Los hay locos, locos

Bradley O’Neal y sus impactantes vídeos realizando ‘motobase’ que cortan la respiración

Bradley O’Neal ha juntado con éxito y mucho riesgo sus dos pasiones: el motociclismo y el paracaidismo
La principal dificultad es logar la atura de 100 metros para poder abrir el paracaídas.

Desde muy pequeño fue un aficionado a las motos, luego llegaría su pasión por el paracaidismo y el salto base. Hasta que decidió unir sus dos pasiones. Casi una decena de veces ha conseguido realizar este tipo de espectaculares saltos, donde todo está pensado al milímetro.

Hasta once días ha tardado Bradley O’Neal en preparar sobre el terreno algunos de esos saltos, rastrillando él mismo metro a metro las dunas. A una velocidad de 130 kilómetros por hora, la principal dificultad es intentar conseguir los 100 metros de altura que se recomiendan para poder abrir con un mínimo de seguridad el paracaídas.

Fuente : Antena 3

Esta entrada ha sido publicada en Curiosidades y etiquetada como , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Los hay locos, locos

  1. Sara O. Durán dijo:

    Me encantaría hacerlo!!! Si tuviera unos 20, claro. 🙂
    Abrazo de anís.

  2. ¿Salen vivas las motos del batacazo?

  3. Ester dijo:

    Me ha gustado verlo, de joven el trial y motocross me encantaban, pero esto es diferente y mas difícil. Abrazos

  4. Impresionante. Además de arrojo, es un motorista hábil que vive su afición a tope, como lo demuestra que prepare el terreno puntillosamente. El motocross es un deporte apasionante y esta persona lo sube de nivel al incorporar un paracaídas. Glorioso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *