El juego de las cabras equilibristas

No, no es un juego de mesa, es el juego que unas cabras están efectuando en un jardín.

El equilibrio de las cabras en una cinta de acero flexible

Esta grabación de cuatro cabras equilibristas en un jardín, está causando furor en internet. Se trata de un simple juego entre animales que, subidos a una cinta de acero flexible, se van turnando para divertirse en lo que parece ser un tobogán improvisado, o haber quien aguanta más.

El vídeo de las cabras juguetonas fue subido a YouTube por el usuario francés Max Murs y en pocas horas ya ha conseguido más de 5 millones de visitas.

Todos sabemos que “Cuando el diablo no sabe que hacer, con el rabo mata moscas

– Jubi, pero si son cabras…

Más diablos todavía.

Visto en el blog El pájaro loco

Esta entrada ha sido publicada en Curiosidades y etiquetada como , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a El juego de las cabras equilibristas

  1. Genín dijo:

    El cabrón está amarrado y no participa subiendo, pero el juego para cabras es muy cachondo, a quién se le ocurriría…
    Salud

    • unjubilado dijo:

      Genín Como conozco a las cabras en el monte, cualquier cosa es posible que ellas hagan, lo que no entiendo para que pondrían esa chapa de acero flexible en un jardín, excepto precisamente para que jueguen esas cabras.
      Saludos

  2. Ester dijo:

    Hay gente pa tóo, y como dice Genin al macho no lo sueltan. A lo mejor es que si juegan un rato luego producen mas leche.
    Un abrazo

    • unjubilado dijo:

      Ester Es que si al macho lo sueltan, con lo que pesa igual dobla de forma permanente el jueguecito. Tengo una cabra lechera, no es…
      – Jubi, que era una vaca.
      Esa si que chafa la cinta y se quedan sin juego.
      Abrazos

  3. Jesús dijo:

    Ahora he comprendido el dicho: “Estas como una cabra”. Es buenísimo, y así todo el día.

  4. Calandra dijo:

    Mira que diversión tienen las cabras y cuanto equilibrio pues a pesar de moverse tanto el arco nunca se caen.

    • unjubilado dijo:

      Calandra En ocasiones viéndolas en el monte subirse a las paredes de piedra o a sitios prácticamente inaccesibles, ahora no me extraña este juego.
      Otra cosa muy curiosa en ellas, es que les encantan, los tallos de los acebos, pese a que las hojas pinchan un montón, pues bien yo las he visto de cerca como se las comen, cortan los tallos con mucho cuidado, les dan al vuelta con la lengua y se los van tragando a la vez que los mastican, así no les deben de pinchar.

  5. Laura.M dijo:

    Jajajaaa……como d se lo pasan “las cabritas” 🙂
    Un beso.

Los comentarios están cerrados.