¿Black Friday o Black Fraude?

Ofertar falsos descuentos le sale muy barato a las empresas. Los controles son escasos o inexistentes y las pocas ocasiones en que se aplican multas, sus cuantías son ridículas.

Black Friday

Día del Black Friday, en un gran almacén Target de Estados Unidos, 2009

Junto a los descuentos reales también hay falsas bajadas de precios. Descuentos fake consistentes en carteles donde las empresas inventan precios anteriores que nunca existieron. O precios anteriores que solo se aplicaron en la tienda durante unos días para poder aparentar que ahora les meten un gran descuento.

Por eso vemos carteles con el reclamo del Black Friday por todos lados. Grandes almacenes, hipermercados, tiendas de ropa, de productos tecnológicos… Los vemos incluso en clínicas dentales, talleres de vehículos, academias de formación profesional, mercadillos de venta ambulante…

Y es que una de las fórmulas más eficaces para aumentar las ventas es anunciar descuentos. Descuentos de un día, de tres, de una semana, de un mes… De hecho, el Black Friday ya no se limita al último viernes de noviembre. Hay establecimientos que prolongan esta modalidad de ofertas con supuestos descuentos al fin de semana, una semana completa, diez días o incluso todo el mes.

Black Friday

“Hasta el 80%”, dicen algunos reclamos publicitarios. ¿Cómo pueden permitirse poner tantas cosas tan “baratas” durante tanto tiempo? ¿No será que los meses en que no les aplican descuentos sus precios están inflados? ¿No será que los precios “normales” son los de las temporadas de descuentos y el resto del año les meten un margen bestial? ¿No será que muchos de esos descuentos son falsos?

¿Quién controla todo esto? ¿Visitan los inspectores de consumo los establecimientos o sus páginas web unos días o unas semanas antes de que comiencen las temporadas de descuentos para levantar acta de los precios de una serie de productos y vuelven a visitarlos cuando ya están en marcha para comprobar si los descuentos son reales?

Que cada uno piense lo que quiera.

Créditos : Diario red, Newtral.es, El Tiempo.

Esta entrada ha sido publicada en Anotaciones y etiquetada como , , , . Guarda el enlace permanente.

19 respuestas a ¿Black Friday o Black Fraude?

  1. Piruja dijo:

    Hola, yo pienso como tu, que es un fraude a lo grande y como no existe control de ninguna clase, hacen lo que quieren, vender para perder te aseguro que no lo hace nadie, por lo tanto yo no me creo nada de todo esto, han habido programas que han seguido los precios antes y despues, y esta bien claro que inflan los precios para luego bajarlos y dejarlos al precio normal que tenian antes de inflarlos, yo no compro en estos dias aparte que no voy a comprar por comprar como hacen muchos, y esperate, a partir de mañana es en los pequeños comercios, en fin.

    Besos.

    • unjubilado dijo:

      -Piruja- En la mayoría de los casos en un fraude descarado, pero consentido, por lo que en realidad no podemos reclamar, así que se quedará hasta que alguien de muy arriba eche el resto y empiece a comprobar y poner multas acorde con los beneficios que lo establecimientos adquieran.
      Besos

  2. Sara O. Durán dijo:

    Una verdadera trampa. Pienso lo mismo que ustedes.
    Un abrazo.

  3. Conozco una plataforma de venta on line que parece de locos, pues tiene el mismo artículo con varios precios, desde 0,30€ a cerca de 100€.

    • unjubilado dijo:

      -Senior citizen- Hay mucha diferencia, pero podría ser, algo parecido a lo que me ocurrió a mi en el trabajo.Yo solía llevar un jersey rojo de la marca Lacoste, la del cocodrilo, y un día aparece un compañero con el mismo jersey, igualito, bueno… casi igual, pero no veías la diferencia, en eso no nos solemos preocupar los hombres. Como en las oficias hacía calor nos los quitábamos y los colgábamos en una percha común.
      Uno de los días salía unos momentos antes que los demás y me pongo “mi jersey” y al ponérmelo lo encontré basto, tosco y te arañaba al ponértelo, enseguida miro la percha y allí había otro Lacoste igual, me lo quité inmediatamente y me vio el compañero y cuando me estaba poniendo el mío, me dice muy serio “ves, es de imitación pero no se distinguen, seguro que a ti te habrá costado tres o cuatro veces lo que a mi en unos chinos
      Yo le di la razón y pensé, “nunca hubiera imaginado que aunque a la vista parecen iguales hubiera tan enorme diferencias en la calidad de la lana, si parece la de un puerco espín”

  4. emilio dijo:

    Que preguntas haces, ¿Quién controla todo esto? ¿Visitan los inspectores de consumo…?, las respuestas las conoces tan bien como mucha gente, aquí ni se controla ni hay inspectores suficientes.
    Saludos

    • unjubilado dijo:

      -emilio- En realidad no es una pregunta, era una afirmación, pero que más da si consentimos, aguantamos y no nos quejamos y eso que todos lo sabemos, habría que inventar una palabra para estos casos o quizás ya existe y soy yo el que no la recuerda.
      Saludos

      • emilio dijo:

        Muchas de esa culpa es nuestra y la falta de amor al asociacionismo de consumidores y usuarios, estas asociaciones están más solas que la una, si fueran fuertes y pudieran hacer huelga a determinados supermercados o centros de consumo ya veriamos como sería otra cosa, podríamos forzar al gobierno a intervenir.

