Así se forma a un perro guía

Dos años de educación hasta ser los ‘ojos’ de quien no ve.

.
Desde su nacimiento ha recibido una educación diaria para formarse como perro guía y poder acompañar con seguridad a una persona con discapacidad visual. «Es capaz de memorizar rutas, objetivos e indicaciones, además de reconocer y evitar obstáculos estáticos o en movimiento, ya sea a nivel del suelo o en altura», destaca Pedro Márquez, el instructor en formación de la Fundación ONCE del Perro Guía, que se encarga de adiestrar a esta labradora retriever de color amarillo.

Wasa vive en las instalaciones que la ONCE tiene en Boadilla del Monte (Madrid), único centro de cría y entrenamiento de toda España. De aquí salen cada año alrededor de 150 perros para ser asignados a aquellas personas ciegas o con discapacidad visual grave que lo hayan solicitado. Pero los animales siempre pertenecerán a la fundación, que supervisará el trato que se le dispensa al perro durante toda su vida.

La formación de un perro guía es costosa –unos 30.000 euros– y larga, pero el usuario no paga nada. «Se busca que el animal sea tranquilo, dúctil, voluntarioso, amistoso… que tenga buena presencia, con aceptación social, que no ladre mucho y con buen nivel de iniciativa», describen. «De ahí que el Labrador sea la raza más habitual ya que se adapta mejor a cualquier persona», cuenta Márquez.

Luego está el Pastor Alemán, que es «’el Ferrari’ de los perro guía», pero no es un animal que esté hecho para todos, ya que es más difícil de controlar, muestra alguna tendencia protectora y va a mayor velocidad. «Se adapta muy bien a las personas muy activas, pero tiene el inconveniente de que genera algún tipo de recelo mayor que otra raza por parte de los no usuarios», expone el experto, que señala que también usan habitualmente Golden y cruces entre ellos para conseguir a los mejores.

Muchos invidentes cambian el bastón por un perro y aseguran que les cambia la vida radicalmente. «Es como ir en bicicleta en vez de caminando», apunta gráficamente Pedro, que señala que el animal tiene iniciativa para encontrar la mejor alternativa de paso posible. «Busca el cruce», le dice para que el can localice el objetivo. Ahora toca coger el autobús y Wasa no tarda en acercarse a la marquesina más próxima –es otras de las órdenes que se le ha dado durante este paseo de instrucción–. Al llegar, Pedro le pide que tantee sitio y el animal acerca su hocico a uno de los bancos. «Aprende por conceptos. En caso de que hubiera habido un autobús iría directamente a la puerta».

Crédito : La Verdad.

Esta entrada ha sido publicada en Anotaciones y etiquetada como , , , . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a Así se forma a un perro guía

  1. Sara O. Durán dijo:

    Son increíbles!!! Los he visto en acción y maravillan con su destreza, cariño y fidelidad.
    Un abrazo.

  2. Lo más difícil de enseñarle es a llevarle la contraria al usuario, que hay veces que se empeña en hacer algo y le da la orden al perro, cuando este ve que aquello es peligroso para él y no debe obedecerle.

  3. bisílaba dijo:

    Toda mi admiración y reconocimiento para la ONCE, los adiestradores, las casas de acogida mientras realizan la formación hasta que son asignados. Y cómo no! Mí admiración para todos ellos, los perros-guía.
    Cada vez que los veo en acción despiertan la mayor de mis simpatías y ternura por ellos.
    Abrazo!

    • unjubilado dijo:

      -bisílaba- En el 2013 estuve un par de días con la ONCE y vi todos los inventos que tenían para hacerse la vida más agradable, no había ningún perro, en una de las visitas estuve con mi madre ya que fui a preguntar algo y como iba con ella en silla de ruedas, me hicieron pasar a la degustación de productos de Aragón, yo me lo pasé muy bien, pero mi madre con 97 años se le pasó de cine, luego iba contando a todos donde había estado conmigo.
      Un abrazo
      P.D. Por si quieres curiosear las diapositivas que hice. https://www.unjubilado.info/la-once/

  4. En Cádiz teníamos un vecino de la calle invidente. Sólo le faltaba hablar al precioso perro. eran amigos inseparables, una complicidad absoluta. Gran y necesaria labor social la de la ONCE, reconocimientos.
    Un abrazo.

  5. ester dijo:

    Y no siempre resultan idóneos, a mitad de la formación se dan cuenta de que algo no funciona, los entrenadores que son geniales lo descubren, entonces otras personas se hacen cargo de ellos, Conozco a algunas personas que tienen uno. Abrazos

    • unjubilado dijo:

      -ester- Exacto, en ocasiones después de un tiempo tratando de enseñarles, pasa como a los malos estudiantes, que no hay manera y tienen que darlos en adopción perdiendo todo el tiempo que han estado con ellos.
      Abrazos

  6. Susana dijo:

    Y además dan cariño. Un beso

  7. Son lazarillos esforzados y fieles compañeros, pero es normal que para llegar a ese nivel pasen por un duro aprendizaje que los capacite para ser los guías perfectos.

  8. Montse dijo:

    Los perros lazarillos hacen una gran labor, algún que otro reportaje he visto en donde se ve como los educan y entrenan. También hay perros rastreadores que acompañan a los bomberos y policías ¡son de gran ayuda!
    Mil besos.

    • unjubilado dijo:

      -Montse- En la actualidad existen varios y diversos tipos de perros adiestrados para conseguir por ejemplo, localizar drogas, dinero en efectivo, tabaco, atacar a un maleante, personas enterradas en un derrumbe…
      Muchos besos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *