Se rompe en dos un carguero

Un carguero de 114 metros de eslora se rompe frente a las costas de Turquía y fallecen 5 de los 12 tripulantes de la nave ucraniana Arvin.

Se rompe en dos un carguero
Pulsar en la imagen para ver como se rompe.

El canal ucraniano 7 Kanal publicó este viernes una grabación hecha desde el puente de mando del carguero Arvin en el momento de su hundimiento, el 17 de enero, cerca del puerto turco de Bartin, en el suroeste del mar Negro.

Construido en 1975 en Checoslovaquia, el Arvin tenía 114 metros de eslora y 14 de manga. Su peso muerto era de 3.509 toneladas. En su último viaje navegaba de Georgia a Bulgaria bajo la bandera de Palau. El carguero pertenecía a la compañía ucraniana Arvin Shipping LTD.

Esta entrada ha sido publicada en Anotaciones y etiquetada como , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Se rompe en dos un carguero

  1. Creí que se iba a ver desprenderse la proa.

  2. Susana dijo:

    Impresionante. Pobre gente. Un beso

  3. Los desastres se compatibilizan con la pandemia primorosamente. Qué triste esas vidas perdidas.

    • unjubilado dijo:

      -Una mirada…- Lo publiqué como noticia curiosa, tenía 46 años , ¿cuantas inspecciones y reparaciones le habían hecho, que tipo de productos solía transportar…?
      La pena ha sido esos cinco marineros fallecidos.
      Acabo de leer que En la actualidad suelen estar construidos de acero y, salvo algunas excepciones, su vida media es de entre 25 y 30 años antes de ser desmantelados.

  4. Frodo dijo:

    Tremendo, impresionante! Una cosa de locos
    Pobres marineros, la que les tocó

  5. Tawaki dijo:

    Impresionante. Nunca olvidaré el día que conversaba con un capitán de barcos de transporte y cómo nos describía el crujir del casco al enfrentar las olas. Los que estamos en tierra no somos conscientes del peligro de la mar.

    • unjubilado dijo:

      -Tawaki- Estos tuvieron mala suerte, bien es verdad que el carguero ya era muy antiguo y no sabemos el mantenimiento que se le pudiera hacer. Yo tampoco soy hombre de mar, me mareo nada más que piso un barco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *