La procesión va por dentro

Todos sabemos que se aplica a la persona que se encuentra en una situación difícil pero disimula o no exterioriza el sufrimiento que está padeciendo. Pero ¿conocemos de donde proviene esta expresión?

La procesión va por dentroNumerosas son las ocasiones en las que una procesión no ha podido realizarse por las calles de una población a causa de inclemencias meteorológicas, algo que compungía y llenaba de tristeza a todos los miembros de la cofradía, quienes llevaban todo el año esperando la llegada de ese día.

Por tal motivo dicha procesión terminaba realizándose dando vueltas por el interior o claustro del convento o templo religioso donde se guardaban las imágenes y se intentaba hacer con el mayor fervor y sentimiento posible, a pesar de la enorme pena que sentían los procesionarios que participaban en ese acto.

Esto es lo que dio origen a la expresión ‘La procesión va por dentro’ (en clara alusión al reguardado recorrido religioso que debía realizarse por el interior del edificio) y que, con el tiempo, sirvió para señalar a aquella persona que a pesar de estar pasando por un mal momento intenta disimularlo y no exterioriza el dolor.

Fuente : 20 minutos

Esta entrada ha sido publicada en Dichos, expresiones, refranes y etiquetada como , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a La procesión va por dentro

  1. Hola Emilio, de nuevo voy activando mis blogs, una vez se van superando las causas…
    Pues te confieso que me entusiasman las curiosidades históricas, leyendas, refranes, dichos populares y todo aquello que se pueda aprender de forma amena y hasta divertidas, a veces, me encanta darme garbeos por tu casa, siempre pillo algo interesante.
    Ahora nos viene otra preocupación con la viruela del mono ¡Jopé! Ya me estoy viendo saliendo a comprar con armadura, no ni ná…

    Un abrazo y paciencia, «jomío».

    • unjubilado dijo:

      -Mari Carmen Franconetti- A mi también me gustan mucho los refranes y los dichos populares, por ello, siempre que me acuerdo de alguno o lo veo en algún sitio voy buscando información sobre el.
      Con respecto a la viruela del mono, no creo que se pueda transformar en pandemia, al menos los mayores estamos vacunados de la viruela normal, que en teoría ya está extinguida.
      El 8 de mayo de 1980, la 33.ª Asamblea Mundial de la Salud declaró oficialmente lo siguiente: «El mundo y todos sus habitantes se han liberado de la viruela».
      La declaración marcó el final de una enfermedad que había asolado a la humanidad durante al menos 3000 años y, solo en el siglo XX, había acabado con la vida de 300 millones de personas.

      Claro que se habían olvidado de la viruela del mono, cuando la erradiquen, aparecerá la del perro, luego la del gato, luego…
      Un abrazo

  2. Susana dijo:

    Qué curioso. No lo sabía. Un beso

  3. Durante la pandemia, muchos actos litúrgicos han sido así.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.