El Orient Express

Alguien quiere viajar conmigo en un tren? Tomaremos caviar, ostras, champán francés… la invitación corre de mi cuenta, pero pensar que vamos a viajar desde París hasta Istanbul. Os animáis?

En esta ocasión no habrá asesinatos como Agatha Christie nos describe en una de sus novelas Asesinato en el Orient Express (novela).

Estambul, pleno invierno. Poirot decide tomar el Orient Express que en esta época hace su recorrido prácticamente vacío. Pero aquel día, sólo gracias a una buena amiga, consigue una litera en el coche-cama. A la mañana siguiente, cuando se despierta, descubre que una tormenta de nieve ha obligado a detener el tren y que un americano, llamado Ratcher, ha sido apuñalado salvajemente. Aparentemente, nadie ha entrado ni salido del coche-cama. El asesino, sin duda, es alguno de los ocupantes entre los que se encuentran una altiva princesa rusa y una institutriz inglesa.

Os quiero presentar unas imágenes del interior del tren, para que os decidáis.


iconosRecordar, si las queréis ver a mayor tamaño, hay que pinchar dentro del SlideShare en el icono que os señalo.

Recibido por correo. Gracias Luis.

Los comentarios de un jubilado, el SlideShare de Mireia.

Tags: ,

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a El Orient Express

  1. Ligia dijo:

    Maravilloso, Jubi. No me importaría un viaje así. Creo que me gustará más que un avión. Abrazos

  2. Chela dijo:

    ¡Un sueño!. ¡Demasiado caro para hacerlo realidad!

    El viajar en coche o en barco es una maravilla pues se ahorra uno el andar con los equipajes de un lado para otro, de hacer y deshacer maletas…

    Me apunto Jubi, y espero encontrarme con una de esos compañeros tan «bien puestos» que salen en las fotos… Lo que no sé es si el interés será reciproco, ja,ja…

    ¡Piiiiiiiiii! ¡Viajeros al tren! ¡Allá voy!

    Un abrazo.

  3. Me encantaría hacer ese viaje. ¿Se detiene en las estaciones, en las grandes ciudades para permitir que se las visite? Tiene que ser una auténtica gozada ir en él, y no lo digo por los lujos, que no son lo mío, sino por la emoción de atravesar tantos y tan variados paisajes. Un besazo, jubi.

  4. Nalda dijo:

    Muchos años depués de leer la novela, pongo «cara» al Orient Express… Eso sí, no me gustaría visitarlo ahora porque perdería el encanto que he ido imaginando durante todo este tiempo.

    Un saludo

  5. Alex dijo:

    La diferencia de un viaje u otro se produce cuando alcanzar el destino no es lo primordial, sino una constatación del placer de haber recorrido el camino, como la vida y la muerte. Saber ir despacio, dando tiempo a los detalles del proceso… por eso prefiero ir en moto, oler, respirar, parar, sacar fotos y ver cosas que en coche sólo serían parte del trayecto.

    Si estuviera en forma seguro que preferiría la bicicleta, que permite ir aún más despacio… no quiero llegar, quiero ir.

    Un abrazo, Alex.

  6. unjubilado dijo:

    ligia Avión, barco, tren, coche, moto… distintas maneras de viajar dependiendo de muchas circunstancias. Viaje de negocios, de placer, sin preocupaciones de tiempo ni dinero, claro que en esta ocasión invito yo.
    – Jubi, sabes lo que te va a costar?
    Calla incordio.
    Un abrazo

    Chela Caro? Este es un viaje virtual, nos podemos permitir un pequeño derroche, de las maletas me ocupo yo…
    ¡¡Mira un caballero a la antigua usanza!!, os dejo que parece que de las maletas se va a encargar él.
    Ya no me atrevo a darte un abrazo.

    isabelbarcelo Creo que con una buena propina, el maquinista irá parando en las estaciones que le indiquemos, alegando problemas técnicos.
    También me gustaría a mí viajar en el expreso.
    Besitos

    Nalda No estaría Poirot con su amabilidad con las damas, pero si te sirve de consuelo yo te podría ayudar a que visitaras el Orient, también soy calvo, claro que un poco mas gruñón que él.
    Saludos

    Alex Tienes toda la razón, pero si se tratara de un viaje de negocios en donde tu futuro estuviera involucrado y en el que tu futura compañía te pagaba el viaje ¿te lo pensarías?
    Un abrazo

Los comentarios están cerrados.