda de ropa barata ¿o será al revés?
      Por supuesto también visitamos Les Galeries Lafayette (no me gusta decirlo en francés, pero hace mucho más pomposo) y después de comprobar la lista de compras que llevábamos y casi empezar a comprar, recapacitamos y se quedó todo en el aire ya que íbamos a tener problemas a la vuelta con el equipaje que íbamos a llevar en el avión.
      Seguramente también haga una crónica de las galerías Lafayette, aunque el edificio en si, es tan feo como este y por supuesto la algarabía es mucho mayor, con el inconveniente de que un vigilante, vestido eso si de rigurosa etiqueta y con el pinganillo en la oreja, no te pierde de vista si tu no vas también vestido de domingo.

  6. Genín dijo:

    Cuando veo estas construcciones y los hospitales africanos donde se combate el ébola, se me arruga el corazón…
    salud

    • unjubilado dijo:

      Genín Desgraciadamente las diferencias en el mundo son enormes, pero tampoco hace falta salir de España para ver algo parecido, solamente hay que acercarse a los vertederos de las grandes ciudades, para ver la pobreza existente.
      Saludos

  7. Ester dijo:

    Muy bueno, me ha gustado mucho, como los otros o un poquito mas. El tuyo fue un viaje bien aprovechado y nosotros lo podemos disfrutar. Un abrazo

    • unjubilado dijo:

      Ester En ocasiones pienso que doy excesiva información y con eso se corre el riesgo de que no se lea, por lo que procuraré quedarme en un justo término, claro que nunca se sabe cual es esa línea medía.
      Un abrazo

  8. Laura. M dijo:

    Vayaaaa…. Estuve en esa puerta pero no entré 🙁 Si vuelvo lo haré.
    Todo no se puede ver en un viaje 😉
    Un beso.

  9. Cualquier dia se pone en contacto contigo el embajador gabacho para comunicarte que la République te ha concedido la Legión de Honor por los servicios prestados.

    • unjubilado dijo:

      Una mirada… Ya lo hizo el cónsul general de Francia en Barcelona, pero la medalla me la tenía que pagar yo y los posibles viajes a París serían a costa del erario público francés, pero me dijo que no quería tomar ejemplo de España que luego se contagiaba todo. Yo me tuve que callar pero pensé… 🙂 😉

Los comentarios están cerrados.