El día de la madre

Ofrenda
Las celebraciones del día de la madre se iniciaron en la Grecia antigua, en las festividades en honor a Rhea, la madre de Jupiter, Neptuno y Plutón.

Los primeros cristianos transformaron estas celebraciones a la Diosa Madre en honor a la Virgen María.

Durante el siglo XVII en Inglaterra se empieza a celebrar una fiesta, denominada «Domingo de Servir a la Madre» en la cual se honraba a las madres de Inglaterra.


Además, como muchas personas servían a acaudalados señores, muchas veces lejos de sus hogares, el día no era laborable pero pagado, para que pudieran concurrir a sus terruños a visitar a sus familias.

En Estados Unidos, en cambio, la celebración tiene sus orígenes hacia 1872, cuando Julia Ward Howe, autora del Himno de batalla de la República, sugirió que esa fecha fuera dedicada a honrar la paz, y comenzó celebrando cada año encuentros en la ciudad de Boston, Massachusetts en celebración del Día de la Madre.

En 1870, la poeta y activista Julia Ward Howe escribió «La proclama del Día de las Madres», un apasionado llamado a la paz y al desarme, que dice:

«¡Levántense, mujeres de hoy! ¡Levántense todas las que tienen corazones, sin importar que su bautismo haya sido de agua o lágrimas! Digan con firmeza: ‘No permitiremos que los asuntos sean decididos por agencias irrelevantes.

Nuestros maridos no regresarán a nosotras en busca de caricias y aplausos, apestando a matanzas.

No se llevarán a nuestros hijos para que olviden todo lo que hemos podido enseñarles acerca de la caridad, la compasión y la paciencia’.

Ward Howe escribió esta proclama movida por la guerra francoprusiana. Se puede encontrar en el libro Reminiscences.

Este hecho se ve reforzado por la estadounidense Ana Jarvis, después de la muerte de su madre en 1905, decide escribir, a maestros, religiosos, políticos, abogados y otras personalidades, para que la apoyen en su proyecto de celebrar el «Día de la Madre» en el aniversario de la muerte de su madre, el 2º domingo de mayo.

En 1912 logró que se creara la Asociación Internacional Día de la Madre con el objetivo de promover su iniciativa.

Viendo la joven Jarvis, la gran acogida a su iniciativa, logró que el Congreso de los Estados Unidos presentara un proyecto de ley a favor de la celebración del «DIA DE LA MADRE», en todos los Estados Unidos.

En 1914, luego de deliberar y aprobar el proyecto, el Presidente Woodrow Wilson firmó la petición que proclamaba el «DIA DE LA MADRE» como día de fiesta nacional, que debía ser celebrado el segundo domingo del mes de mayo.

Posteriormente otros países se fueron sumando a la celebración y Ana Jarvis pudo ver a más de 40 países de diferentes partes del mundo en este acontecimiento sentimental que no tenía otro fin que rendir homenaje y enaltecer a ese ser que da parte de su ser para dar vidas, y aún su vida por el fruto de sus entrañas.

Sin embargo, la festividad impulsada por Ana Jarvis comenzó a mercantilizarse, de manera tal que se desvirtuaba el origen de la celebración. Esto motivó a que Ana presentara una demanda, en 1923, para que se eliminara la fecha del calendario de festividades oficiales. Su reclamo alcanzó tal envergadura, que hasta fue arrestada por disturbios durante una reunión de madres de soldados en lucha, que vendían claveles blancos, el símbolo que Jarvis había impulsado para identificar la fecha.

En un reportaje que le hicieron antes de su muerte Ana mencionó su arrepentimiento por haber impulsado el Día de la Madre pues ella jamas se imaginó que este día fuera utilizado mas bien mercantilmente y no con el fin que ella había idealizado.

Un abrazo a todas las madres del mundo.

Fuentes: http://www.magiayamor.com/mama/historia.html
Wikipedia
Imagen de: Turismo y arte.

Tags: ,

Esta entrada fue publicada en Amor y amistad. Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a El día de la madre

  1. Ligia dijo:

    Curiosa historia sobre la celebración del Día de la Madre. Un abrazo

  2. Parece que no haya forma de evitar la mercantilización de todo. A pesar de eso, creo que es una buena idea celebrar a las madres, pues sólo ellas saben (sabemos) cuánto cuesta mantener la especie. Besitos, jubi.

  3. Sofi dijo:

    Desde luego, Jubilado, contigo siempre se aprende algo. Un saludo rápido que me voy a trabajar (menos mal que ya termina el puente)

  4. amparo dijo:

    gracias por tu visita y tu felicitacion.

    aunque por cierto….no puedes ganarme a tozuda ni cabezona, tambien soy mañica

  5. cerise dijo:

    gracias por acordarte de este día….. ahhhhhhhhhhh y hablando de otra cosa…. el desayuno justo despues de la foto ,,me lo comi todo todo todo!!!!!!

  6. ITAKA40 dijo:

    Gracias por la historia, no la conocia….

  7. Abuela Cyber dijo:

    Con todo cariño te he dejado un regalo en mi blog.
    Gracias por siempre estar.

  8. Marian dijo:

    Gracias por tu aportación, no sabía nada de todo esto.
    Un beso.

  9. celebrador dijo:

    Pues la tal Rhea tiene que andar de una mala leche subida… con eso de que han degradado oficialmente a su plutoncito del alma

  10. Chela dijo:

    Este año mi celebración del Día de la Madre, fue un recuerdo y una oración, estando en misa en la catedral de Oviedo, donde pase estos días.

    No conocía la interesante historia que nos comentas.

    Un abrazo para ti y un beso para las madres.

  11. rosa dijo:

    hola, feliz dia a todas las madres del mundo, y tambien a las que ya pronto lo seran, una oracion una flor por las madres que ya partieron de este mundo y recordamos con cariño , un abrazo

  12. SOLODO dijo:

    desde mexico saludo a todas las madres del mundo

  13. sandra dijo:

    me encanta el dia de la madre

Los comentarios están cerrados.