Pasajeros al tren… o al agujero

¡¡¡Piiiiiiii, piiiiiiii, apartaros que viene el tren, pero cuidado con los agujeros!!!

Pronto empiezan a aparecer agujeros en Zaragoza.

Las “baldosas” de la estación del tren de Zaragoza se están resquebrajando y se hunden. Esta incidencia no afecta a la seguridad, pero sí provoca filtraciones de agua cada vez que sube de nivel del río Ebro, las fisuras provocan que las cajas de los ascensores se llenen de agua.
Espera, que me lo expliquen ¿que ya se está empezando a inundar la única estación que tenemos?
Fisuras por un fallo constructivo

Las máquinas tuvieron que ampliar en más de tres metros el agujero abierto junto a la antigua estación de Delicias ante la aparición de limos yesíferos “colapsables” en el subsuelo, que podría someter a la intermodal a riesgos en el futuro.

En el proyecto inicial se gastaron unos 14 millones de euros de más como consecuencia de la aparición de estos limos yesíferos.
La noticia aquí.

Colección de chapuzas. Así describió ayer el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, la estación de Delicias. Además en los próximos meses será preciso desmontar todas las puertas para poner perfiles telescópicos “que absorban la vibración de la placa al paso de los trenes”
Todos sabíamos que la estación era una chapuza, pero ¿tanto?
Aquí lo podéis leer.

La estación pasará al Libro Guiness de los récords, por la cantidad de reparaciones. ¡¡Qué consuelo!!
¿Y si se reclama?.

Ante esta situación, mejor viajar en coche, o por lo menos si lo hacéis en AVE traeros el bañador puesto.

Etiquetas: , , ,

Esta entrada fue publicada en Zaragoza. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Pasajeros al tren… o al agujero

  1. He oido hablar miles de veces de un tal jubilado… Encantado.

    ActorSecundarioBob, crítico de blogs.
    Tarde o temprano, tu blog será descuartizado por mis plácidas palabras.

  2. unjubilado dijo:

    ActorSecundarioBob Eso de miles se lo dirás a todos.
    Solamente deseo que la “muerte” no sea dolorosa y si puede ser acompañado de un par de jovencitas, mucho mejor.
    ¡Ahi va! que te he sacado de la fila para atenderte y tengo un montón de comentarios que contestar.
    Un saludo.

  3. Merche dijo:

    ¡No puede ser! Tantas “perricas” mal empleadas, como diría mi abuela 🙁

    Me alegra leerte, amigo jubilado. Llego a tiempo de desearte un buen fin de semana, con cambio horario incluído y la consabida horita menos de vida 😛

  4. unjubilado dijo:

    Merche Muchos reales de vellón se han gastado ¿se aprovechará luego?.
    ¿Que me va a tocar cambiar la hora de los relojes que no encuentro, en este caso escondidos por toda la casa? Me niego, al único que cambiaré la hora será al de Sol que lo tengo en la terraza. Besitos

  5. felizahora dijo:

    Los limos yesíferos son una puñeta para cimentar, eso es cierto, y hay que tomar medidas especiales con ellos, pero nunca (nunca jamás) pueden ser una “sorpresa” encontrada en una obra de semejante magnitud. ¿De verdad no estaban ya previstos?

    En ese lugar el estudio geológico y geotécnico, obligadamente previo al proyecto de obras y como tal incorporado al mismo, los tenía que haber detectado perfectamentem (porque entre otras cosas eran muy de esperar)

    Claro que en la construcción es el papel (con mucha diferencia) el material que más aguanta, no se queja por disparates que se le pongan encima y se firmen sobre él, desde el cuento de la lechera hasta alí-babá pasando por…

    Y si en vez de proyectos hacemos “cromitos”, luego pasa lo que pasa; a cotizar luego por cada barbaridad, eso sí, desde el bolsillamen de todos (lo que entronca divibamente con la visita anual de la Hacienda Pública)

Los comentarios están cerrados.