¡A buenas horas, mangas verdes!

Todos conocemos la expresión ¡A buenas horas, mangas verdes!, se usa para indicar que la solución a algún problema llega demasiado tarde, cuando ya se ha resuelto o definitivamente no tiene arreglo.

¡A buenas horas mangas verdes!

¿Pero sabemos el origen de este dicho? Veamos si buscando en la red lo encontramos.

Esta expresión nace en el siglo XV cuando Isabel la Católica creó el primer cuerpo policial de España, la Santa Hermandad (En su conjunto, podrían ser consideradas como antecedentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado), que se ganó la mala reputación de llegar siempre tarde a la hora de realizar sus diligencias.

Sin embargo esto es muy escueto, veamos si encuentro algo más arañando en el refranero.

El origen lo encontramos en una especie de cuerpo de policía que existía desde el Siglo XI en España y que evolucionó hasta la llamada “Santa Hermandad” (1476-1834), con especial protagonismo bajo el reinado de los Reyes Católicos.

Estas Hermandades se dedicaban a garantizar el orden público y la seguridad en las zonas rurales, combatiendo especialmente contra los asaltantes de caminos y ladrones.

Su uniforme se caracterizó por llevar un chaleco de cuero que dejaba ver una camisa de color verde que vestían debajo y en la que sobresalían especialmente las mangas, siendo por este peculiar uniforme por lo que se les empezó a conocer como los “Mangas verdes”.

En los primeros momentos tras su creación fueron realmente eficaces, y eran tremendamente temidos y respetados, realizando una incuestionable labor; pero poco a poco se fueron relajando y sus actuaciones fueron cada vez peores; ya no llegaban a tiempo a los auxilios, ni capturaban a tantos malhechores… incluso según algunas voces de la época insinuaban, que al parecer se “distraían” a posta para retrasarse y no tener que enfrentarse con los ladrones y bandidos.

Por todo ello se fue generalizando la expresión “a buenas horas, mangas verdes” para indicar el malestar por la tardanza de la autoridad en aquella época.

Fuentes : Centro Virtual Cervantes, El Mundo, Aula Fácil.

Esta entrada fue publicada en Dichos, expresiones, refranes y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a ¡A buenas horas, mangas verdes!

  1. …y la de siglos que lleva la expresión en danza.
    Buena cosa es que se aprenda la razón de determinadas frases que hann hecho fortuna en nuestros labios.

  2. ester dijo:

    Tengo el libro de Alfred López, Ya está el listo que todo lo sabe, donde explica algunas de estas curiosidades, pero no recuerdo si lo contaba igual de completo como lo cuentas hoy. Un abrazo

    • unjubilado dijo:

      ester No conocía el libro de Alfred López, «Ya está el listo que todo lo sabe«, será cuestión de leerlo para seguir buscando la explicación o el origen de más refranes.
      En mi caso procuro buscar mucha información para contrastarla y ofrecer el punto de vista de más personas.
      Un abrazo

  3. Maria Jesus Ruiz Alonso dijo:

    Todo los colectivos tiene su san benito, porque ni son todos que estan, ni estan todos los que son
    Te respondi a tu respuesta, y si tienes un ratin me gustaria que pasaras, siempre, si quieres
    un abrazo

  4. Genín dijo:

    Esta vez si que me lo sabia completico…jajaja 🙂
    Salud

  5. Ligia dijo:

    En esta ocasión, yo también conocía el origen de esta frase, y me hace gracia lo de «distraerse a posta»… Abrazos

  6. Eso habría que decir cuando en una comunidad se llama a la policía por una fiesta de estudiantes y llega siempre cuando la fiesta se ha acabado, para ver desde la calle como se van todos a su casa a «dormir la mona».

  7. Tawaki dijo:

    Esta la conocía, por haberla leído por ahí, pero siempre está bien averiguar de donde vienen las expresiones que utilizamos. Le da valor y aprendemos algo de historia de rebote.

    • unjubilado dijo:

      Tawaki España está llena de refranes, expresiones y dichos, por ello de vez en cuando me gusta buscar el origen de la mayoría de ellos, así yo aprendo mucho y podré presentarme a la reválida, para empezar a cursar una carrera, aunque ahora creo que las llaman pruebas finales de ESO y Bachillerato.

Los comentarios están cerrados.