153 historias olvidadas en un burofax

Estalló la guerra abierta por el transporte urbano de Zaragoza.

La empresa avisó a la Policía Nacional para evitar altercados. Foto: C.G.S.

La empresa avisó a la Policía Nacional para evitar altercados. Foto: C.G.S.

La jornada de ayer se convirtió en un combate todos contra todos en los que se vivieron los primeros momentos de tensión por los 153 despidos.
Los trabajadores, algunos de ellos ya con el burofax que notificaba su despido en la mano y la indemnización en su cuenta bancaria, tomaron las cocheras en una protesta improvisada en la que fue necesaria la intervención de la Policía Nacional.

El mismo día en el que se daban a conocer los nombres y apellidos de quienes hoy ya no les dejan acudir a su puesto de trabajo. Y el mismo día en el que el Grupo Avanza, los verdaderos dueños de Autobuses Urbanos de Zaragoza (AUZ), celebraban a bombo y platillo la venta del 100% del accionariado a un grupo empresarial mexicano, ADO, sin experiencia en España ni en Europa.

C. GOMAR 22/08/2013 “¿Qué empresario va a ser el valiente que contrate a una embarazada de cuatro meses?”. Esta es la pregunta que María Ángeles Pérez lanza al aire una y otra vez. A las dos de la madrugada del miércoles recibió un mensaje en el móvil de un compañero, también despedido.

En el texto le sugería que mirara su cuenta bancaria. Si había una cantidad extra de dinero significaría que ya no era conductora de autobús. Así de simple, sin un aviso previo de la dirección. Esta había sido la conclusión que extrajeron los trabajadores tras varios comentarios realizados entre ellos en su grupo privado de Facebook, red social por la que muchos se enteraron de que los despidos habían sido anunciados y que, acabó siendo la correcta. El burofax que iba a acreditar tal incógnita llegaría con retraso.

En la asamblea se anunció una huelga general para septiembre u octubre. Foto: C.G.S.

En la asamblea se anunció una huelga general para septiembre u octubre. Foto: C.G.S.

María Ángeles, madre de una niña de 21 meses, otra en camino y un marido incapacitado recientemente tras una operación, también había recibido el mensaje indirecto de la entidad convertido en dinero. “La empresa no ha tenido miramientos con nosotros”, decía. Aseguraba sentirse impotente aunque, no era necesario que lo dijera ya que sus lágrimas y gestos nerviosos la delataban mientras esperaba a que el comité de empresa saliera del despacho del director de Recursos Humanos, Héctor Muñoz, ayer.

Para ella, que lleva cinco años y medio en la empresa tras haber sido despedida en 2007 y contrada de nuevo en 2008, no tiene sentido que envíen al paro a una embarazada. “No le cuesto ni un euro a la empresa” al tener una suspensión de contrato por embarazo y “aún así, nos han despedido”, explicaba refiriéndose a otra compañera sin trabajo.

Indignación compartida por los 25 ecuatorianos contratados para la Expo 2008. “Nos llamaron desde España y nos aseguraron que tendríamos contrato indefinido”, comentaba Jorge Garcés, tras pasar los tres meses de prueba. Todos ellos se han quedado sin trabajo “ahora que toda nuestra familia vive en Zaragoza”, decía Mario. “¿Y ahora qué?” preguntaban. Dudan de la legalidad existente al quedarse “de la noche a la mañana” sin trabajo. María Ángeles tiene la respuesta. “Con las reformas hechas por el Gobierno (refiriéndose a la Reforma Laboral) hemos perdido nuestros derechos”.

Tan solo son tres historias aisladas en 153 burofaxes.

