Geishas

geishas
Hace 400 años, en el Japón medieval, surgieron las geishas: un ideal femenino formado para ofrecer compañía a los hombres, se conocen hoy día como los pilares del arte tradicional japonés. Para esto, debían dominar con gran agudeza y fluidez el arte de la conversación, el entretenimiento: música, canto, baile, la diplomacia y la capacidad para resolver situaciones difíciles.

Antes de tratar de explicar que es una geisha, hay que hacer una aclaración, y es que las geisha ¡No son prostitutas!, es una idea que se ha llevado la gente, pues algunas de ellas han brindado sexo a cambio de dinero, sin embargo no es algo que hagan todas ellas.

El nombre de geisha deriva de dos palabras chinas “gei” significa arte y “sha” persona; es por ello que se consideran artistas o artesanas.

Las geishas son mujeres con un gran conocimiento y un profundo dominio de las artes tradicionales japonesas, por ejemplo el Sado (ceremonia del té), el Shodo (caligrafía), el Nihon-buyo (baile tradicional), el Shamisen (la música), Ikebana (cuidado de las flores en general), así como otros aspectos como vestir apropiadamente el kimono y mantener una conversación fluida, pudiendo hablar con sus clientes de cualquier tema, desde política a historia pasando por economía.

Se pintan de blanco el rostro, el cuello y cierta parte de la nuca, la boca, la mitad de color rojo para hacerla más sensual y se delinean las cejas para hacerlas más negras y también sus elaborados peinados, hacen de todo ello una máscara para mantener su privacidad.


Las geishas, tal y como las conocemos hoy en día, son relativamente modernas, ya que las primeras noticias que tenemos de ellas datan de 1700, pero en Japón ha habido mujeres que han realizado labores similares a las de las geishas desde hace mucho tiempo. Aunque las primeras aparecieron durante el siglo XIII, se consideran predecesoras de estas a las saburuko, del siglo VII, y las shirabyoshi, del siglo XII.

Las Saburuko (las que sirven), eran generalmente mujeres sin hogar estable, que subsistían a base de favores sexuales, principalmente a las clases aristocráticas.

Las Shirabyoshi, (cortesanas que adoptaron el nombre del baile que siempre realizaban), surgieron en un momento de grandes cambios sociales, el periodo Heian, eran jóvenes pertenecientes a familias aristocráticas que durante ese periodo sufrieron problemas económicos debido a los grandes cambios sociales.

La tradición de las geishas modernas evolucionó del taikomochi (“el que lleva el tambor”) o hōkan, hombres que entretenían a los señores durante el siglo XIII.
Con la creación de los barrios de placer durante el siglo XVI, los taikomishi se dedicaron a entretener a los clientes de los mismos, antes de que requiriesen los servicios de las prostitutas.

En 1589, Saburoemon Hara, pidió permiso para abrir un burdel. Hideyoshi gobernador del Japón en aquella época, le concedió la licencia de obras con la condición de que el barrio estuviera cercado por vallas. Se encontraba en la zona de Nijo Yanagimachi, en Kyoto.

El burdel fue un éxito apoteósico y la leyenda dice que el mismo Hideyoshi Toyotomi solía disfrazarse y entrar a escondidas en el barrio.

Cabe destacar que durante los siglos XVII y los primeros años del siglo XVIII, en la cúspide del Renacimiento japonés, en el periodo Genroku, fué cuando Shimabara ( primer barrio de placer construido en Kyoto que fué trasladado al sur de la ciudad), disfrutó de su mayor éxito, prosperidad y fama.

Con el tiempo las mujeres fueron más numerosas que los hombres (“geisha hombre”) y estos empezaron a desaparecer.

Hacia finales del siglo XIX, vería la luz un nuevo tipo de geisha, cuando el alcalde de Kyoto intentó animar a la población y atraer a los turistas con festivales de baile en los que participaban estas.

En los años de 1920, con el advenimiento del Cabaret, peligró por primera vez la supervivencia de la geishas en el mundo oriental. Jóvenes muchachas ofrecían sus oficios en los cafés a precios mucho más económicos que el de las muñecas de porcelana.

Si quereís mas información podeés pinchar aquí.

Si quereís ver el trailer de la película Memorias de una geisha, pulsar aquí
Lo he probado con el navegador Mozilla Firefox y con el iExplorer, funciona mejor con este último. Con el Mozilla si no funciona hay que limpiar la caché y actualizar.

Esta entrada fue publicada en Anotaciones. Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a Geishas

  1. Aitor dijo:

    Interesante tema, muy de moda gracias a la peli “Memorias de una geisha”. Me ha gustado, tal vez por deformacion profesional, lo que cuentas sobre Kyoto y sus barrios, pero echo en falta que cuentes algo de Gion, el barrio de Kyoto de las casas de geishas.
    Cambiando de tema…..me acabo de dar cuenta que me has enlazado!! Muchas gracias, es un honor, de verdad.
    Un abrazo!!!

