Real fábrica de tabacos de Sevilla

El edificio de la antigua Real Fábrica de Tabacos, hoy Universidad de Sevilla, es una agradable visita que merece la pena disfrutar. Al contar Sevilla con la Casa de Contratación donde desde el siglo XV llegaba el tabaco procedente de América, se instalaron en la ciudad varias manufacturas tabaqueras.

Real fábrica de tabacos de Sevilla
Fotos propias. Fachada principal de la Real fábrica de tabacos de Sevilla

La vieja sede de la tabacalera de Carmen, hoy Universidad de letras. Al contar Sevilla con la Casa de Contratación donde desde el siglo XV llegaba el tabaco procedente de América, se instalaron en la ciudad varias manufacturas tabaqueras.

Real fábrica de tabacos de Sevilla
Detalle de la fachada

En el siglo XVIII se decide construir La Real Fábrica de Tabacos de Sevilla, un edificio de piedra, a extramuros de la ciudad, de grandes dimensiones y de estilos renacentista-medieval y barroco.
En ella se fabricaba tabaco en polvo, de consumo habitual en esa época, para posteriormente fabricarse en forma de cigarros. A comienzos del siglo XIX, llegó a tener 12.000 trabajadores, en su mayoría cigarreras.

Real fábrica de tabacos de Sevilla
Patio del Reloj

La fábrica, tiene la calificación de Bien de Interés Cultural desde 1959, con categoría de Monumento Histórico. Desde mediados del siglo XX alberga la sede del rectorado de la Universidad de Sevilla y de algunas de sus facultades.

Real fábrica de tabacos de Sevilla
Ruderico (Rodrigo) Fernández Santaella.

Biografía: Carmona (Sevilla) 1444, 1509. De familia humilde, estudió en Sevilla, Toledo y Roma. En Sevilla compró un solar donde alzó un colegio para estudiantes pobres con la idea de que llegara a ser un Colegio-Universidad, pero murió sin ver cumplido este deseo. No obstante, se le considera el gérmen de la Universidad de Sevilla.

Real fábrica de tabacos de Sevilla
Fuente de Cayetano de Acosta.

Real fábrica de tabacos de Sevilla
Remate de la fuente que Cayetano da Costa construyó en el patio principal de la Real Fábrica de Tabacos de Sevilla.

Real fábrica de tabacos de Sevilla
La Universidad de Sevilla contará con su propia gliptoteca, en la que podrá verse su valiosa colección de vaciados escultóricos. ¿Qué es una gliptoteca? Pues un museo de escultura, lo que ocurre es que es un término mucho menos usado que el de pinacoteca que, efectivamente, es un museo de pintura. En total, la Universidad cuenta con 822 reproducciones de esculturas, adquiridas entre los siglos XVIII y XX.

Para el que desee ver la secuencia completa de fotos de la visista, lo puede hacer desde aquí.

Fuentes consultadas : Wikipedia
Visitar Sevilla
El correo

Esta entrada fue publicada en Viaje 2019 y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

22 respuestas a Real fábrica de tabacos de Sevilla

  1. Sara O. Durán dijo:

    Una verdadera joya ese edificio, con esa riqueza en arquitectura y escultura.
    Un abrazo, Jubi.

    • unjubilado dijo:

      -Sara O. Durán- Es precioso, está hecho en una época en la que el dinero no era excesivamente importante y se cuidaban mucho los detalles.
      Un abrazo

  2. Susana dijo:

    Qué bonito. Un beso

  3. Qué maravilla. Me encantó.
    La historia, ese germen que plantó el Don Rodrigo y a lo que llegó después.
    Y el lugar me parece precioso. No me extraña que sea Monumento Histórico (Bien de Interés Cultural). Cuántos detalles en esa arquitectura de la fachada, y en los patios interiores, en las esculturas, etc.

    Un abrazo, Jubi. A cuidarse!!

    • unjubilado dijo:

      -Contadora de Libros- Como verás ante la incomunicación y el estar todo el día confinado en casa, voy sacando fotos que posiblemente en condiciones normales no hubieran visto la luz, pero así rememoro preciosos momentos y de paso me entretengo buscando información.
      Cuídate tu también.
      Un abrazo

  4. Frajayo dijo:

    Cuando fui a Sevilla, no, no perdí mi silla, sino que fué uno de los edificios que llevaba con la condición de preferente para visitarlo, porque Armando Palacio Valdés, en su obra ‘La Hermana San Sulpicio’ hacía una descripción tan sugerente de la fabrica de tabacos que invitaba a conocerla.

    • unjubilado dijo:

      -Frajayo- No he leído ‘La Hermana San Sulpicio’, pero pasamos por delante del antiguo «Estanco» y lógicamente forcé a mis acompañantes a que me siguieran.

  5. Genín dijo:

    Menuda diferencia de como se cuidaba antes la arquitectura para hacer una fábrica a como se hacen ahora… 🙂
    Salud

    • unjubilado dijo:

      -Genín- Antes no se pensaba mucho en el dinero, y por supuesto se cuidaban todos los detalles para que el edificio fuera agradable a la vista, además de cumplir con la misión para lo que estaba previsto.
      Saludos

  6. Tawaki dijo:

    Habré estado en Sevilla un millar de veces, y nunca he entrado en este precioso edificio. Quizás para la próxima vez.

    • unjubilado dijo:

      -Senior citizen- Precioso.
      Ahora todos recordamos y añoramos tiempos pasados, hasta que digan ya podéis salir, entonces será un derroche de energía, un recorrer las calles a todo ritmo… Bueno, quizás con la falta de ejercicio tengamos que seguir recordando lo que hacíamos antes de la pandemia, ya que al llegar a la esquina nos quedemos sin fuerzas para seguir paseando.

  7. Si tenéis 6 minutos, no os perdáis este video de promoción de la «Carmen» que montó Salvador Távora. Al final, está la escena del caballo, muchas veces copiada después, pero nunca como esa.

  8. Ester dijo:

    Pues veo que todos publican y voy a intentarlo yo, ya sabes lo que tenia que decirte pero repito que has hecho una entrada magnifica con fotos estupendas. Un abrazuco

  9. Es un edificio construído con gusto, de esos de arquitectura inlvidable que encandilan y no pueden dejar de admirarse. Un tesoro, vamos, que solamente contemplé externamente y cuyos recuerdos me vienen con tus fotografías. El interior lo dejo para cuando haya otro Sur en perspectiva.

    • unjubilado dijo:

      -Una mirada…- En mi caso no estaba prevista esta visita, pero pasamos por delante y mi curiosidad innata hizo obligar a mis acompañantes a seguirme, ahora estoy buscando más fotos que se me quedaban en el tintero para huir al menos provisionalmente del tristemente famoso «bichito».

Los comentarios están cerrados.