Una viejecita en misa

Viejecita
Casi al final de la misa dominical, el sacerdote preguntó a su comunidad : -¿Cuántos de ustedes han perdonado a sus enemigos?

Todos levantaron la mano, excepto una pequeña viejecita.

-Señora Pérez, ¿Usted no está dispuesta a perdonar a sus enemigos?


-Yo no tengo enemigos, Padre. Respondió dulcemente.

-Señora Pérez, eso es muy raro ¿Y cuántos años tiene usted?

-98… Respondió casi con vergüenza, porque era la más vieja de todos los presentes.

La congregación se levantó y aplaudió.

-Señora Pérez, ¿Puede decirnos cómo se hace para llegar a los 98 años y no tener enemigos?

-Es que ya se murieron todos esos hijos de p…..

Recibido por correo. Gracias Luis.

Esta entrada fue publicada en Humor y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Una viejecita en misa

  1. Pilar dijo:

    No hay nada como resistir!!!

  2. Nalda dijo:

    De armas tomar la abuelita, ehhhh!!!

  3. unjubilado dijo:

    Pilar, Nalda Con 98 primaveras se puede permitir el lujo de mandar a todos a paseo.
    Abrazos

  4. Mike dijo:

    Una mujer de tercera edad me explico:
    Un dia mientras estaba esperando al dentista en la sala de espera vi en la pared su diploma. Reconoci su nombre y apellido. Hacia mucho tiempo, en la escuela, me habia enamorado de el inmediatamente cuando entro en nuestra clase.
    Pero cuando entro en la habitacion, era un abuelito canoso de cara
    arrugada y con gafas gruesas.
    Cuando tome asiento no pude resistir la curiosidad y le pregunte: iba usted en
    quinto de secundaria el anyo 1970?
    > Me respondio : Si, me gradue en el anyo 1974. Como es que lo sabe usted ?
    > Porque estudiaste en mi colegio , respondi entusiasmada.
    > Y entonces este horrible, canoso sordo y arrugado abuelito dijo : Y que nos ensenyaba usted ?

  5. unjubilado dijo:

    Mike ¡Que mala uva y que falta de delicadeza por parte del dentista!
    Saludos

Los comentarios están cerrados.