Recuerdos

Autobús
De pequeño mis padres, mi hermana y yo, íbamos a veranear/trabajar al pueblo de mi padre en Bailo.

Zaragoza-Bailo(Huesca) el recorrido en coche ahora es de hora y media aproximadamente, pero entonces…

Salida de Zaragoza de la Estación del Norte sobre las 9 de la mañana, no sé si A.M. o P.M. ya que entonces no llevábamos relojes. Claro que primero había que coger el tranvía, hacer trasbordo en la Plaza de España y con un poco de suerte y sin que se saliera el trole de su conducto eléctrico, llegábamos con un ratico de tiempo.

Desde la Estación del Norte ahora desaparecida y en el Canfranero, masticando durante todo el camino las pavesas del tren de vapor. – Salía mucho humo de la chimenea de los trenes, humo negro masticable y a veces axfisiante- Hasta la estación de Ayerbe (Huesca).

Viaje de Juan Gavasa en el Canfranero en el año 2005

Pensamiento de unjubilado: ¡¡Que abandonadas tenemos las líneas férreas en Aragón!!

El 21/11/2006 Los Amigos del Ciclismo demostraron que era más rápido ir desde Huesca a Jaca en bicicleta que en tren.
Mallos de Riglos
La imagen de la derecha es una vista desde el Canfranero de Los Mallos de Riglos, y está copiada de “Bearn Adourn Pyrenees”

En Ayerbe y sin descansar ni un minuto, ya que el tren quería emular al AVE a 220 Km/h… pero se quedaba en 20 Km/h en las cuestas.

Nos bajábamos con rapidez y habiendo recorrido parte de nuestro trayecto nos dirigíamos a una posada que se llamaba algo de “Rio… no se que” en donde sacábamos nuestras fiambreras para comer la clásica tortilla con patatas, -mucha patata y pocos huevos- y con un enorme porrón de vino con gaseosa se iban pasando las patatas.

Aún nos daba tiempo a echar una siestecita ya que hasta las 5 de la tarde no teníamos que coger otro transporte que nos llevaría a nuestro destino.

Yo inquieto y curioso como los niños de antes, -ahora se hubieran quedado dándole a la Play hasta sacarle las teclas por la trasera del artilugio-, lo único que oía era “niño no molestes a los posaderos, no toques eso, no salgas con las gallinas…” y de vez en cuando una triste voz que decía “déjelo que no molesta”.

Y llegaba la hora de coger el autobús.
No sé si será el mismo que muestro en la imagen, pero recuerdo perfectamente que llevaba cuatro ruedas o más, un motor, volante casi tan grande como la plaza de toros y una baca… que nadie la confunda con una vaca lechera.

Con nuestras maletas atadas con cuerdas y las fiambreras vacías, teníamos que hacer el recorrido de Ayerbe a Bailo, por carreteras que muchas mujeres quisieran… ¿¿ ?? Perdón… ¡ah! lo digo por las curvas.

Al llegar a Bailo, lo primero que me preparaban era una loncha de pan casero de unos 40 cm. de diámetro y dos dedos de grosor, además otra loncha de jamón casi del mismo tamaño y con una navaja que yo llevaba cuando iba al pueblo hacía mi primera merienda con jamón casero.

El artículo esta dedicado espedialmente a mi amigo Santi, actúalmente casi en paradero desconocido, de él es la imagen del autobús y también a todos los amantes del ciclismo, entre ellos Toupeiro y Ciclanzas de Don Biciclote

Tags: ,

Esta entrada fue publicada en Anotaciones. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Recuerdos

  1. Gabriel dijo:

    No se porque me ha venido a la memoria esta cancion de Miguel Rios, al leer tu post
    TODO A PULMON:
    que dificil se me hace
    mantenerme en este viaje
    sin saber a donde voy en realidad
    si es de ida o de vuelta
    si el furgon es la primera
    si volver es una forma de llegar

  2. iván dijo:

    Me ha encantado la entrada. Quizá el viaje fuera pesado. Pero seguro que era toda una experiencia. No como ahroa que solo importa el llegar lo más rápido posible.

  3. donbiciclote dijo:

    Sí que me parece una ruta interesante.

    Pero, vista la deprimente historia del Canfranero,
    ¿me espero a que lo conviertan en una vía verde?

  4. Toupeiro dijo:

    Muchas Gracias Emilio

  5. SantIP dijo:

    Siempre es un placer colaborar contigo.
    Siempre es un placer leerte.
    Siempre es un placer recordar que he tenido la suerte de viajar en el canfranero, y apearme en Riglos, o en Jaca, o en Canfranc.
    Y recordar viajes en autobuses con portamaletas de redecilla.
    En fin, nunca está de más echar un ojo al pasado.
    ¡Qué envidia, jamón!

  6. jomas dijo:

    Es bueno, recorrer el pasado y mostrar a las nuevas generaciones como eran antes las cosas.
    Felicitaciones !!
    Saludos

  7. unjubilado dijo:

    A todos Y mientras tanto ahora, chucu chucu chuuuu…!!!! piiiiiii piiiiii el Altaria que no tiene a nadie a quien asustar.
    Si encuentro suficiente información otro día hablaré de la estación Internacional de Canfrán -pobrecica-
    Y quizás la vuelta con otro autobús y en otras condiciones.

Los comentarios están cerrados.