¿Por qué no hacemos algo diferente este finde?

¿Por qué no hacemos algo diferente este finde?«Será un fiestón», «vamos a quemar la noche», «vamos a romper con todo»…

Hacer lo mismo todos los fines de semana -salir de marcha y consumir copas-, acaba por no ser divertido.

Y casi nunca se cumplen esas expectativas. De hecho, muchos afirman que, en realidad, se aburren, entre otras razones, porque los ingredientes son siempre los mismos. La misma gente, la misma actividad, los mismos lugares…

Por este motivo la Fundación Iberdrola y la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) han lanzado el vídeo «¿Por qué no hacemos algo diferente este finde», una pieza de animación que pretende fomentar en redes sociales la reflexión en torno al consumo de alcohol y sus consecuencias entre los jóvenes y adolescentes. ¿Nos ayudas a difundirlo? #findediferente

El cortometraje será distribuido de manera viral, a través de redes sociales. Además, se ha creado la página de Facebook ‘¿Por qué no hacemos algo diferente este finde?’, dirigida a jóvenes de 14 a 25 años, con el fin de fomentar la reflexión crítica sobre la forma de disfrutar del tiempo de ocio, el consumo de alcohol y sus consecuencias, e involucrar a los jóvenes en la creación de propuestas de ocio alternativo.

Para lograr este objetivo, la FAD pondrá en marcha un concurso con el que tratará de incitar a sus seguidores a proponer alternativas de ocio saludable de cara al fin de semana.

Cada usuario podrá participar con un número ilimitado de propuestas. Un jurado compuesto por la FAD elegirá la propuesta más original y novedosa. Su autor será galardonado con un iPAD.

Esta entrada fue publicada en Desclasificados y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a ¿Por qué no hacemos algo diferente este finde?

  1. Ester dijo:

    Ojala funcione, conque les sirva a unos pocos ya sería un éxito. Un abrazo

    • unjubilado dijo:

      Ester Tienes razón, si se consiguiera que este mensaje llegara a unos cuantos y se dedicaran a pasear, esquiar, practicar un poco de deporte o simplemente leer, habría merecido la pena el reportaje.
      Un abrazo

  2. trimbolera dijo:

    Me parece una muy buena iniciativa.

    • unjubilado dijo:

      trimbolera La idea es buena, si se promociona por las redes sociales, que es donde los jóvenes suelen estar enganchados quizás se consiguiera que unos cuantos se replantearan el acudir a algún botellón sustituyéndolo por cualquier otra actividad, mucho más productiva y menos peligrosa.

  3. ¿Tan difícil es? Que les pregunten a sus abuelos como pasaban el fin de semana tan ricamente sin emborracharse. Y ligaban más que ellos, seguro.

    • unjubilado dijo:

      Senior citizen Yo no soy abuelo, pero recuerdo perfectamente que me iba con mis padres y hermana de excursión por los alrededores de Zaragoza, con los bocadillos y una botella de agua y si mi padre trabajaba, salía a la calle a jugar a las canicas, a marro, a las chapas… o a lo que se nos ocurriera, claro que era una calle que en la actualidad pasa mucho coche pero entonces pasaba por la mañana el hielo si era verano y por la tarde la basura.

  4. Genín dijo:

    ¡Ojalá tenga éxito!
    Salud

  5. Leodegundia dijo:

    «La misma gente, la misma actividad, los mismos lugares…» algo así le pasó a Nerón y acabó incendiando Roma.

    • unjubilado dijo:

      Leodegundia No lo digas muy alto, que en Zaragoza todos los fines de semana como mínimo hay tres contenedores de basura que los «Nerones» les pegan fuego, ahora parece ser que están localizando a algún vándalo.

  6. …y luego están los y las jóvenes que no salen porque sus ojos y las yemas de sus dedos están ocupados en la pantalla y el teclado del ordenador. Tan excesivo es socializarse sin soltar la botella de ginebra como apalancarse en la virtualidad.

    • unjubilado dijo:

      Una mirada… Esta mañana he salido a resolver unos asuntillos y me he metido en un bar a tomar una café, el recinto estaba bastante lleno y estaban madre e hija (eran físicamente idénticas) detrás de la barra, la madre casi no daba abasto y le decía algo a la hija, aunque yo no lo llegaba a oír. Las contestaciones de la joven eran si, si, no, si y de vez en cuando, una gran sonrisa, estaba con el móvil delante tecleando como una gran mecanógrafa y se conoce que cuandoalguien le contestaba soltaba la sonrisa y los dedos volaban por el mini teclado.

Los comentarios están cerrados.