Recomponiendo el mundo

CientíficoUn científico que vivía preocupado con los problemas del mundo, estaba resuelto a encontrar los medios para aminorarlos.

Así que pasaba días en su laboratorio en busca de respuestas para sus dudas.

Cierto día, su hijo de 7 años invadió su laboratorio decidido a ayudarlo a trabajar.

El científico, nervioso por la interrupción, le pidió al niño que fuese a jugar a otro lado. Viendo que era imposible sacarlo, el padre pensó en algo que pudiese darle, con el objeto de distraer su atención. De repente, se encontró con una revista en donde había un mapa con el mundo, justo lo que precisaba.

Con unas tijeras recortó el mapa en varios pedazos y junto con un rollo de cinta se lo entregó a su hijo diciendo: Como te gustan los rompecabezas, te voy a dar el mundo todo roto para que lo repares sin ayuda de nadie.

El científico calculó que al pequeño le llevaría 10 días componer el mapa, pero no fue así, pasadas algunas horas escuchó la voz del niño que lo llamaba calmadamente: Papá, papá, ya hice todo, conseguí terminarlo.
SombraAl principio el padre no creyó en el niño pensó que sería imposible que a su edad hubiera conseguido recomponer un mapa que jamás había visto antes.

Desconfiado, el científico levantó la vista de sus anotaciones con la certeza de que vería el trabajo digno de un niño. Pero para su sorpresa, el mapa estaba completo, todos los pedazos habían sido colocados en sus debidos lugares.

¿Cómo era posible? ¿Cómo el niño había sido capaz de hacerlo? De esta manera el padre preguntó con asombro a su hijo:
Hijito, tú no sabías cómo era el mundo ¿cómo lo lograste?

El niño contestó: Papá, respondió el niño, yo no sabía cómo era el mundo, pero cuando sacaste el mapa de la revista para recortarlo, vi que del otro lado estaba la figura de un hombre, así que di vuelta a los recortes y comencé a recomponer al hombre, que sí sabía cómo era, cuando conseguí arreglar al hombre, di vuelta a la hoja y ví que había arreglado al mundo.

Gabriel García Márquez

Moraleja:
«Cuando no consigas solucionar un problema de manera directa, búscale la vuelta»

Recibido por correo. Gracias Luis.

Esta entrada fue publicada en Historietas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Recomponiendo el mundo

  1. Gabriel dijo:

    Muy bonita historia, da para pensar!!!

  2. Ligia dijo:

    Muchas veces el ingenio de los niños nos deja con la boca abierta a los mayores. Qué difícil es arreglar el mundo… Un abrazo

  3. Martín dijo:

    Muchas veces nos empecinamos en ver las cosas desde una sóla perspectiva cuando la realidad y la experiencia demuestra que hay tantas como personas.

  4. ¡QUE PRECIOSIDAD DE HISTORIA! ES DIGNA DEL GANIAL GARCIA MARQAUEZ. SI LA HUMANIDAD LA TUVIESE EN CUENTA OT RO GALLO NOS CANTARÍA.

  5. jo, qué bonito! y eso que hablar de niños está muy mal visto últimamente, jeje

  6. jio dijo:

    uno de mis favoritos….

    besico. 🙂

  7. Chela dijo:

    Un niño con inteligencia práctica que es la más necesaria para afrontar los problemas de la vida. La observación es un factor importante en la solucción de problemas porque nos facilita datos de los que echar mano.

    Esa cualidad de la observación seguramente la había heredado de su padre.

    Hermoso relato.

    Buenos días Jubi y un abrazo.

  8. felizahora dijo:

    Es más que una estrategia. ¿Cual es la causa de las guerras, de todas toditas todas ellas?, pues bien fácil:

    E mero l resultado del sumatorio de cada agria sensación de cada persona de sentirse separado de su propia percepción de felicidad interior

  9. Julieta dijo:

    Qué genio el niño !!!habría que ponerlo como asesor para nuestros políticos ,por lo menos demostró ingenio y sentido común…

  10. Versi dijo:

    Una historia muy bonita y con moraleja. Lo que más me ha sorprendido es que sea de Gabriel García Márquez.

  11. unjubilado dijo:

    A todos Gracias, muchas gracias por vuestros comentarios, hoy día 5 de Marzo quería haber ido a comer con mi mujer a la Cincomarzada, pero la han suspendido, me encuentro con ideas confusas y no puedo dar la vuelta a mis ideas.
    Un abrazo.

  12. Twatboy dijo:

    Entonces el mundo está acabado: ni tenemos ya la inocencia de un niño ni lo más importante, podemos recomponer al hombre, que lleva milenios cometiendo los mismos errores sin aprender de ellos… Aunque quizá es verdad que hay que darlo la vuelta, en vez de intentar solucionar los problemas del mundo empecemos por solucionar lo más próximo, que es lo que mejor conocemos. Un saludo a todos

  13. unjubilado dijo:

    Twatboy Es mejor empezar por las cosas pequeñas, aunque cueste mas tiempo es mas seguro.
    Saludos

Los comentarios están cerrados.