La Gripe Española

Hace aproximadamente cien años entre 1918 y 1920 la mal llamada Gripe Española mató a más de 40 millones de personas en todo el mundo.

Se desconoce la cifra exacta de la pandemia que es considerada la más devastadora de la historia. Un siglo después aún no se sabe cuál fue el origen de esta epidemia que no entendía de fronteras ni de clases sociales.

Texto
Pulsar en la imagen para agrandarla. ¿Os suena esta foto? Es de hace un siglo

Aunque algunos investigadores afirman que empezó en Francia en 1916 o en China en 1917, muchos estudios sitúan los primeros casos en la base militar de Fort Riley (EE.UU.) el 4 de marzo de 1918.

Tras registrarse los primeros casos en Europa la gripe pasó a España. Un país neutral en la I Guerra Mundial que no censuró la publicación de los informes sobre la enfermedad y sus consecuencias a diferencia de los otros países centrados en el conflicto bélico.

Ser el único país que se hizo eco del problema provocó que la epidemia se conociese como la Gripe Española. Y a pesar de no ser el epicentro, España fue uno de los más afectados con 8 millones de personas infectadas y 300.000 personas fallecidas.

A diferencia de otras epidemias de gripe que afectan principalmente a niños y ancianos, sus víctimas fueron también jóvenes y adultos saludables, y animales, entre ellos perros y gatos.

En diciembre de 1917 ya eran 14 de los 16 campamentos militares existentes afectados por la gripe, incluso en Camp Pick ya se habían constatado 12 muertos en octubre de 1917, en Camp Beauregart 50 muertos en noviembre y en Camp Bowie 172 muertos también en noviembre de 1917. Es la llamada Oleada heraldo (Mata, 2017).

El presidente estadounidense Woodrow Wilson consultó con el general Peyton C. March, jefe del estado mayor estadounidense desde mayo de 1918, si deberían suspender los envíos de tropas a Europa para no propagar la epidemia, pero March le indicó que una noticia así podía perjudicar mucho la marcha en el frente al saber la Triple Alianza los problemas entre las filas de su enemigo. Por esta razón Wilson no detuvo los envíos, pese a llegarle informes de que sus ciudadanos estaban enfermando e incluso muriendo en los barcos al declararse la gripe a bordo. En agosto de 1918 ya eran cerca de un millón y medio de soldados estadounidenses desplazados a Europa, muchos enfermos de gripe.

La Gripe Española

Tras registrarse los primeros casos en Europa, al parecer en Francia, la gripe pasó al Reino Unido, después a Italia, más adelante cruzó a Alemania y por último a España, un país neutral en la guerra que no censuró la publicación de los informes sobre la enfermedad y sus consecuencias, de ahí que, pese a ser un problema internacional, se le diera este nombre por parecer en las informaciones de la época que era el único país afectado.

Los hospitales estaban colapsados y los hospitales militares también tenían todas las plazas ocupadas. En el frente la ofensiva de 1918 se suspendió por el ejército alemán porque tenía a un millón de soldados enfermos en el mes de mayo. En la oleada de mayo de 1918 se cree que más de la mitad de los madrileños habían contraído la enfermedad. Resultó un duro golpe para la población europea, pero también para la moral porque, con los adelantos conseguidos en la higiene y la sanidad, las autoridades consideraban orgullosamente haber desarrollado servicios sanitarios capaces de dejar en el olvido a pasadas epidemias de cólera y otras…

En este caso mi pregunta es : ¿No aprendemos nada de los errores pasados? ¿Pensamos que con mejores medios, lo hacemos mejor? ¿La historia se repite? ¿La Naturaleza nos manda un toque de atención de vez en cuando?

No sigo, el que desee más información puede acceder a Wikipedia, a Gaceta Médica, o a cualquier enlace que os pueda aparecer si en un buscador ponéis «Gripe Española»

Esta entrada fue publicada en Coronavirus y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a La Gripe Española

  1. Yo creo que la sociedad como tal no aprende. Ya ves lo que tenemos encima y hay gente que lo único que quiere saber es si vamos a poder ir este verano a la playa. Por otro lado yo casi lo prefiero porque de cambiar seguro que sería a peor, así que madrecita me dejen como estoy.
    SAludos.

