San Jorge y el dragón

San JorgeCabalgaba tranquilamente con mi caballo de silla, por las proximidades de Huesca, cuando de repente oigo un espeluznante rugido y veo a un caballero blandiendo su espada en desigual lucha con un terrible dragón.

Día desapacible, tormentoso, propio para una pelea, ¿pero quién era el caballero que se atrevía a desafiar a un dragón en pleno siglo XXI?.

Un relámpago hizo vibrar mis centros nerviosos, ¿San Jorge estaba peleando con el dragón? Pero, la princesa donde se encontraba?

Sería todo un sueño producido por mi imaginación? Sin embargo la imagen era real.

Vencería San Jorge, o por el contrario sería humillado y tendría que rendirse…?

El resto de la historía la podéis ver aquí, yo hui despavorido.

Tags: ,

Esta entrada fue publicada en Anotaciones. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a San Jorge y el dragón

  1. laMima dijo:

    Cada vez que paso por ahí me digo que un día tengo que parar para hacer una foto. Me gusta.

  2. Iván dijo:

    Extraño monumento.. Aunque resulta atractivo. Una mezcla entre metal y raspa de sardina…
    Preciosa la introducción.
    Un saludo!

  3. reikiaduo dijo:

    San Jorge es (sobre todo) el gran patrono de los estudios tonto-bobos de mucha prosapia y ningún contenido práctico; me explico:

    Había una vez un matador de dragones, esforzado y egntil cabalgaba y cabalgaba por todos los reinos (e aquella época reynos) ofreciendo sus servicios pero acaeció que (si acaso habían existido alguna vez) los tales dragones de los que todo el mundo haba oido hablar no aparecían sin embargo por ninguna parte, tanto que… nadie lo contrataba y podía perecer de hambre

    En tales cuitas estaba cuando en su mente (hambrienta) brilló la genial idea:

    Voy a fundar un “College” (universidad en pichinglis) para enseñar a matar dragones, daré títulos, licenciaturas otorgaré diversos masters y postgrados a mogollón, la gente acudirá a mí y yo llenaré por fin mi barriga

    Y ni corto ni perezoso eso hizo. Un éxito, fue un éxito de la…

  4. unjubilado dijo:

    laMima Yo paré en la gasolinera, mi caballo necesitaba reponerse.

    Iván Metal mucho, y de raspa ya le va quedando poco, ya que los gatos (oxidación) se lo van comiendo.

    reikiaduo Yo quería haber estado en esa universidad de pichinglis, pero no me admitieron, eso sí aprencí a matar pendones (vástago que sale del tronco principal del árbol)

  5. juanita gomez dijo:

    san jorge era nuestro luchador de nuestro colegio san jorge

Los comentarios están cerrados.