Estalla la guerra de Nochevieja

La costumbre de las 12 uvas en Nochevieja es algo antigua.

gajos-mandarinas

Existe la creencia que «En 1909, agricultores levantinos de Almería, Murcia y Alicante, encontrándose en ese año con excedente de uva y con objeto de sacar al mercado la producción, lograron popularizar el rito y darle el impulso definitivo que, desde entonces, acabaría por convertirla en consolidada tradición»

Aunque el testimonio, está documentado desde diciembre de 1897, algunos lo retraen a 1880, pero con seguridad en diciembre de 1896, el inicio cierto de la tradición de comer doce uvas al compás de las doce campanadas del reloj de la Puerta del Sol.

– Jubi y todo esto a que viene?

Parece ser que este año el exceso de producción es de mandarinas, así que en Castellón están tratando de popularizar el uso de 12 gajos de mandarina para celebrar las 12 campanadas.

– ¡¡Menos mal que no hay excedente de sandías y melones!!

Estalla la guerra de Nochevieja: mandarinas contra uvas

Los agricultores de Castellón quieren acabar con la tradición de las doce uvas y que tomemos doce gajos de mandarinas durante las campanadas. Incluso han enviado bolsas a Casa Real para que allí se aficionen a los «doce gajos de la suerte».

Hoteles y restaurantes de Castellón van a servirlos esta Nochevieja. El propio concejal nos explica cómo usarlas.

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Estalla la guerra de Nochevieja

  1. Ester dijo:

    Yo uvas. feliz noche

  2. Ligia dijo:

    Yo, uvas también. Pero cuando era niña comíamos pasas, manises… lo que hubiera. Abrazos

  3. Jesús dijo:

    Dios es bueno. Imagínate si aquel año el exceso de producción hubiesen sido los melones. Que empacho.

  4. Genín dijo:

    Nosotros lo hicimos en una ocasión en Caracas que no conseguimos uvas… :))
    Salud

  5. Calandra dijo:

    Para mi las uvas tienen que ser sin pepitas y sin piel, si no, no soy capaz a tomarlas todas.

    • unjubilado dijo:

      Calandra Eso le pasa a mi mujer, yo antes las terminaba antes de tiempo, ahora aunque no desecho ni las pepitas ni la piel, a las nueve de la mañana ya he conseguido terminarlas.

Los comentarios están cerrados.