Cambia tus palabras

Dicen que había un ciego sentado al pie de una escalinata, con una gorra a sus pies y un pedazo de cartón, en el que se leía : “Soy ciego. Ayuda por favor

En esto pasó una publicista que sin su permiso y sin echarle una moneda, tomó el cartel, le dio la vuelta, tomó una tiza y escribió otro anuncio.

Volvió a poner el pedazo de cartón sobre los pies del ciego y se fue.

Por la tarde la mujer volvió a pasar frente al ciego que pedía limosna, su gorra estaba llena de billetes y monedas.

El ciego reconoció sus pasos y le preguntó qué había puesto en el cartel.

La joven publicista le contestó : “Nada que no sea tan cierto como tu anuncio, pero con otras palabras”, sonrió y siguió su camino.

El ciego nunca lo supo, pero su nuevo cartel decía : Es un día hermoso y no puedo verlo.

Cambiemos de estrategia cuando no nos salgan las cosas, y veremos que las cosas pueden cambiar.

Esta entrada fue publicada en Desclasificados y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

22 respuestas a Cambia tus palabras

  1. Jesus dijo:

    Una vieja historia posiblemente cierta. Nunca vemos lo que tenemos delante, y muy pocas veces nos ponemos en lugar de otro mas necesitado, Caridad es ponerse en su lugar, no dar una moneda, pero al menos ayudemos.

    • unjubilado dijo:

      Jesus Tienes mucha razón, en ocasiones no es suficiente con dar unas monedas aunque esto por supuesto ayude, caridad es atacar el problema de fondo.
      Algo así debería de pasar con todos los refugiados que están acudiendo a varios países europeos, si dejara de haber guerra el problema se habría terminado de manera radical, pero «¿Quién le pone el cascabel al gato?

  2. trimbolera dijo:

    Es verdad, algunas palabras llegan directas al corazón.

    • unjubilado dijo:

      trimbolera Eso lo tengo yo clarísimo, como consecuencia de haber impartido muchas clases a lo largo de mi vida, según como te expreses, te hacen más o menos caso y entienden lo que les quieres comunicar.

  3. francisco dijo:

    ….cambiar las palabras, como suelen hacer los politicos, estamos en el buen camino hemos hecho los deberes y estamos despegando. Espero que no subamos a mucha altura, así el batacazo sera más soportable.
    Hace un frío que pela pero a pesar de la húmedad luce el sol.
    Un saludo

    • unjubilado dijo:

      francisco El arte de colocar las palabras en su contexto suele ser preludio de que los oyentes se van a interesar por lo que comentas, pero claro la semántica tiene también sus detractores y es que el que la domina es capaz de compartir algo que de otra manera no lo hubiera conseguido.

  4. Ester dijo:

    Las cosas bien dichas suenan mejor y son mas receptivas, es una historia que seguramente sea cierta pero que no importa si no lo es, es una llamada de atención. Abrazos

    • unjubilado dijo:

      Ester Es un ejemplo, pero seguramente podría valer. No es lo mismo llamar directamente a una persona embustera, que decirle caballero, usted no siempre dice la verdad.
      Dicho de la primera forma, nos va a mandar a paseo y no vamos a poder seguir dialogando, pero si lo decimos cambiando las palabras, seguramente podremos continuar la conversación con esta persona.
      Abrazos

  5. Esta publicista se inspiró en los versos de Icaza en la Alhambra:

    Dale limosna, mujer,
    que no hay en la vida nada
    como la pena de ser
    ciego en Granada.

    • unjubilado dijo:

      Senior citizen Es posible, aunque la publicista no pedía a nadie que le diera limosna, simplemente decía algo totalmente cierto «Es un día hermoso y no puedo verlo«

  6. Ligia dijo:

    También me acordé de los versos del ciego en Granada… A veces hay que «medir» las palabras para que tengan el efecto deseado. Abrazos

    • unjubilado dijo:

      Ligia Eso de medir las palabras… cuanta razón tienes y te lo digo con conocimiento de causa. Debido a mis cursillos impartidos a mis compañeros sobre las tareas en las que trabajaba, el decir algo de una manera u otra implicaba que todos me atendieran, o hubiera unos cuantos que al menos en esa clase los «perdía».

  7. Genín dijo:

    Pues mira por donde, aunque nadie se lo crea, es uno de los mejores consejos que he escuchado nunca, se puede usar diariamente…
    Gracias chaval… 🙂
    Salud y abrazo

  8. Sí , tienes razón. Hay que cambiar de estrategia aunque cueste .
    Creo que había oído esa historia. La frase del publicista es genial.
    Besos

  9. Es muy bueno el mensaje: cambiar de estrategia’ como bien expresas en tu cierre puede rendir grandes frutos, en cualquier cosa que hagamos.
    Abrazo.

    • unjubilado dijo:

      Sara O. Durán Aunque no es lo mismo, es lo que hacen los políticos para que su programa lo veamos con buenos ojos y en ocasiones consiguen unos resultados espectaculares, aunque en el caso de ellos luego nos engañan y no cumplen lo prometido.
      Abrazos

  10. Nélida dijo:

    Pues sí, muy cierto.
    Tendemos a valorar las cosas cuando no las tenemos….o cuando algo o alguien nos recuerda que no las tiene de esa manera.

    Un beso. Bonita entrada.

  11. Calandra dijo:

    Está claro que una ayuda nunca viene mal, al ciego por lo menos le resultó positiva.

Los comentarios están cerrados.