Rajoy se hace taxista

Unjubilado : «Ni quito ni pongo rey, ya que no tengo ningún señor al que ayudar, pero me ha resultado curioso el vídeo, por ello lo he traído a mi blog»

Una mujer se sube a un taxi y pide al conductor que la lleve al Instituto de Crédito Oficial con la esperanza de «sacar su negocio adelante de una vez». En el trayecto conversa con el taxista sobre las dificultades que hay en España para que los emprendedores accedan al crédito. Pero la voz suena conocida. Es la de Mariano Rajoy.

Esta es la idea de los responsables de la campaña del PP para el último vídeo electoral que han presentado este jueves en Internet. El juego al equívoco termina cuando al final de la conversación la mujer pregunta al taxista: «Y si lo tiene tan claro, ¿por qué no se presenta usted a las elecciones?». La cámara enfoca al conductor y descubrimos que no es el líder del PP.

«Para eso tenemos a Mariano Rajoy que piensa como yo», sentencia el taxista.

Fuente : El Mundo

Está visto que todos los partidos utilizan los medios disponibles en internet para lanzar sus proclamas, a unos les sale bien, otros son criticados, otros tienen que dimitir por publicar en las redes sociales algo que no han pensado mucho, incluso se hacen montajes de vídeos de los que luego tienen que arrepentirse y retirarlos.
Veamos : El PSC retira el polémico vídeo sobre recortes en sanidad a petición de Carme Chacón ver aquí.
La ‘teta’ de Chacón le cuesta todos sus cargos a la ex diputada Francisca Pol Cabrer, por colgar en Facebbok un fotomontaje de la Chacón enseñando una teta, ver aquí.
… Y no sigo ¿para qué?, para escuchar mentiras o cuando menos verdades a medias?…

Esta entrada fue publicada en Anotaciones, Internet y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Rajoy se hace taxista

  1. Ja, ja. Invito a todos a que se den un paseo en taxi, o en bus, o andando, aquí donde gobierna ya el partido popular… y verán lo que es bueno.

  2. Luna Urbana dijo:

    El problema no es que los políticos piensen como nosotros, el problema está en que no actúan como se supone que piensan. No hay muestra de sus ideologías, principios y promesas en ninguna de sus actuaciones. No es suficiente con que piensen como nosotros, sino que actúen como nos prometen y nos venden que lo harán.

  3. Pues si yo me subo a un taxi y el taxista me suelta semejante mitin, me bajo, que bastante tenemos con la tele.

Los comentarios están cerrados.