Museo etnológico

En el año 1976, el hasta entonces Museo Etnológico y de Ciencias Naturales de Aragón, se incorporó a una sección del museo provincial de Zaragoza, reservándose la casa pirenaica para la colección de indumentaria aragonesa.
Hogar bajo
El edificio construido, al igual que la casa de Albarracín (museo de cerámica), en el año 1955, sobre idea de Antonio Beltrán fue proyectado y ejecutado por el arquitecto Alejandro Allánegui. Reproduce diversos elementos arquitectónicos del Pirineo de Huesca especialmente de los valles de Benasque, Ansó, Hecho y Sierra de Guara.

En general la casa pirenaica se construye aislada de las otras, de planta rectangular con cubierta de pizarra y vertiente inclinada para poder soportar las nieves invernales. Consta de cuatro plantas, incluidas el semisótano y falsa. El interior se ha distribuido a partir del zaguán, que se rodeaba originalmente de cuadras y estancias para aperos. La primera planta se dedicaba a cocina y alcobas, completándose con la buhardilla para almacenes y graneros.

La Sección de Etnología, reabierta en junio de 2010, recoge una selección de piezas de carácter etnológico, indumentaria, herramientas y enseres, expuestas en una recreación de ambientes domésticos del Pirineo aragonés.

Como ya he comentado en el Museo de Cerámica, las fotos están hechas sin flash, la primera vez que las hice, salieron movidas y repetí todas ellas con trípode, así he conseguido una mayor nitidez, los «cartelicos» en las fotos están tomados a mano de la exposición y también de un folleto que venden en el museo.

El slide avanza de forma automática, aunque para conseguir leer toda la información plasmada en las fotos, es aconsejable volver a visualizarlo de forma manual. Por supuesto utilizar la pantalla completa.
La música está tocada por los Gaiters de Chaca – Ball de Benas (Gaiteros de Jaca – Valle de Benasque) en un acto para celebrar el 80 aniversario de la segunda república.

Espero que os guste.

Fuentes consultadas :
Patrimonio Cultural de Aragón
Ayuntamiento de Zaragoza
Enciclopedia Aragonesa
Aragón.es

Esta entrada fue publicada en Zaragoza y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Museo etnológico

  1. Leodegundia dijo:

    Interesantísimo recorrido por el que te felicito. Hay piezas muy interesantes y de algunas ni siquiera había oído hablar, como por ejemplo esas tablillas de madera para ofrendas funerarias.
    Y otra cosa, las cucharas y tenedores de madera que dices son de buxo ¿quiere decir boj? si es así, con las mejores que hay, yo también las utilizo.

  2. trimbolera dijo:

    Buen recorrido, buenos recuerdos que no son tan lejanos aunque lo parezca y encima de verlo todo cómodamente no hemos pagado entrada !! Gracias Jubi.

  3. Genín dijo:

    Me encanta la casa!
    Yo tengo una hoz igualita!
    ¡Cuantos tesoros!
    Salud

  4. Miradas a un ayer reconstruido. Lo cotidiano transformado, con el paso del tiempo, en arte.

  5. Me encantan estos museos y creo que son una buena aportación para las generaciones venideras, pues nosotros quizá hemos conocido muchas de esas cosas, pero los que vengan detrás no las conocerán más que en museos.

  6. Chela dijo:

    Esta estupendo el vídeo y bien documentado. Desdeluego hay muchas cosas en común con otras zonas de España, respondiendo a una misma época aunque luego hay temas diferenciados por razón del clima. Por ejemplo en Galicia cuando muestran la ropa aparece siempre una especie de capa con capucha hecha toda de paja, que se usaba para andar por el monte y por los campos cuando llovía. Me ha encantado la foto de tu museo particular doméstico con esa colección de utensilios de cocina. A mi me encanta usar los cubiertos de madera para la cocina, y cuanto más usados mejor. También uso cuchillos hechos por los «ferreiros» (herreros) porque son los que mejor cortan.
    Me ha llamado la atención lo de las tablillas para ofrendas funerarias, no sé en que consistía su uso ni nunca había oido hablar de ellas hasta ahora, por aquí no hay nada parecido. Ya metidos en harina procura enterarte y nos lo cuentasen otro post. Gracias.
    Un abrazo.

