Fábula

VacasDicen que las carreteras de montaña son muy peligrosas y está claro, hay tanto “burro” en ellas…

– Oigaaaa que no son burros, que son vacas…

Menos mal que la discusión no siguió, ya que nos hubiera pasado lo que a los dos conejos de la fábula.

Los dos conejos
(Tomás de Iriarte)

Por entre unas matas
seguido de perros
(no diré que corría)
volaba un conejo.

De su madriguera
salió un compañero,
y le dijo- Tente
Amigo, ¿ Qué es esto?

¿Qué ha de ser? responde;
sin aliento llego…
dos pícaros galgos
me vienen siguiendo.

Sí replica el otro,
por allí los veo
pero no son galgos.
¿Pues que son?- Podencos.

¿Qué? ¿Podencos dices?
Sí como mi abuelo.
Galgos y muy galgos
bien vistos los tengo.

Son podencos; vaya,
que no entiendes, de eso,
Son galgos te digo.
Digo que podencos.

En esta disputa
Llegando los perros,
pillan descuidados
a mis dos conejos.

Los que por cuestiones
de poco momento
dejan lo que importa,
llévense este ejemplo.

Tags: , ,

Esta entrada fue publicada en Historietas. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Fábula

  1. reikiaduo dijo:

    Las carreteras de montaña son la mejor escuela de educación y buenas maneras que aun nos queda; no te quedan más narices que ceder, recular, apartarte…

    Si bien a veces un dominguero-ciudadano-imbécil te pone los pelos como escarpias creyéndose el dueño del asfalto

  2. unjubilado dijo:

    reikiaduo Los hay que quieren pasar a toda costa, no conocen la señal de “paso cabañera” y con el pito hacen las delicias de las vacas Muuuu, muuuuu le contestan y claro tienen que ceder a regañadientes.

  3. bidul dijo:

    Está claro que los que mal conducen nunca reconocerán que son los “burros” de la carretera, como mucho se creerán caballos.

  4. unjubilado dijo:

    bidul Tienen prisa, o eso creen ellos y claro como los burros o las vacas llevan un paso tranquilo quieren compensarlo pidiendo paso a gritos.

  5. Chela dijo:

    Conduciendo cada uno muestra lo que es. Algunos deberían ir a cuatro patas, como corresponde a su identidad.

    Un saludo

  6. unjubilado dijo:

    Chela Tienes razón. Yo antes era de los nerviosos pero me guardaba los nervios en el coche, ahora paso casi de todo, excepto si me hacen una verdadera burrada, frenado brusco delante de mí sin que nada lo justifique, una salida de una carretera secundaria con verdadero riesgo de chocar…
    Saludos

Los comentarios están cerrados.