86 aniversario del asesinato de García Lorca

El insigne poeta fusilado a manos franquistas, símbolo de los desaparecidos de la guerra.

Como cada 18 de agosto, desde hace 86 años, España conmemora la muerte del poeta y dramaturgo andaluz Federico García Lorca, fusilado en el barranco de Viznar (Granada) a manos del régimen franquista, por «socialista, masón y homosexual», según el informe de la Jefatura Superior de Policía de Granada de 1965.

18 de agosto de 1936: una herida abierta en Granada

El 14 de julio de 1936 Lorca se instaló en casa de los padres de su amigo Luis Rosales (poeta de corte falangista) para ponerse a salvo de la turbulenta situación política que azuzaba el país. La violencia había tomado las calles y el ruido de sables cada vez era más sonoro. Sin embargo, víctima de un chivatazo, el poeta fue detenido poco más de un mes después, siendo trasladado a a la sede del Gobierno Civil.

Allí pasó sus últimas 48 horas , pese a los intentos en balde de los hermanos Rosales y Manuel de Falla de convencer al Gobernador Civil, José Valdés, para que liberara al poeta.

En la madrugada del 17 al 18 de agosto de 1936, fue desplazado por oficiales golpistas junto a cuatro prisioneros hasta la carretera que transcurre desde Víznar a Alfacar. Pasadas las 03:00 de la madrugada, los disparos acabaron con la vida del autor de tan solo 38 años.

La luna vino a la fragua
Con su polisón de nardos
El niño la mira, mira
El niño la está mirando
En el aire conmovido
Mueve la luna sus brazos
Y enseña, lúbrica y pura
Sus senos de duro estaño
Huye luna, luna, luna
Si vinieran los gitanos
Harían con tu corazón
Collares y anillos blancos
Niño, déjame que baile
Cuando vengan los gitanos
Te encontrarán sobre el yunque
Con los ojillos cerrados
Huye luna, luna
Luna, que ya siento sus caballos
Niño, déjame
No pises mi blancor almidonado
El jinete se acercaba
Tocando el tambor del llano
Dentro de la fragua, el niño
Tiene los ojos cerrados
Por el olivar venían
Bronce y sueño, los gitanos
Las cabezas levantadas
Y los ojos entornados
¡Cómo canta la zumaya!
Ay, ¡cómo canta en el árbol!
Por el cielo va la luna
Con un niño de la mano
Dentro de la fragua lloran
Dando gritos, los gitanos
El aire la vela, vela
El aire la está velando

El que desee acceder al análisis del Romance de la Luna Luna, puede hacerlo pinchando en el este enlace.

Esta entrada ha sido publicada en Anotaciones y etiquetada como , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a 86 aniversario del asesinato de García Lorca

  1. Sara O. Durán dijo:

    Muchos años ya, el tiempo vuela y sin embargo hay duelos que son para siempre, cómo este, porque él es un inmortal.
    Abrazos, Jubi.

  2. Si muero,
    dejad el balcón abierto.

    El niño come naranjas.
    (Desde mi balcón lo veo).

    El segador siega el trigo.
    (Desde mi balcón lo siento).

    ¡Si muero,
    dejad el balcón abierto!

    https://flic.kr/p/a64jph

  3. Frajayo dijo:

    Hermoso romance. Bueno como todo lo que prendió en su inagotable imaginación de poeta del buen hacer. Piensas en estos prodigios de la naturaleza y cada vez repulsas más le hediondez de las guerras,

  4. Laura.M dijo:

    Dejó mucho. Siempre se le recordará.
    Buen fin de semana.
    Un abrazo.

  5. Magda dijo:

    La serie española de TV «El ministerio del tiempo» tiene un episodio dedicado a Lorca y es de los mejores episodios de la serie en mi opinión, se le recuerda en su juventud y el actor que lo encarna lo hace magistralmente.

    Saludos con el fin de semana a la vista.

  6. Magnifica entrada, texto preciso, claro y conciso. Ya intuía que en el aniversario del eterno y universal Federico le dedicaría un recordatorio/homenaje…me uno a él.
    Emilio, he intentado entrar pulsando sobre -río Guadalquivir- y no se me abre…informo.
    Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.