        • unjubilado dijo:

          -emilio- De joven decían que yo era un líder, entonces no sabía ni que significaba eso, cuando entre en Telefónica en el 66 pensaban lo mismo de mi, casi todos querían venir conmigo, muchos me seguían cuando proponía algo, pedí prorroga en la mili, para terminar mi periodo de pruebas de operador, tuve la mala suerte que me destinaron a Sidi Ifni cuando se me terminó el periodo de pruebas, allí traté de seguir siendo yo mismo y mis superiores me empezaron a recortar la alas, cuando terminé el periodo militar, volví a mis andanzas y como mando intermedio, me enfrentaba a mis jefes a favor de mis compañeros y empecé a darme cuanta de que muchos simplemente me seguían por beneficios propios, si había que arrimar el ala no tenían tiempo o tenían otras cosas más importantes que hacer, así que poco a poco me empecé a volver un pasota, no lo conseguí pero dejé de preocuparme un poco de todo.
          Saludos

  5. Frajayo dijo:

    ¡Ah! ¿Pero es que hasta hay inspectores de consumo? Que me perdonen porque cumplirán con su cometido con toda eficacia y honradez no lo pongo en duda, pero ¿hay los suficientes como para que esa eficacia que se les supone, llegue a todas partes?. Bueno, bueno, me voy porque no sé en que jardín me estoy metiendo.

    • unjubilado dijo:

      -Frajayo- Si que hay inspectores, pero harían falta muchos más, como mínimo los mismos que la cantidad de políticos que hay en España, en la Cortes, en los parlamentos, en la autonomías, en las comunidades…
      Según un articulo que apareció recientemente en un diario ““La gigantesca ruina de España no son las pensiones de nuestros mayores. Son los 470.000 políticos cobrando sueldazos

  6. Susana dijo:

    Yo creo que nadie controla nada. Un beso

    • unjubilado dijo:

      -Susana- Esporádicamente la OCU, puede ir a varios establecimientos pero en definitiva solo puede aconsejar a comprobar los precios antes y después del famoso Viernes Negro.

  7. bisílaba dijo:

    Aquí sí que se le puede aplicar aquello de que “a río revuelto ganancia de pescadores” y entre tantas ofertas y descuentazos de un día y alguno serio, se camuflan esa mayoría de la que ya todos desconfiamos y con sobrados motivos.
    Un abrazo, feliz semana, Jubi.

  8. Alí Reyes H dijo:

    Esto de los descuentos de navidades es como contradictorio, pero vale.
    Te cuento que trabajo en un supermercado donde los tres o cuatro últimos días del mes se coloca casi toda la mercancía en oferta. Se le llama “etiqueta roja” pues eso se pone en el producto para saber que está en oferta. Puede ser que no me creas, pero lo que no se ha vendido en todo el mes, sale en esos cuatro días. Compran por bultos, cajas y estibas completas, sobre todo para la reventa. Esos días, los empleados casi que salimos en camilla. Es brutal. Esta semana nos va a tocar. El único mes que no se hace eso es diciembre.

    Hice una entrada acerca de una canción,para mí desconocida, de Roberto Carlos, espero que pases por allá para que la oigas

    • unjubilado dijo:

      -Alí Reyes H- Como experto empleado en un supermercado tienes más información que nosotros y por lo tanto mayor credibilidad, independientemente que aquí se llama de una manera y allí de otra.
      Esperemos que tras las rebajas todo vuelva a su cauce normal.
      Saludos

  9. Sabius dijo:

    Hay varias web de seguimiento de precios de productos y referencias de las grandes compañías de distribución, las conozco porque las usa mi hijo mayor en cuanto a productos electrónicos y componentes. Allí se ven gráficas de la evolución de los precios por meses, semanas y días. Hay algunas honrosas excepciones en las que el precio en estas fechas es realmente una buena oferta. Pero son eso… excepciones, porque en otros productos se ve perfectamente la evolución del precio y es muy simple. Subida de finales de agosto a noviembre y bajada en noviembre para volver al precio original de finales de agosto. No lo considero un timo, porque está al alcance de cualquiera, pero digamos que es una vieja estrategia comercial y sicológica, basada en los deseos de los clientes y en las compras compulsivas . Un abrazo.

Los comentarios están cerrados.