Cuento chino

Hace unos días en una de mis entradas una persona comentó si mi entrada ¿era el origen de un cuento chino?

Cuento chinoMi contestación entonces fue «La frase «cuento chino» significa una historia exagerada e increíble. Hay varias versiones sobre su origen, quizás en algún momento me atreva a publicarlas«, así que a ello voy.

Según la RAE un cuento chino es un embuste, es decir, una mentira disfrazada de artificios, una mentira ingeniosa, elaborada y adornada para resultar ¿más creíble?

Hay quienes afirman que es una frase que acuñaron irónicamente los romanos a consecuencia del libro y las narraciones orales que se difundieron después de los viajes de Marco Polo (1254-1324). El mercader veneciano fue de los primeros en explorar la llamada posteriormente ruta de la seda y en contar la experiencia de sus viajes por el extremo oriente a través de El libro de las Maravillas (dictado por Marco Polo al escritor Rustichello da Pisa mientras compartían celda allá por el año 1298).

Otros dicen que tiene su origen en 1847, año en el que los obreros chinos empezaron a llegar en masa a las costas cubanas para trabajar allí. La clase dirigente de Cuba urdía historias manifiestamente falsas con vistas a atraer a esos jornaleros, a quienes vieron como una alternativa menos polémica a la internacionalmente aborrecida esclavitud.

Aunque esta versión es muy posterior a la anterior, sí indica la apropiación coloquial que los cubanos hacen de esta frase). La mesocracia española, debido a la presión internacional que le exigía abolir la esclavitud y a la persecución que estaba haciendo Inglaterra de los barcos dedicados a la trata negrera, explora en China una alternativa de mano de obra barata.
Los primeros 200 y luego las sucesivas importaciones de chinos que llegaron al puerto de Regla, en La Habana, fueron engañados, engatusados, estafados; víctimas de «un cuento chino» que les costó la vida a muchos inmigrantes que solo encontraron en el suicidio la liberación y el camino de retorno.

También existe la perspectiva de que es simplemente un insulto racial. Según esta opinión, en algún lugar, ya sea Cuba o España, habría existido una percepción de los chinos como mentirosos, la cual habría afirmado que estaban dispuestos a fabular y a exagerar, de ahí el uso moderno de la frase.

Fuentes consultadas : Hablando de palabras, Spanish Language.

Esta entrada ha sido publicada en Dichos, expresiones, refranes y etiquetada como , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Cuento chino

  1. Me inclino por lo último. El racismo ha estado siempre presente.

  2. Magda dijo:

    Y después tenemos la expresión «un trabajo de chinos» que significa algo hecho con dificultad, una empresa complicada en la que la fuerza bruta no es suficiente, hace falta algo más.

    Feliz día.

    • unjubilado dijo:

      -Magda- Antes se podía decir con relativa facilidad, pero en la actualidad como sueltes esta expresión en una escuela, puede ser que alguno de los alumnos se sienta discriminado ya que hay estudiantes de todo tipo y colores.
      Saludos

  3. Susana dijo:

    Yo creo que se refiere a los muchos relatos que hay de origen chino. Un beso

  4. ester dijo:

    No iba tan desencaminada, un cuento chino es lo que nos quieren vender cuando no tienen materia, es una salida por peteneras cuando no hay respuesta posible, es algo que cuenta mucha gente y casi ninguno es chino. Abrazucos

    • unjubilado dijo:

      -ester- La expresión tiene muchas posibilidades para que pueda ser cualquier cosa, pero no la sueltes en una tienda de chinos o en un restaurante regentado por chinos, no serías bien recibida.
      Abrazos

  5. Independientemente de dónde proceda, es curioso que una expresión, que en su origen no hacía ninguna referencia a la habilidad de los chinos para engañar, haya terminado por usarse como menosprecio hacia ellos.

    • unjubilado dijo:

      -Una mirada…- Hay determinadas expresiones que aunque no se sepan exactamente su procedencia, tienen un cierto sentido de la realidad, incluso en sus costumbres son un tanto extraños, a ellos no les gusta mostrar sus sentimientos, y por eso ven con malos ojos saludar besando en las mejillas, ni aún entre mujeres, incluso dar la mano para saludar es un gesto que se empieza a aceptar desde hace poco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.