Pensamiento lateral

Pensamiento lateral (del inglés lateral thinking) es un método de pensamiento que puede ser empleado como una técnica para la resolución de problemas de manera creativa. El pensamiento lateral es una forma específica de organizar los procesos de pensamiento, que busca una solución mediante estrategias o algoritmos no ortodoxos, que normalmente serían ignorados por el pensamiento lógico.

El pensamiento lateral se caracteriza por producir ideas que estén fuera del patrón de pensamiento habitual.

Vamos a poner un ejemplo: La historia de las 2 piedrasPiedra blanca

Había una vez, en un pequeño pueblo, un granjero a quien no le alcanzaba la plata para devolver una importante suma de dinero que le había sido prestada por un viejo muy feo y muy antipático.

Como el granjero tenía una hija muy linda que despertaba todas las ansias del prestamista, éste último le propuso un trato : Le dijo que le perdonaba su deuda si él le daba a su hija en matrimonio.

Tanto el granjero como su hija quedaron horrorizados con esta propuesta.
Entonces el viejo prestamista varió un poco su propuesta sugiriendo que fuera el azar quien determinara si la propuesta iba o no iba. Les dijo que iba a colocar una piedra blanca y una piedra negra dentro de una bolsa vacía.

La chica debía sacar una de las piedras sin ver cuál estaba sacando de la bolsa.
Si sacaba la piedra negra, se casaría con el viejo prestamista y la deuda de su padre se consideraría pagada.
Si sacaba la piedra blanca, no tendría que casarse con el viejo. Pero, para hacer atractiva esta manera de tomar la decisión, la deuda de su padre también en este caso quedaría perdonada.
Por el contrario, si ella rehusaba entrar en este juego, su padre sería inmediatamente enviado a la cárcel.

Siempre hablando, el viejo prestamista se agachó para recoger las dos piedras.

La chica, que tenía el ojo rápido, se dio cuenta de que había recogido dos piedras ambas negras y las había puesto rápidamente dentro de la bolsa.

A continuación, el viejo prestamista le pidió a la chica que tomara una de las piedras que estaban dentro de la bolsa.
Todo ello había tenido lugar en el pequeño camino que lleva a la puerta de la casa del granjero, que estaba recubierto por piedras blancas y negras.

Imagine por un instante el lector de esta historia lo que hubiera hecho si hubiese estado ahí. ¿Qué le habría usted aconsejado a la chica ?

Si uno analiza bien la situación, hay 3 posibilidades :
1) La chica debería negarse a sacar una piedra.
2) La chica debería sacar las dos piedras negras de la bolsa y demostrar así que el viejo había hecho trampa.
3) La chica debería sacar la inevitable piedra negra y sacrificarse casándose con este viejo repulsivo para evitar la prisión de su padre.

Tómese un momento para reflexionar sobre esta situación.
Esta historia tiene como objetivo permitirle a usted apreciar, la diferencia entre el pensamiento lógico directo y el pensamiento llamado «lateral».

El dilema de la chica parece que no puede resolverse de manera equitativa : Si acepta la propuesta, pierde inevitablemente su felicidad; pero si la rechaza denunciando la trampa, su padre va inevitablemente a la cárcel.

Pero esto es así sólo desde el punto de vista del pensamiento lógico tradicional.
Piense en las consecuencias de cada una de las tres opciones posibles.
Entonces, ¿que habría usted hecho?

La solución en otra entrada, como estoy en Broto, dentro de uno o dos días, o vaya usted a saber…

La solución en : Solución a la historia de las dos piedras

Esta entrada fue publicada en Anotaciones y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Pensamiento lateral

  1. Ligia dijo:

    Qué malo eres, Jubi¡¡ No me vayas a dejar con la incógnita… Yo, si fuera la chica, sacaría las dos piedras y se las estampaba en la cabeza del viejo, ja, ja. Abrazos

  2. Genín dijo:

    Yo le caigo a palos al prestamista por tramposo y cabrón y le hago tragar las piedras!
    Claro que no creo que quisiera casarse conmigo…jajaja
    Salud

  3. Leodegundia dijo:

    🙂 Yo pienso como Ligia, sacaría las dos piedras y se las hago tragar.

  4. unjubilado dijo:

    Ligia Nada más que termine con los comentarios, publico una solución, ya que la que se merece es la de las dos piedras en la cabeza.
    Un abrazo

    Genín Ligia en la cabeza, tu de almuerzo sin pan ni agua, como nos lean muchas personas nos tachan de terroristas.
    Saludos

    Leodegundia Vamos a terminar todos a pedradas, así que mejor publico una de las soluciones distintas a las que conocemos y nos evitamos que alguna nos de en la cabeza. 😀

  5. celia dijo:

    la chica tomo una piedra blanca del suelo y la saco de la bolsa. Asi todo queda bien, no se casa con el prestamista, a su padre no lo meten a la cárcel, y el viejo se queda sin dinero y sin chica…. ja ja

    • unjubilado dijo:

      celia No se porque me parece que eso del dinero te ha llegado al alma.
      Si es lo que pienso sobre dos productos lo siento de veras, los bancos han actuado de mala fe.
      Creo que eres de Zaragoza y sin embargo me escribes desde Red Hill, EE UU, posiblemente todo sean elucubraciones mías.
      Un saludo

Los comentarios están cerrados.