Cestería

La cestería es el arte necesario para fabricar cestas, canastos, capachos, espuertas… Las personas dedicadas a este trabajo se denominan canasteros o cesteros.

Cestas
Fotos propias, pulsar en todas ellas para verlas más grandes.

Para llegar a fabricar estas cestas, lo primero que hace falta es seleccionar la materia prima. En este caso concreto es el mimbre.

Cestería

A las orillas del río Ara en Broto, una familia de cesteros se dedicaba a este oficio artesano.

El mimbre procede de un arbusto parecido al sauce, de cuyo tronco nacen muchas ramas largas, delgadas y flexibles, a las que hay que pelar y eliminar las hojas para dejarlas de la manera en la que se pueden trabajar. Primero se secan ligeramente, pero si están mucho tiempo al sol, las hay que reunir y rodear con un paño húmero para evitar que se sequen excesivamente.

Cestería
Padre e hijo preparando una nueva base para fabricar una cesta de encargo

Yo los quería ver a los tres trabajando, así que he vuelto al sitio donde se encontraban y me los he encontrado de esta guisa. En el centro de la imagen se puede observar varios mimbres cubiertos por una tela humedecida para evitar que se sequen excesivamente.

Cestería

He entablado conversación con ellos y mientras se ponían a trabajar para poder entregar varios de los encargos que les habían hecho, me han contado que les ha visitado la Guardia Civil y les ha dicho que trabajar lo podían hacer sin problemas, pero dormir en la furgoneta que tienen no era posible, ya que eso era una acampada y les han sugerido que alquilaran un piso para dormir.

Cestería

El cabeza de familia les ha dicho que un piso en Broto como mínimo era de 800 a 900 euros el más barato y que ellos solamente conseguían al mes unos 400 ó 500 euros con la venta de las cestas, por lo que para ellos era inviable alquilar una habitación. También se habían acercado al camping de Oto para preguntar el precio por acampar con su furgoneta y se han ido desilusionados, 50 euros la noche.

Seguramente este nuevo fin de semana me acercaré a Broto, me gustaría volver a verlos, pero, la G.C. dice que deben tener en cuenta que la acampada libre está prohibida en todo el territorio de la Comunidad Autónoma de Aragón. Existe a tal efecto un Decreto de Departamento de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón (BOA nº 58, Decreto 79/1990 de 8 de mayo) que regula las acampadas de turismo y otras modalidades. En este decreto no se incluyen las acampadas juveniles, que se regulan en el Decreto 68/1997 BOA nº 58 de 13 de Mayo… Y para la G.C. dormir en su furgoneta es acampada libre, aunque permitan que trabajen a las orillas del río.

Esta entrada ha sido publicada en Anotaciones y etiquetada como , , , , . Guarda el enlace permanente.

24 respuestas a Cestería

  1. Calandra dijo:

    Me encantan los cestos de mimbre, en mi casa tengo unos cuantos que utilizo mucho.
    Siento que la vida se le complique a esta familia a la hora de pernoctar pero supongo que esa ley no se habrá hecho por capricho.

    • unjubilado dijo:

      CalandraEn este decreto no se incluyen las acampadas juveniles…“, creo que si los padres traen a sus 7 hijos con 38 años que tiene el hombre, se les podría considerar como una acampada juvenil y si en la acampada incluyen a sus nietos que ya los tienen, no hay duda de la juventud de todos los miembros de la familia. Cuatro de sus hijos, los mayores, ya se han independizado.

  2. Pobre gente. No le hacen daño a nadie durmiendo en su furgoneta. Yo conozco personas que hacen acapada libre con las autocaravanas en cualquier parte. ¿No es lo mismo?

    • unjubilado dijo:

      Senior citizen Si, efectivamente así es, me lo comentaban muy doloridos ya que pensaban que algún paseante o vecino de la urbanización les podría haber denunciado. No están dentro de la urbanización, se encuentran en un camino muy transitado para pasear hasta un pueblo vecino, Sarvisé.
      Unas personas mayores del pueblo se ofrecieron para hablar con la alcaldesa de Broto para ver si podía hacer algo.
      Me gustaría volver a encontrármelos este fin de semana, los padres del hombre ya trabajaban en Broto en verano haciendo cestas y su lugar de residencia cuando iban al pueblo, era el puente desde el que se hacen las fotos de Mondarruego, esas fotos en las que se ven los cables de la luz y del teléfono en mitad de la imagen.

  3. Curiosamente, aquí les llamamos mimbres a los sauces, esos que les llaman “llorones”.

  4. trimbolera dijo:

    Mi padre y mi abuelo sabían hacer cestos, cestas, capazas … guardo una caracolera.
    Preciosas las fotos de los laterales.
    (Emilio, voy a dejar de comentar en todos los blogs)

    • unjubilado dijo:

      trimbolera La foto la conoces de sobra, de fondo suelo utilizar una muy pequeña dependiendo del momento anímico que me encuentre.
      Los blogs no son una obligación, cada uno es muy dueño de publicar una o varias veces al día, o dejar de hacerlo cuando así lo considere conveniente, igual ocurre con los comentarios. Me imagino que tus razones tendrás, yo he pasado por varias etapas publicando dos y tres veces al día, sin contestar los comentarios que me hacían en mi blog, y casi sin visitar ni comentar en los habituales. A día de hoy, llevo casi 10 años con el blog, prefiero publicar una sola entrada diaria y olvidarme de todo cuando viajo o cuando no estoy en casa y no verme en la tesitura de obligarme a publicar de malas maneras, prefiero desconectar y olvidarme del blog por un tiempo.
      En verano es la peor época, ya que la gente está de vacaciones y las visitas y comentarios disminuyen drásticamente.
      Un abrazo

      • trimbolera dijo:

        Lo que me pasa es que leer los blog me encanta por su variedad e ingenio, pero comentar me está costando un esfuerzo que, como tu dices, se siente como una obligación, un querer corresponder a esa persona que ha puesto su tiempo y su esfuerzo para que yo lo lea. No voy a comentar a riesgo de que tampoco me comenten a mi porque no me quiero crear obligaciones que, además, no son necesarias para nadie. El día que el blog me suponga un esfuerzo … me despediré igualmente. Voy a seguirte puntualmente aunque no te lo diga porque tu blog es como el pan de cada día. Besicos.

  5. Jesus dijo:

    Estos oficios se van perdiendo, y es una lástima. Este hombre es lo que ahora llamamos un “maestro artesano”, y por poco que se esfuerze un concejal, podría organizarle que diera clases de cestería a los jóvenes, con importe suficiente para pagarse el alquiler. No es ninguna barbaridad de importe, cuanto tanto se despilfarra en nimiedades. Bienvenido, espero la hayas pasado bien.

  6. Genín dijo:

    Vale, la ley es la ley, pero todas tienen sus excepciones, y esta es una muy clara, pero en fin, ya conocemos como funcionan las leyes con los mas débiles, seguro que a Rato le hubieran puesto escolta para que durmiera tranquilo…
    Otra cosa que no quiero dejar que pase por alto es el precio de los alquileres en ese pueblo, gente como yo que gana 630€, o los sin trabajo, o los de contratos basura y no tan basura, incluso un mileurista que ya quisieran muchos serlo, supongo que nos tendríamos que poner a atracar en horas fuera de trabajo para sacar para el alquiler, yo soy muy sensible para estas cosas porque si no hubiera comprado mi parcela y construido el ranchito mientras trabajaba ahora tendria que vivir de prestado en casa de una de mis hijas y dar el coñazo. Es que con esos alquileres ¿Cuanto hay que ganar para vivir ahí pagando todos los demás gastos además del alquiler?
    Una idea que pudiera funcionar para esa gente, es que se buscaran a alguien, que les diera permiso para “aparcar” en su parcela, quizá el mismo ayuntamiento, ya no seria acampar, a ver si en uno de tus paseos los ves y se lo dices, por favor… 🙂
    Salud

    • unjubilado dijo:

      Genín El precio de las casas en los sitios turísticos es realmente muy alto. No obstante si se va a estar bastante más tiempo, el precio baja mucho. Antes de hacer allí mi casa, alquilé una vivienda durante 6 meses y el precio era realmente barato, pero alquilar algo en época alta es muy costoso.
      Otra idea a tener en cuenta, que si les veo se lo diré, he incluso hablaré con la alcaldesa.
      Saludos

  7. Teresita dijo:

    Es la primera vez que paso por su blog y me parece súper interesante, si me permite, lo sigo con todo gusto.

    • unjubilado dijo:

      Teresita Antes de nada gracias por la visita, creo que vienes desde muy lejos, en concreto desde Buenos Aires, en segundo lugar si me llamas de tu como me trata toda la gente que me visita, me hace sentir más joven, aunque por la edad que tengo esto es muy difícil, y por último puedes venir cuando gustes a esta tu casa sin necesidad de pedir permiso.
      Desde Zaragoza (España), un saludo hasta el otro lado del charco.

  8. Me adhiero a la sugerencia de Genín; seguro que el Ayuntamiento o un particular podría cederles un lugar donde aparcar la furgoneta y dormir. Además, el decreto sobre acampadas sí permite la acampada itinerante de hasta tres noches a un máximo de nueve personas y tres vehículos siempre y cuando no se hallen en una zona concurrida, están a más de un kilómetro de un núcleo habitado y a más de cinco de un camping. Con esas premisas, podrían quedarse por la zona, incluso más de tres noches si tuvieran la agudeza de ir moviendo la furgoneta transcurridos los tres días de permiso. La clave -y hablo por experiencia- no es dónde trabajen o vendan sus cestos sino ir variando el lugar de la pernocta.

    • unjubilado dijo:

      Una mirada… No conocía esa normativa y me imagino que ellos tampoco ya que en caso contrario seguramente lo habrían hecho. El problema son los cinco kilómetros de distancia hasta un camping, ya que Oto se encuentra a menor distancia.
      En las parcelas en la urbanización, no es posible ya que no cabe por la puerta incluso si una excavadora o un pequeño camión tuviera que entrar hay que tirar parte del muro del cerramiento para poder hacerlo. Pero existen campos o parcelas vacías que pidiendo el favor al propietario…
      Espero que cuando vuelva les hayan encontrado alguna solución o cuando menos que no se hayan marchado.

  9. Esto me encanta!!! Cuando tengas un tiempito libre, ven a esta entrada, en uno de los lugares más lindos de México. Allí se inspiró José Saramago para escribir “La caverna.”

    thttp://saboranisestrella.blogspot.mx/2011/04/al-ritmo-de-los-tejedores-de-becal.html

    Más besitos de anís y Vick, jajaja.

Los comentarios están cerrados.