El cirujano y el mecánico

TallerUn mecánico estaba arreglando la cabeza de un cilindro de un motor V12 perteneciente a un «Jaguar», cuando vió a un conocido y afamado cirujano del corazón en el garaje…

El cirujano estaba esperando ser atendido por el jefe de servicio.

El mecánico le gritó al cirujano: «Hey Doc… ¿Le puedo hacer una pregunta?»
   
El cirujano, un poco sorprendido, caminó hacia el mecánico.

Éste,  limpiándose sus manos en una toalla, le lanzó a «boca jarro», la  siguiente pregunta…


«Vea Doc, échele una mirada a este motor. Yo abrí su corazón, le saqué las válvulas y el árbol de levas, las arreglé, las  volví a instalar y, cuando terminé, el motor funcionó como nuevo.
Operando
Entonces, ¿Porqué recibo un salario tan pequeño mientras que Ud. obtiene un montón de dinero, cuando ambos hacemos básicamente el mismo trabajo?

El cirujano se inclinó, pausadamente sobre el mecánico y le dijo, casi susurrándole al oído: - «Trata de hacerlo con el motor en marcha«…

Recibido por correo. Gracias Luis.

Tags: , ,

Esta entrada fue publicada en Humor y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a El cirujano y el mecánico

  1. Eulogio dijo:

    Me alegro no ver la misma cabecera que ayer porque fue curioso llegar por primera vez a un blog titulado Un jubilado y ver un cementerio de cabecera.
    Ja, ja.
    Mala leche tiene el tío, pensé.
    Ja, ja.
    Espero que entiendas mi sentido del humor.
    Luego caí en que era el Día de Santos.

    En cuanto al post, es de esos que te hace pensar, yo he oído algo parecido de un técnico de una central nuclear que lo llaman por un problema, llega y mira, toca un botón y se va.
    Cuando pasa la factura son 3.000 euros.
    Alucinados los jefes de la central protestan y le piden al técnico que desglose la factura, a lo que este pone:

    Por apretar un botón ….. 1 euro
    Por saber que botón apretar….. 2.999 euros.

    Un saludo.

  2. unjubilado dijo:

    Eulogio Cuando trabajaba, tenía un compañero que decía: «Reparar una avería es lo más fácil del mundo.»
    1º Se encuentra el elemento defectuoso.
    2º Se sustituye.
    3º La avería ha quedado reparada.

    En cuanto a las cabeceras las voy cambiando según el día, o mi estado de ánimo.
    Creo que así consigo un blog más dinámico.
    Saludos

  3. unjubilado dijo:

    .fer He leido tu post y yo sin cobrar nada también he practicado la ley del destornillador, la patada o codazo.

  4. Leodegundia dijo:

    🙂 Muy buena respuesta la del médico. Creo que la enseñanza que se puede sacar de esto es que antes de juzgar el trabajo de los demás deberíamos de pensar un poco y preguntarnos si realmente sabemos lo que hacen.
    Un saludo

  5. Bueno, bueno con la sabiduria del galeno hemos topado Que le vamos hacer pero para mi el mecanico tiene su parte de razón Será que a los médicos los conozco muy bien
    Lo ilustra esta otra anecdota Un carpintero es observado por un galeno, en un momento dado el carpintero hacer un corte y lo tapa con masilla y un poco de pintura El galeno le dice ironicamente, mira que bien, haces un fallo y lo tapas y asi nadie se entera y le contesta el carpintero, más facil es para tí que tu los cometes, se les echa tierra y nadie se entera, lo mio si escarban se puede ver el fallo

    Me gusta esa anecdota porque refleja muy bien la realidad de la vida

    Saludos

  6. Parsimonia dijo:

    Me ha hecho reír. Muy ingenioso el doctor.
    Un saludo.

  7. ¡Hola Jubi! te pido disculpas por no visitarte más a menudo,casi no tengo tiempo ni para mí mismo.
    He visto así por encima tus últimas publicaciones,oye eres todo un polifacético,le das a todo,¡excelénte!.
    Intentaré visitarte más amenudo y gracias.
    Un abrazo.

  8. J.Úbeda dijo:

    jeje, qué bueno…

Los comentarios están cerrados.