  7. unjubilado dijo:

    Leodegundia Las tablillas de madera para las ofrendas funerarias, en realidad son un soporte de madera, en ocasiones con ligera forma de persona, donde se enrollaba una vela de cera muy delgada y se mantenía ardiendo en recuerdo y conmemoración al difunto, estas tablillas solamente se encontraban en las casas pudientes al igual que las capillitas.
    Esta tablilla está sacada de la red, en ella se aprecia la delgada vela enroscada al «cuerpo» brazos levantados en señal de oración, cabeza redondeada, torso con dos corazones y entre las piernas una cruz donde lleva una inscripción tallada JHS (Iesus Hominum Salvator, Jesús Salvador de los Hombres).
    En aragonés buxo o bucho, depende de la zona, significa boj, en Broto hay otros tantos utensilios de boj, comprados o regalados en el pueblo.

    trimbolera Tienes razón no son tan lejanos esos tiempos, yo he conocido la mayoría de los objetos que en el museo se exhiben, cocina o fuego bajo, con todos y cada uno de los utensilios que aquí aparecen, dos cadieras en la cocina, una con mesa que se abatía para poder comer dos personas sentadas en la cadiera y otra más ancha y larga cerca del fuego pero sin mesa abatible que cuando este estaba encendido te achicharrabas las piernas y se te quedaba helada la espalda. Con respecto a la vestimenta he conocido las zamarras, las albarcas hechas con cubiertas de neumático… y el resto no me fijaba.
    Lo de pagar entrada, tampoco lo he hecho, estos museos que os voy enseñando son gratuitos (ya veremos cuanto duran sin cobrar).

    Genín Yo tengo una hoz de por vida, ya que me llamo Emilio Gil de la Hoz, lo puedes ver en mi perfil y aunque soy apolítico, si tengo un martillo en la mano soy comunista, (La Hoz y El Martillo), ¡que chiste más malo!
    Saludos

    Una mirada… En algún caso todavía existe sin reconstruir, de hecho dos primas, mi hermana y yo, nos acabamos de hacer herederos de una casa en Bailo (casa Chilón) que tiene una cocina pintiparada con la que aquí aparece, aunque es más grande, y con dos cadieras, dos alacenas, una incrustada en la pared, cerrada con puerta y llave y otra en una pared de arriba abajo y en la parte inferior con hueco para tres o cuatro cántaros de agua.
    La chimenea todo lo que es el fuego bajo atravesando dos plantas del edificio y cuando llueve con algo de aire el agua se cuela hasta abajo.
    Con zolle en la planta baja, ademas de una cuadra para cuatro o cinco caballerías, con otra, cerrada, para mantener sin atar a los recríos de las yeguas y con un lagar bastante grande, aunque en realidad toda la casa se está cayendo a pedazos.
    Se me olvidaba, con una estancia donde se porgaba el trigo molido para hacer pan

    Senior citizen A mi el de cerámica no me dice nada, pero es que este lo he vivido durante tres meses todos los años en mi época estudiantil y la casa se mantiene tal cual, sin ningún tipo de comodidad, de tal manera que en invierno no hay quien pueda vivir, ya que son cuatro plantas y una chimenea por donde se escapa todo el calor que puedas hacer con el fuego bajo o con estufas eléctricas, gateras en todas las puertas, para que se movieran con libertad los dos gatos que entonces tenían.

    Chela Con respecto a los cuchillos hechos por los ferreiros, además de cortar muy bien son los que mejor se pueden afilar y para que no se oxiden si no se utilizan, no hay nada más que untarlos con un poco de aceite.
    Lo de las tablillas se lo he explicado a Leodegundia, con foto incluida, creo que te servirá a ti también.
    Un abrazo

  8. En Casa Batanero de Sabiñánigo, sede del museo etnográfico, hay una fidedigna reconstrucción, con elementos y materiales originales, de las diferentes dependencias, mobiliario, ropajes y todo tipo de útiles y senseres de una vivienda rural serrablesa. Un goce para los sentidos. No sería tan difícil, pasito a pasito, devolver Casa Chilón a su estado casi original. ¿Sabes qué hice yo…? Me dediqué a reciclar todo lo que veía apropiado de lo que tiraba la gente que se hacía nueva, de arriba a abajo, la casa. Desde perolas a arcones pasando por cabeceros de las camas, tinajas y hasta ladrillos de adobe o cualquier catatico que me gustaba. La gente suele guardar en los graneros y falsas toda una colección de objetos a los que se le puede sacar utilidad.

  9. unjubilado dijo:

    Una mirada… Con respecto a casa Batanero, no descarto hacerle una visita este verano. Con casa Chilón, no tengo ni ganas ni edad para hacer una reconstrucción de ella, incluso estuve dispuesto a cederle mi parte a cualquiera de las tres que hubiera querido aceptarla.

Los comentarios están cerrados.