Que harías si después de 57 años encontraras a tu hermano?

Encuentro
Pulsar en la imagen para ver el desenlace (subtitulado)

Este hombre vivía en la calle, le encanta escribir, tiene muchísimos poemas y le hubiera encantando publicar un libro algún día en su vida, pero su situación es tan precaria que es imposible, ¿conseguirá su sueño algún día?

Raimundo Arruda Sobrinho era un indigente que hacía 35 años vivía en San Pablo, Brasil. Era conocido por sentarse todos los días en el mismo lugar para escribir poemas.

Shalla Monteiro, impresionada por su poesía, le propuso publicar su primer libro de poemas y publicó su historia en Facebook. Nadie se hubiese imaginado lo que sucedió después.

Esta entrada fue publicada en Desclasificados y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a Que harías si después de 57 años encontraras a tu hermano?

  1. trimbolera dijo:

    Bonita historia que demuestra que siempre se necesita una mano amiga y fraterna.

  2. Anarkasis dijo:

    que, qué haría??

    Si soy hija única!!!, mandaguevosss !!….

    pué me iría a la tumba de mi padre y mi madre y les pondría
    «aquí yacen, unos mentirosos»

    • unjubilado dijo:

      Anarkasis ¿Seguro que sería el adjetivo adecuado? Te voy a plantear una hipótesis : A tus padres les robaron un hijo que nació antes que tu y al no conseguir encontrarlo se callaron, ya que pese a tratar de hacer las gestiones oportunas para localizar a su pequeño, fueron incapaces y no se atrevieron a decir nada a nadie. ¿Les seguirías llamando embusteros?

      • Anarkasis dijo:

        Tiene razón, el caso que describe, necesita añadir otro adjetivo más, también el de cobardes.
        Las circunstancias nunca eximen una actitud cerril en las personas con sus más cercanos.

        • unjubilado dijo:

          Anarkasis No pensaba que fueras tan radical, igual es que yo soy excesivamente ingenuo y veo las cosas de distinta manera. Te podría poner alguna suposición más, pero me temo que todas las respuestas van en el mismo sentido.
          Saludos

          • Anarkasis dijo:

            los emoticonos se inventaron para gente ruda, y poco expresiva como yo, misma mente
            Donde quería suponer ironía me salió ironnía
            pero vamos… usted también me lo puso fácil
            «.. y no se atrevieron a decir nada a nadie»
            joé, joé, joé…
            ^I^
            Buen fin de semana,
            (¿no le habrán regalao jabón?, juas.)

            • unjubilado dijo:

              Anarkasis En ocasiones no te termino de seguir, pero lo del jabón siempre lo he tenido, pero nunca peloteo. A los tres años de empezar a trabajar, aprobé el curso para encargado de equipo, useasé mando intermedio (tortas por arriba de mis jefes, tortas de mis compañeros o equipo), así que me las tuve que ingeniar para tratar de quedar bien con todos, al final lo conseguí con mis colaboradores.
              Los diez finales años de mi vida profesional di muchas, muchísimas clases de informática, energía eléctrica, grupos electrógenos y también del equipo en el que yo trabajaba o lo había hecho, allí comprendí que el que más aprende sin necesidad de dar jabón es el profesor, y mis alumnos (compañeros) me lo agradecían de muchas maneras, incluso diciendo que las clases las tenía que dar yo (en ocasiones los mismos cursillos los dábamos dos o tres personas), pese a ser simplemente profesor colaborador.
              Seguramente, por mi manera de escribir verás que nunca he sabido hacer la O con un canuto, lo mio eran las rudas palabras que utilizábamos en los equipos de telecomunicaciones, sin embargo he tratado con palabras llanas y sin florituras que se me entendiera perfectamente, cosa que casi siempre he conseguido. Soy muy serio, especialmente si hay trabajo que hacer, en caso contrario en mi equipo se disfrutaba de una empatía entre todos que no se observaba en muchos otros equipos y los ratos de asueto y risas solían ser muy edificantes.
              Pese a que soy mayor me gusta que en el blog me llamen de tu.
              Buen fin de semana.

  3. Ester dijo:

    Una bonita historia, después de todo las redes sociales son útiles. Abrazos
    Conozco La Almunia, he pasado muchas veces y nunca me he detenido a saludar a la señora , muy buena la anécdota.

    • unjubilado dijo:

      Ester Las redes sociales son útiles en muchos casos pero en otras son totalmente inadecuadas, tengo una entrada pendiente de publicar en lqa que veremos ambas tendencias.
      Anécdotas tengo muchas, pero seguramente no verán la luz.
      Abrazos

  4. Genín dijo:

    Yo también creía ser hijo único y después de toda una vida me encontraron por FB nada menos que tres hermanas y tres hermanos que vivían en Bruselas… 🙂
    Pero yo nunca he estado abandonado, es una historia completamente diferente 🙂
    Salud

    • unjubilado dijo:

      Genín Si te has visto ligeramente reflejado, aunque totalmente distinto es que la realidad supera a la ficción, sin embargo en este caso aparentemente es totalmente real.
      Saludos

  5. Calandra dijo:

    Parece de ficción.

    • unjubilado dijo:

      Calandra Hay más de una historia de este estilo.
      Cuando nació nuestra primera hija, a mi mujer la preguntaron las enfermeras y las monjas en varias ocasiones que ¿qué iba a hacer una mujer soltera con una niña?, era la época de los niños que «nacían muertos» y que no se encontraba su cadáver. Mi mujer insistiendo que su marido estaba en la sala de espera, pero que ella al ser trabajadora, tenía su propia afiliación a la Seguridad Social independientemente de la que yo tuviera, era cuando la mujer en España prácticamente no trabajaba por cuenta ajena… No sigo.

  6. Ligia dijo:

    Qué historia!! Yo no sé lo que haría, yo soy la tercera de seis hermanos y hace muchísimos años que no sabemos casi nada del mayor, que vive en Bruselas. Siempre pienso que cualquier día nos sorprende… Abrazos

    • unjubilado dijo:

      Ligia Pensando que era un hecho aislado, me encuentro que en 6 comentarios hay dos casos bastante similares, es algo que hace pensar un poco.
      Un abrazo

  7. Siempre se descubren mundos en las circunstancias ajenas, a veces tan diferentes de las nuestras que nos sorprende que puedan darse. Pero así es el Universo Humano, diverso.

Los comentarios están cerrados.