Un viejo doctor

doctorUn doctor recién jubilado estaba aburrido de haber dejado de trabajar y decidió abrir de nuevo un centro clínico.

Puso un letrero en la parte de fuera del consultorio que decía: “Obtén tu tratamiento por 500 dólares y si no
te curas recibirás 1000 dólares a cambio. Dr. Martínez”.

En el mismo barrio estaba el Doctor Lozano, un joven médico que pensó: Ese “viejito” poco podía saber de medicina y decidió ganarse los 1000 dólares de recompensa y fue a visitarlo.

Esto es lo que sucedió: El Dr Lozano le dice al Doctor Martínez, he perdido el gusto de mi boca. ¿Podría ayudarme?.

Dr. Martínez : Enfermera, traiga la medicina de la caja 22 y le pone tres gotitas en la boca al señor.

Doctor Lozano : “¡Puaj! ¡Esto es gasolina!”.

Dr. Martínez : Felicitaciones, ha recuperado el gusto. Son 500 dólares”.

El Dr. Lozano se retiró muy enojado por el truco del anciano colega y decidió volver días después para recuperar su dinero.

Dr. Lozano : “He perdido mi memoria. No recuerdo nada”.

Dr. Martínez : “Enfermera, traiga la medicina de la caja 22 y le da tres gotitas en la boca del paciente”.

Dr. Lozano : ¡No lo haga! Eso es gasolina”.

Dr.Martínez : “¡Felicitaciones! Veo que ha recuperado su memoria. Son 500 dólares”.

Nuevamente el doctor Lozano se fue enfadado de la consulta de Martínez habiendo perdido mil dólares.

Pero era tan terco que decidió volver una semana después para recuperar todo su dinero.

Doctor Lozano : “Mi vista se ha tornado muy débil. ¡Con suerte puedo ver un poco!”

Doctor Martínez : “Lo siento, para eso no tengo ninguna medicina. Aquí tiene sus 1000 dólares y le entrega un billete de 10 dólares.

Dr. Lozano : “¡Pero esto son sólo 10 dólares!”

Dr. Martínez : “¡Felicitaciones! Ha recuperado su vista. Son 500 dólares”.

Moraleja : Mas sabe el diablo por viejo que por diablo! No creas que por ser mas joven podrás engañar a un viejo.

Recibido por correo

Esta entrada fue publicada en Humor y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a Un viejo doctor

  1. Ester dijo:

    Jajaja, los viejitos sabemos mucho, hemos tenido tiempo de aprender. Un abrazote

    • unjubilado dijo:

      Ester En ocasiones los jóvenes dicen que estamos en otra onda, pero lo que es cierto es que hemos vivido lo nuestro y lo de ellos, aunque las costumbres hayan ido cambiando.
      Abrazos

  2. trimbolera dijo:

    No nos engaña nadie ya, no se si por viejos o porque no nos fiamos. Muy bueno.

  3. Ligia dijo:

    Ja, ja, qué bueno!! Abrazos

  4. Jesus dijo:

    Sin duda, los años muchas veces nos ayudan a «verlas venir».

  5. A quien hay que convencer es a los jóvenes, que nosotros estamos convencidos.

  6. Frajayo dijo:

    Me trae al recuerdo el de un paciente sordo como una tapia que un día que venía del médico topó con una aglomeración de gente y curioso se unió al grupo.
    -¿Qué pasa?
    – Nada, es una riña- contestó el preguntado.
    – Ah, una niña…
    – No, no, es una disputa.
    – ¡Caramba, entonces no es tan niña…

  7. Calandra dijo:

    Muy bueno, eso les pasa a algunos por ir de listillos por la vida.

  8. Jajajajaja, qué buenísimo!
    Gracias por estas risas 🙂
    Besos

  9. Tawaki dijo:

    jajajaja, los viejos se las saben todas.

Los comentarios están cerrados.