El arte de volar cometas

Recibo un correo con un vídeo espectacular, gracias Luis.

El arte de volar cometas

– Jubi, espectacular para ti que has sido aeromodelista radio controlado y has volado muchas cometas, pero para los demás posiblemente no tenga ningún aliciente.

Ya empezamos, eres un auténtico incordio, recuerda aquella vez en un pueblo de la provincia de Segovia, que hasta un pastor le gustó mi exhibición con una cometa de dos mandos, viendo como la llevaba a ras de suelo y la volvía a elevar con un espectacular batir de alas.

– Si claro, pero no comentas lo que te dijo «Oiga me ha gustado mucho su particular exhibición, pero me ha jodido» (perdón, pero es lo que dijo) y ante tu extrañeza siguió comentando «las ovejas estaban tan sosegadas que pensaba pasar una mañana tranquila y mira por donde viene usted y me las espanta a todas, espero no perder ninguna». Pediste perdón y recogiste la cometa.

En el correo, me aparecía un comentario similar a esto : Esto es realmente sorprendente. Tómate unos minutos para verlo completo.
El hombre de las 3 cometas, anda en sus 80 años de edad y es de Canadá.
Cada año participa en el Festival Internacional de cometas, en el estado de Washington. Su piel está curtida por el sol pues él normalmente las vuela descamisado.
Es sordo, por eso cuando vuela, nosotros levantamos nuestras manos a manera de aplausos. Vuela 2 cometas con sus manos y una más está sujeta a su cintura. ¡Disfruta! Debes observar el final para ver el impresionante aterrizaje de esa última cometa.

Yo ya me conformaba con esto, pero en mi ánimo de buscar mayor información, recorrí varias competiciones de cometas y por fin encontré lo que buscaba, la biografía de Ray Bethell, el jovencito de 80 años que no ha perdido la afición por las cometas.

Ray empezó este deporte en 1980 y durante muchos años voló en competiciones por equipos con su equipo «Los Flyers Vancouver altos», a menudo ocupando el primer, segundo o tercer lugar en las competiciones norteamericanas. Individualmente Ray siempre ha sido un innovador y comenzó a volar dos cometas en torno a 1984. Fue un largo camino al éxito ya que no había nadie para copiar o aprender maniobras ni mucho menos encontrar los accesorios necesarios.

Fabricó mandos especiales, para poder volar simultáneamente, al principio dos cometas deportivas, una con las caderas y otra con las manos, más tarde fue capaz de añadir una tercera cometa a su rutina: una cometa atada a su cintura, otra en la mano izquierda y por último una cometa en su mano derecha.

Entre sus muchos récord figuran el de resistencia, volando un total de 12 Cometas en Belmont Shores, California, otro récord, volando 3 pilas de 12 cometas Hyper, con un total de 36 cometas deportivas. En Long Beach Washington voló sus dos cometas al mismo tiempo durante 4 horas 19 min. En 1992, en el mismo evento en Long Beach, WA, estableció un nuevo récord mundial, volando tres cometas simultáneamente durante 5 horas y 42 minutos. No contento con eso, continuó rompiendo sus propios récords…

Pero mejor que seáis vosotros los que leáis su biografía, mal traducida por Google.

Ya se me olvidaba, para ver el vídeo, pulsar en la imagen. La música que suena es «Delibes: Lakmé / Act 1 – Viens, Mallika, … Dôme épais (Flower Duet)»

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a El arte de volar cometas

  1. Genín dijo:

    Este señor es un verdadero artista-mago, que bárbaro el tío, yo hubiera enredado las tres cometas a los dos segundos…
    Gracias Jubi!
    Salud

    • unjubilado dijo:

      Genín Yo he volado muchas cometas deportivas (dos mandos) unas bastante pesadas, para cuando hacía mucho viento y otras ligeritas cuando soplaba una pequeña pero constante brisa. Pero nunca se me hubiera ocurrido volar dos o tres comentas a la vez de manera individual, seguro que me habría pasado lo que tu comentas.
      Saludos

  2. trimbolera dijo:

    No es tan fácil, yo recuerdo cuando los críos eran pequeños que fuimos a la Ciudadela con toda la ilusión con una cometa sencilla y volvimos sin nada, en la copa de un árbol se quedó.

    • unjubilado dijo:

      trimbolera Me has hecho recordar un día en la zona deportiva de la urbanización en Broto, les pasó lo mismo que comentas y eso que se lo había advertido ya el el viento soplaba a ráfagas y cuando se paraba corrían para tratar de elevarla y la cometa, como buen pájaro se quedó haciendo en nido en un árbol.

