¡Final de trayecto!

¡Todo el mundo abajo! Así de tajante se mostró el conductor de un autobús en París, cuando nadie fue capaz de ayudar a subir a un hombre en silla de ruedas.

François Le Berre

Hier en attendant le bus à Paris, personne ne voulait se pousser. Comme personne ne bougeait le chauffeur s’est levé et à dit «Terminus ! Tout le monde descend! Après il est venu me voir et m’a dit «vous pouvez monter et les autres , vous attendez celui d’après!
François Le Berre

El conductor, ante la pasividad de las personas, se indignó y pidió que se hiciera hueco para el hombre, afectado por esclerosis múltiple.

«¡Final de trayecto! ¡Todo el mundo abajo!«, se le escuchó decir a voces ante la falta de solidaridad del pasaje. El conductor explicó que puede que algún día él, o cualquiera, necesite una silla de ruedas, y solo pretendía mostrar algo de civismo. Su gesto ha sido muy comentado en Francia.

Los pasajeros tuvieron que esperar a que un nuevo autobús pasara, para poder llegar a su destino.

Esta entrada fue publicada en Desclasificados y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a ¡Final de trayecto!

  1. Lo que no dice es como se las arregló para llevarse al de la silla de ruedas y que los demás se conformaran con esperar al siguiente autobús.

    • unjubilado dijo:

      Senior citizen El de la silla de ruedas, subió por la rampa del autobús, esa que sacan para estos casos, pero es que nadie le ayudó a empujar, y ni siquiera le hacían paso para que pudiera entrar con la silla.

  2. Genín dijo:

    Siendo una empresa pública, se salva, en una privada no se yo…
    Salud

    • unjubilado dijo:

      Genín Eso no lo sabremos, depende mucho del dueño de la privada, ten en cuenta que hoy en día el poder mediático de la gente para este tipo de detalles, es bastante elevado.
      Saludos

  3. Tawaki dijo:

    Una lección muy práctica. ¡Aplausos!

    • unjubilado dijo:

      Tawaki Si se les estuvo bien. Hoy en día cada vez hay menos educación con respecto a las personas mayores o con algún impedimento en los transportes urbanos, en más de una ocasión viendo la cara de cansancio de alguna persona mayor, he tenido que ser yo el que le ofreciera el sitio, siendo que alrededor había varios jóvenes sentados tan tranquilos.

  4. Sara O. Durán dijo:

    Muy bien hecho. Más conciencia.
    Besos.

Los comentarios están cerrados.