    • unjubilado dijo:

      -Manuela Fernández- Es cierto no aprendemos, yo querría saber si este verano podré ir unos días a Broto de verdad, no en sueños, posiblemente a las personas mayores de alto riesgo se nos deje todavía en casa confinados… mala idea ya que allí sin contactar con nadie, podríamos disfrutar de un poco de sol, de paseos alrededor de la urbanización y seguro que volveríamos a casa mas animados y con mas ganas de vivir y disfrutar de la vida.
      Un saludo

  2. Sara O. Durán dijo:

    Cada cien años nos llega un fuerte jalón de orejas. Ojalá que de este, si aprendamos a ser conscientes de verdad. Por lo menos a no vivir en automático, como si la vida nos la mereciéramos, sin agradecer y sin aportar y respetar. Y sin tantos prejuicios. Ya ves, con tu artículo queda de manifiesto que los males no conocen fronteras, ni razas, ni clases sociales. De la misma forma podríamos enfocarnos en hacer el bien… Bueno, si acaso sobrevivimos.
    Fuerte abrazo de aroma de desinfectante… El perfume actual, de quienes pueden comprarlo.

    • unjubilado dijo:

      -Sara O. Durán- Al igual que cuando éramos críos en las escuelas nos tiraban de las orejas cuando hacíamos algo mal, la Naturaleza, nos trata de enseñar que debemos de hacer las cosas con lógica y como no hacemos caso nos manda algo especial para que nos vayamos enterando.
      ¿Haremos caso en esta ocasión?
      Un abrazo

  3. Ester dijo:

    No aprendemos a nivel individual ni a nivel mundial, una vez superado nos dedicamos a reconstruir. No podemos tener hospitales con miles de ucis paradas por si acaso, no podemos almacenar toneladas de instrumental por si acaso. Las autopistas estan preparadas para el trafico corriente y diario, cuando llegan las vacaciones hay atascos, no podemos tener autopistas del tamaño que se necesita durante las vacaciones y mantenerlas.
    Cuando esto pase se tomaran algunas decisiones pero quien sabe si la próxima «pandemia» es informática.
    Un abrazo

    • unjubilado dijo:

      -Ester- El problema es el que tu planteas, no podemos tener un montón de UCIs paradas, ya que cuesta un dineral el mantenimiento y solamente en condiciones excepcionales se ocupan todas ellas, no podemos tener autopistas de 10 carriles para que solamente en Navidad y Semana Santa se ocupen, no podemos tener en Biescas una red de comunicaciones de cien enlaces para que en solamente una desgraciada ocasión se utilicen todos a la vez e incluso se necesiten más. (Lo he vivido personalmente cuando ocurrió la «Tragedia en el camping de Biescas»)
      http://www.unjubilado.info/tragedia-en-el-camping-de-biescas/
      Un abrazo

  4. Es como si tuviéramos almacenadas en nuestras casas todo tipo de mascarillas y guantes. Caducarían y tendríamos que reponerlas cada cierto tiempo.

  5. Magda dijo:

    Hola Jubi,

    Yo era pequeña cuando en Barcelona hubo una epidemia de cólera, me lo recordó el hecho de personas intoxicadas al hacer uso inadecuado de productos de limpieza.
    No, no aprendemos.
    Me alegro muuuuucho de leerte, un abrazo.

    • unjubilado dijo:

      -Magda- ¡Cuanto tiempo! En Zaragoza también hubo una, aunque esos días estaba en Madrid examinándome para encargado de equipo, realmente no tuve que tomar ninguna precaución.
      Un abrazo

  6. Tawaki dijo:

    Es un ejemplo más de que la Leyenda Negra estaba más actual que nunca. Es increíble la falta de vergüenza de quienes se apropian de nuestros méritos a la vez que nos encasquetan sus fracasos. Es también, por desgracia, una muestra más de que no somos capaces de aprender de nuestros errores.

  7. No, no se aprende. Cuando las catástrofes quedan atrás, la memoria las hace desvanecer, como si las considerara irrepetibles. Y no será porque los seres humanos no lleven conviviendo desde el inicio de la vida en el planeta con todo tipo de patógenos causantes de infecciones y enfermedades. Están ahí y se sabe que están, incluso pueden ser generados artificialmente. Tiene que suceder, cíclicamente, una pandemia, una catástrofe sanitaria, para recordarnos que somos un manojo de células susceptibles de ser avasalladas.

  8. Laura.M dijo:

    Los humanos no caeremos nunca de la burra. Increible que sigamos sin aprender. Este año los viajes será mejor no hacerlos, haremos las vacaciones en el huerto, creo que estaremos mejor.
    Cuídate.
    Desde casa te mando este abrazo 🙅

    • unjubilado dijo:

      -Laura.M- No es por falta de inteligencia o incapacidad, pero el hombre es el único animal capaz de tropezar dos y más veces con la misma piedra. Es decir que somos la única especie que recae varias veces en los mismos errores.
      Nosotros ya hemos perdido un fin de semana en San Sebastián, y las vacaciones visto el panorama, ni siquiera nos planteamos donde ir, así que si nos dejan ir al pueblo a hablar con las ardillas, los jabalíes y si quieren también aprenderé el lenguaje de las truchas, ya que con los buitres y quebrantahuesos, esos vuelan demasiado alto.
      Un abrazo

Los comentarios están cerrados.