Callejón del Oro

Callejón del Oro
Pulsar en la imagen, para que os hagáis una idea y podáis recorrer el mencionado callejón, os dejo con Google Maps, con un poco de habilidad os podréis recorrer todo el castillo de Praga, ánimo que es gratis

La vista de esta serie de casitas dentro de un estrecho callejón bajo el castillo de Praga es muy típica. El Callejón del Oro es especialmente conocido porque en la casa número 22 vivió Franz Kafka, uno de los escritores más influyentes del siglo XX, entre 1916 y 1917.

Este callejón también conocido como “La calle de los alquimistas” alimentó una gran cantidad de mitos, como por ejemplo la de los experimentos realizados por los alquimistas y astrónomos de la corte de Rodolfo II.

El Callejón del Oro es una calle corta, estrecha y preciosa situada en el interior del Castillo de Praga. Debe su nombre a los orfebres que la habitaron en el siglo XVII.

El lado izquierdo está ocupado por casitas de colores que fueron construidas en los muros del castillo. Estas casas se construyeron a finales del siglo XVI con el propósito inicial de dar cobijo a los 24 guardianes del castillo.

Un siglo después de ser construidas, el gremio de los orfebres ocupó las casas y las modificó. Habitaron en ellas varios siglos.

Hacia el siglo XIX fueron habitadas por mendigos y delincuentes de Praga. En el siglo XX fueron desalojados y las casas se han convertido en tiendecitas de marionetas, cristal y otros productos típicos.

Fuentes consultadas : Avantgarde prague, Wikipedia y Disfruta Praga

Esta entrada fue publicada en Praga y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a Callejón del Oro

  1. trimbolera dijo:

    Muchas gracias Jubi por estas excursiones culturales.

  2. Ligia dijo:

    Me viene estupendo porque el año que nosotros fuimos no lo pudimos ver porque estaba cerrado por obras y no se podía cruzar, así que ahora lo recorro agradecida. Abrazos

    • unjubilado dijo:

      Ligia Me alegra que lo puedas aprovechar, pero ten en cuenta que te cobraré la entrada reducida, así que 125 coronas dividido por… ya no me acuerdo a como está el cambio.
      Abrazos

  3. Genín dijo:

    Claro, entiendo eso del olor, menudo pestazo si van muchos turistas poco aseados de sobacos y demás… 🙂
    Salud

  4. Genín dijo:

    Ah, perdón que es callejón del oro, entendí del olor 🙂
    Salud

  5. mjesus dijo:

    Gracias hubi, me encanta viajar sin moverme del ordenador, haber, aclaro, mejor real, pero ahora no voy a ir.
    un abrazo

    • unjubilado dijo:

      mjesus Yo lo suelo hacer muy a menudo, de hecho, antes de ir a Praga, ya había recorrido desde el sillón casi todo lo que quería ver, así no me llevo demasiadas sorpresas.
      Un abrazo

  6. Jesús dijo:

    El problema de esa ciudad es que tengas el tiempo que tengas disponible, siempre te falta para ver mas. Solo con esas vidrieras de la catedral necesitarías varios dias para saborearlas. Tiene todo un encanto muy especial.

    • unjubilado dijo:

      Jesús Creo que el de esta y el de cualquier ciudad que desees visitar, dependiendo del nivel que pretendas en la visita, serían necesarios bastantes más días. Pronto voy a ir «viajando» desde el ordenador a otra ciudad europea, pensando en otro viajecito antes de que finalizar el verano.

  7. Parece una calle veneciana, por su estrechez…

    Tengo un par de libros de Klauss Wagenbach donde, a partir de fotografías comentadas, recrea el mundo del escritor a través de los lugares donde se desenvolvió su vida. Aparece, cómo no, el Callejón de Oro.

    • unjubilado dijo:

      Una mirada… Es lógico que en sus libros aparezca información sobre el Callejón del Oro, ya que Klauss Wagenbach, al iniciarse en el conocimiento de Kafka y posterior doctorado, le dedicó varios libros.

  8. Calandra dijo:

    Un buen recorrido sin moverse de casa, se agradece.

  9. Nélida dijo:

    Uno de los rincones mágicos de Praga.
    El Callejón del Oro, tiene mucha historia y es un lujazo pasear por él y entrar dentro de sus casas. Sorprendente el por qué de sus dimensiones y todo lo que encuentras en su interior.

    Beso, Jubi.

    • unjubilado dijo:

      Nélida Efectivamente, aunque quizá haya otro que le supere, lo estoy preparando, aunque no se si verá la luz de manera inmediata, ya que tengo previsto un viaje a un pueblecito español, que no tiene ninguna particularidad especial. El «rincón», en este caso es un puente, ¿te lo imaginas, verdad?

Los comentarios están cerrados.