  2. nina dijo:

    Son las tres de la madrugada, al abrir tu tema no se que he sentido en mi interior no por las geisha en si , sino por la pera de Giacomo Puccini “Madame Butterfly”, es de las pocas peras que me emocionan hasta tal punto que los ojos es enrojecen y vibra todo mi sercuando la escucho,sobre todo cuando canta Butterfly el aria “one fine day” y si la que lo canta es Maria Callas, de infarto seguro.Un besete y gracias por el tema me entusiasma.Ya hablaremos o hablar de el,pero siempr bajo la mirada de Puccini Si te digo que es de los que selecciono para el primer puesto en mi lista particular?.Nina

  3. Brisa dijo:

    Ayer me hubiera encantado ir al cine a verla, pero al final no pude 🙁 me encanta la riqueza de tu post, y el enlace que has dejado. su cultura, su respeto, su capcidad de hacer con elegancia y discrepcin las dota de una magia especial.

    Gracias de nuevo. Muchos besitoss Jubi.

  4. Julio dijo:

    Jo.. lo que aprende uno visitndoos..
    Un abrazo

  5. almena dijo:

    me atrae muchsimo la cultura japonesa. La oriental en general. Muy interesante, jubilado

    besitos!

  6. almena dijo:

    ah! y el enlace interesantsimo y completsimo
    😉

  7. Jubilado dijo:

    Aitor Lo que yo pretendo, primero no hacer el artculo, excesivamente largo y pesado, y segundo suelo dejar un enlace cuando veo que puede resultar interesante, para el que quiera ms informacin.
    Por tu enlace, no tienes que dar las gracias, ya que as te tengo ms a mano para poner ver tus fotos y tus canciones.
    Por cierto no he visto todava la pelcula, pero os he dejado un link para que el que quiera pueda ver el trailer.
    Un saludo.

    Nina No me eches la cantada, ya s que te tengo abandonada, pero no ha sido por mi gusto. Madame Butterfly tambin es una pera que me encanta, y la msica clsica en general, as como el pariente pobre de la pera, la zarzuela.
    Esta tarde visitar tu bitcora ya que s que tienes un poema a tu nieta, pero no me di tiempo a decirte nada.
    Besitos.

    Brisa Tambin quiero ir a ver la pelcula, pero realmente no pens en ella, le hice una foto a las dos figuritas de porcelana y se me ocurri escribir sobre las geishas; no tienes porque darme las gracias.
    Besitos.

    Julio Yo a travs de los artculos que van escribiendo los blogueros, voy aprendiendo y en muchos casos busco referencias a ellos y sigo informndome ya que quiero pasar con nota el examen de jubilado.
    Un abrazo.

    Almena Me alegro que te haya gustado y que tengas ms sitios donde informarte. Tambin me gusta la cultura japonesa y lo distintos que suelen ser a nosotros, para m es un pais extico, maravilloso y desconocido.
    Muchos besos.

  8. cerise dijo:

    Como siempre muy interesantes los temas que tocas y los enlaces muy buenos 🙂

  9. sirenita-2 dijo:

    Yo an no he visto la peli, ni he ledo el libro. Me encanta el post, lleno de informacin amena y completsimo, como siempre.

    Un beso.

  10. Jubilado dijo:

    Cerise Nunca me han gustado los barcos ya que me mareaba, pero ahora soy capitn de mi propio yate y empiezo a navegar por la red con bastante soltura, aunque todava pierdo el rumbo y yerro el camino. As cuando se me ocurre una idea voy de puerto en puerto buscando unas veces a los escritores, otras a los marineros que me cuentan ancdotas y otras voy a la deriva sin saber exactamente lo que buscaba.
    As puedo dejaros referencias de los sitios en los que estuve.
    Saludos.

    Sirenita A m me ocurre lo mismo, hasta que no he escrito el post no me he enterado que haba un libro y una pelcula tan reciente como Memorias de una geisha y claro quiero ir a verla, aunque quizs me compre antes el libro.
    Besitos.

  11. Entre Lneas dijo:

    Me pido seis geishas… Una para cada da de la semana (es que necesito muchos cuidados eh?). El sptimo se lo dar de fiesta que no soy un explotador… 😉

  12. Entre Lneas dijo:

    Por cierto. Si te compras el libro de “Memorias de una Geisha” no veas la pelcula y viceversa. Una recomendacin: el libro antes que la pelcula, sin duda.

  13. unjubilado dijo:

    Entre Lneas Yo ya me haba pedido cinco, les daba dos das de libranza, pero se han puesto de acuerdo y me cubren los siete das, dicen que como soy ms viejecito y muy carioso, tienen que estar siempre conmigo. Qu ilusin me hace!.
    Estoy de acuerdo contigo en comprar primero el libro, claro que despus a la peli, le faltan datos pero se recuerda lo ledo.
    Espero conseguir las doce geishas, te las mandar por correo virtual.
    Saludos a lo Saburuko.

  14. PrincesadelGuisante dijo:

    interesante, s. A m prostitutas no me parecen, pero algo muy cercano a cortesanas s.

  15. Leodegundia dijo:

    Muy interesante y completo me pareci este post sobre las geishas. No vi la pelcula.
    Un saludo

  16. unjubilado dijo:

    Princesa Me imagino que habr de todo, y ms en estos tiempos, las que se llamen geishas sin serlo y las que de verdad lo sean, estamos tan alejados y al menos para m, es tan desconocida su cultura y tradiciones que es muy dificil saber toda la verdad.
    Besos.

    Leo Fu entresacando mucha ms informacin, pero la tuve que recortar ya que se haca muy extensa, por ello os dej en enlace que me pareci el ms completo y del que obtuve parte de los datos.
    Saludos.

  17. Pingback: casino on pc lucky nugget online free money gift

Los comentarios están cerrados.