Esta entrada ha sido publicada en Anotaciones y etiquetada como , , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a 153 historias olvidadas en un burofax

  1. Ester dijo:

    Vaya entrada para ponerme al día, para mi regreso y vuelta al bloguerio,ni el verano permite que nos relajemos de tantos dislates. Un abrazo grande

    • unjubilado dijo:

      Ester En muchos casos las entradas que yo publico no siguen el orden en el que las he pensado, en este caso la actualidad me manda retrasar hasta 8 post que tenía previstos y ciertas curiosidades que podría haber publicado, ya ni siquiera las he preparado.
      Un abrazo

  2. Ligia dijo:

    Tres historias que reflejan la situación actual en muchos hogares de España… No sé cómo terminaremos. Abrazos

  3. Leodegundia dijo:

    Esto ya se está convirtiendo en lo habitual en nuestro país.

  4. Jesus dijo:

    Una cosa es apretarse con la empresa para seguir subsistiendo, y otra esta sinvergonzonería. Mientras los políticos mirándose el ombligo, y de vacaciones. No se podría mandarles a todos un burofax y despedirlos. ¿El poder no lo tiene el pueblo?.

    • unjubilado dijo:

      Jesus El poder lo tiene el pueblo, si todos estuviéramos unidos, pero unos dicen blanco, otros negro y por supuesto pasando por todos los colores del espectro visible. En la actualidad las empresas cada vez están envalentándose más y hacen su santa voluntad.

  5. Al hijo abogado de una amiga lo despidieron del bufete donde llevaba 11 años simplemente llamándolo al llegar al despacho del jefe, que le alargó el sobre del despido, y al ir a su despacho a recoger sus cosas, ya se habían llevado de allí los ordenadores y archivos.

    • unjubilado dijo:

      Senior citizen Esto mismo lo había oído, enviando un correo personal al despedido y cuando llegó a la empresa tenía todas sus cosas, amontonadas en una caja de cartón, habiendo forzado las cerraduras de la mesa.

  6. Tawaki dijo:

    Los recursos humanos son los más inhumanos de todos, porque eso de despedir sin avisar es de juzgado de guardia.

    Otra cosa es que en España pensemos que el empresario siempre es el malo y que esté obligado a dar trabajo, con eso ya no estoy de acuerdo. El trabajo e un contrato en el que ambas partes han de estar de acuerdo, y en el que ambas partes tienen libertad de terminarlo.

    Hacen falta más empresarios para que pueda haber más empleados por cuenta ajena.

    • unjubilado dijo:

      Tawaki En este caso concreto el problema ha sido que la empresa no ha querido dialogar con nadie, lo único que quería era vender.
      La antigua TUZSA (Transportes Urbanos de Zaragoza S.A.), que desde julio cambió el nombre por el de Autobuses Urbanos de Zaragoza, quería despedir a 212 trabajadores, un 16% de su plantilla, de buenas a primeras dice que despedirá a 153 y ya no ha habido más diálogo, debido a que ha vendido la empresa.
      Desgraciadamente la cantidad de empresas desaparecidas en España es enorme.
      Un 20% de empresas desaparecen cada año en España desde el inicio de la crisis, 2008 (datos de agosto de 2012)

  7. Genín dijo:

    La gente es para estar encantada… 🙁
    Salud

  8. francisco dijo:

    Fuenteovejuna…todos a una. Lastima que que la obra de Lope de Vega, sea solo, eso teatro. Que desesperacion la de esos padres de familia y la de esos que no lo son, claro. Y pensar que nos dicen que el poder es del pueblo, bueno del puebloe pero sin el pueblo.
    Como saldremos de esta?

  9. unjubilado dijo:

    francisco Eso es lo malo, que no nos ponemos nunca de acuerdo, por lo que no podremos aplicar eso de “la unión hace la fuerza”.
    En los actuales tiempos una persona en paro con más de 45 años es muy difícil que pueda volver a conseguir trabajo, por lo que la angustia y pesimismo es enorme.

  10. francisco dijo:

    Emilio es lamentable esa tasa de paro que tenemos y más a mis ojos ya que vivo en un país con una tasa de paro 3,6%, según estadísticas del año 2012.

Los comentarios están cerrados.