  3. Ester dijo:

    Precioso el vídeo, le has hecho un homenaje a el y a sus cometas.
    Le voy a decir a mi hija que lo vea, ella vuela cometas, creo que después de ver esto ya no lo hará más, es una simple aficionada. Por cierto me dijo que habías hecho una entrada estupenda con el video de baile.
    Abrazos

    • unjubilado dijo:

      Ester En realidad ha sido un reconocimiento a la manera de volar de este hombre. Cuando yo volaba aviones, disponíamos en medio del campo de una pista para ello, yo además del velero o avión a motor solía llevar un par de cometas ya que en Zaragoza suele hacer mucho aire. Si nadie nos atrevíamos a volar los aviones, yo sacaba una de las dos cometas y me dedicaba a hacerla volar, te puedo asegurar que muchos se quedaban ya que hacía rizos, looping y todas las diabluras que se me ocurrían, pero lo de este hombre es algo increíble.
      Al final vas a tener que presentarme a tu hija.
      Un abrazo a ambas.

  4. María sena dijo:

    ¡Genial! Me has engañado, jajaja, yo todo era (de reojo) buscar el vídeo, y me sales al final con que cliquemos la imagen, jajaja.., ¡como me gustaría saber hacer esas cosas,!
    Yo a mis hijos siempre les hice los cometas ,(en mi tierra ‘cachirulos’) lo que mas difícil para mi era equilibrar la cola, cola que siempre hacia trapos con muchos colorines, pues a mis ‘cachorillos les encantaba.
    Me ha gustado mucho tu articulo.
    Gracias, ya se algo mas de mi ‘amor’ jajaja…
    Besos

    • unjubilado dijo:

      María sena Lo de aprender hacer esas cosas, es algo que conseguirás con el tiempo. Piensa que yo llevo casi ocho años con el blog y hace muy poco que indagando he conseguido saber hacer. Buscando en internet, está todo escrito.
      Yo también me llegué a hacer las cometas, e incluso aunque eran mucho más inestables en ocasiones las volaba sin cola ya que eran mucho más rápidas y tenías que controlarlas con mucha mayor precisión.
      Un abrazo

  5. Jesús dijo:

    Este fin de semana celebramos en la playa el festival de cometas, y la verdad resulta muy vistoso. El vídeo que adjuntas es maravillosos, en principio pensaba que eran tres personas y me he quedado sorprendido porque no acierto a imaginar como dirige las tres en sentidos diferentes al mismo tiempo. Es genial. Yo me hacia mis propios «cachirulos exagonales», con la ayuda de mi padre, y llegábamos a subirlo un kilómetro prácticamente.

    • unjubilado dijo:

      Jesús He visto tu entrada, pese a que de momento no he dejado ningún comentario, ya que se me fue el tiempo viendo vídeos de los festivales de otros años. Yo también he hecho mis cometas deportivas y he volado con tres a la vez, pero con solamente dos mandos, la segunda comenta unida a un metro de la primera y la tercera a la segunda, en plan de cascada.

  6. Ya es mérito que una cometa simplemente se mantenga, cuanto más que «bailen» de esa forma.

    • unjubilado dijo:

      Senior citizen La explicación técnica es muy simple, para que se pueda mantener en el aire y a rasgos generales es igual pero mucho más simple que el de un avión, de hecho el origen de la cometa no está muy claro, aunque se supone que la inventaron en China hace más de 2500 años, luego no tenía que ser muy difícil.
      Un avión necesita mantener una velocidad mínima para poder sustentarse, una cometa igual pero al ser estática, necesita una velocidad mínima del aire para poder elevarse y mantenerse, sin aire no hay cometa que vuele.

  7. Leodegundia dijo:

    No hay duda de que es un artista, nunca volé una cometa pero tengo entendido que no es fácil conseguir que no se vengan al suelo.

    • unjubilado dijo:

      Leodegundia Es bastante fácil, a mi nadie me enseñó y aunque al principio estaba más tiempo en el suelo, conseguí empezar a dominarlas y luego las volaba con una soltura impresionante.
      Pero me quedó pendiente una asignatura, me prestaron un búmeran o boomerang, arma arrojadiza que tras ser lanzada regresa a su punto de origen debido a su perfil y forma de lanzamiento especiales, muy utilizada por los aborígenes australianos, no hubo forma, en ocasiones la mandaba al quinto pino y en alguna muy escasas ocasiones, volvía a mi con tan mala uva que me tenía que separar para evitar que me alcanzara.

  8. Un espectáculo genial. Y qué arte. Porque no es difícil ni nada manejar una sola cometa, así que varias…

    • unjubilado dijo:

      Una mirada… Yo con una me apañaba muy bien, pero si alguien me hubiera insinuado volar con dos cometas, una con cada mano, hubiera pensado que tenía paranoia de cuerdas.

Los comentarios están cerrados.