Historia de los tirantes

Alfonso XIII jugando al golf

Alfonso XIII de España jugando al golf con tirantes (1907)

Los tirantes consisten en unas tiras de cuero o tejido, a veces elásticas, que se colocan sobre los hombros para sostener el pantalón. Toda la correa de los tirantes puede ser elástica o sólo al final del accesorio. La mayoría de los tirantes son de tela tejida con unos remates finales de cuero. Las abrazaderas se enganchan habitualmente al pantalón con clips o, menos comúnmente hoy día, con botones. La moda de los tirantes ha aumentado en los últimos años, sobre todo gracias al gusto hipster. Actualmente existe una gran variedad de tirantes muy originales.

Los tirantes aparecen por primera vez en los libros de historia en 1736. Durante casi tres siglos, los tirantes han sido un accesorio masculino que ha demostrado su utilidad. Son una forma elegante de sujetar los pantalones. Y la única forma correcta de sujetar los pantalones de un esmoquin o un chaqué. Los tirantes han estado ocultos bajo una chaqueta durante mucho tiempo, pero hoy en día se pueden volver a mostrar. Gracias a entusiastas usuarios de tirantes como Jort Kelder y el delantero Larry King.

Tirantes1736 Benjamin Franklin. El hombre que estuvo en la cuna de infinitos inventos útiles e inútiles, Benjamin Franklin, fue, que se sepa, el primero en la historia en llevar tirantes, fundó el primer cuerpo de bomberos voluntarios en Filadelfia y les pidió que usaran tirantes rojos como parte de su ropa de trabajo. Una tradición que todavía existe hoy en día.

1792 Revolución Francesa. Alrededor de 1792, en la época de la Revolución Francesa, la baja burguesía buscaba una forma de reafirmarse. Todos llevaban pantalones largos con tirantes. Con esto los tirantes hicieron un gran avance en la moda. Aumento la demanda de tirantes y la industria se centró en estudiar las posibilidades de mejorar la calidad de ellos.

1800 Napoleón. La élite francesa también se inspiró en los tirantes, como atestiguan los tirantes de Napoleón. El amor que Napoleón tenía por la moda era indiscutible. Llevaba tirantes de manera elitista para mantener los pantalones en su sitio, hechos de materiales caros.

1894 Cierres de clip metálicos. En 1894, se inventaron los clips de metal. A partir de ese momento ya no fue necesario fijar los tirantes mediante botones y enganches, sino simplemente abrir y cerrar los clips.

De 1990 hasta la fecha. En los años 90, pocas personas usaban tirantes. Pero como con muchas prendas y tendencias, han habido altibajos. El ícóno del hip hop, Fonzworth Bentley, trajo de vuelta los tirantes a Estados Unidos y a otros lugares.

Tirantes

Hoy en día vemos aparecer tirantes en revistas de moda y pasarelas. Los tirantes ya no son simplemente un accesorio funcional para mantener un par de pantalones en su sitio, sino toda una declaración para el hombre que quiera estar a la moda.

Fuentes : Wikipedia, TirantesStore.

Esta entrada ha sido publicada en Anotaciones y etiquetada como , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a Historia de los tirantes

  1. Yo recuerdo a mi padre con tirantes, pero dejó de usarlos no se en que momento y se pasó al cinturón.

  2. Sara O. Durán dijo:

    No conocí a nadie que usará tirantes por acá. Solo en el cine o la t.v. pero hoy los han revivido los señores que dictan la moda. Qué no hacen con tal de seguir vendiendo, eh. Aunque cuál moda, si hoy se viste como sea.
    Abrazos.

  3. Susana dijo:

    Curiosa historia. No la conocía. Un beso

  4. Ester dijo:

    Paso a dejarte un abrazo vacacional. Mi padre usaba tirantes cuando vestía de gala, el resto del tiempo cinturón

    • unjubilado dijo:

      -Ester- Gracias por la vaca, lo de nacional, me da igual aunque sea extranjera, no soy xenófobo.
      Yo nunca he usado tirantes ya que de gala no he vestido nunca, a lo sumo la ropa de los domingos.
      Abrazos.

    • Es que yo creo que no era correcto llevar cinturón con ropa de vestir. ¿Alguien se imagina un hombre de chaqué con una correa en la cintura?

      • unjubilado dijo:

        -Senior citizen- El problema es que no he conocido el chaqué hasta hace poco, incluso de joven en el campo en alguna ocasión me he sujetado los pantalones con una cuerda, y no es broma.
        Durante el tiempo de mis vacaciones en el pueblo de mi padre mi indumentaria habitual era el pantalón, la camisa no la llevaba excepto cuando hacía frio o los domingos en misa.

  5. Piruja dijo:

    Hola, curiosa la historia de los tirantes, nunca me han gustado pero como todo cada uno tiene sus gustos, mi abuelo los llevaba y ahora como bien dices se llevan de nuevo, las modas si te das cuenta siempre vuelve lo de antes.

    Besos.

  6. El problema es que si alguien se te acercaba para robarte en la calle no te podías sacar el tirante y defenderte con él, en cambio con un cinturón con hebilla de hierro las cosas son diferentes…

    Saludos,
    J.

  7. Recuerdo que los primeros pantalones de esquí que me compraron eran con tirantes, pero en mi vida cotidiana no los he usado salvo en aquellos petos que llevaban tirantes por detrás.
    En ropa y complementos parece que está todo inventado por mucho que varíen los estilos.

    • unjubilado dijo:

      -Una mirada…- Nunca he utilizado tirantes, ni tampoco sabía que, como tu nos dices, había pantalones de esquí, que se sujetaban con tirantes.
      Hoy en día la proliferación de complementos es enorme y por supuesto la mayoría es copiado de versiones anteriores.

      • Los había y los sigue habiendo. Los tirantes van incorporados al pantalón y son ajustables. Yo utilizo pantalones de esquí de talle alto, tipo peto, que llevan unos tirantes cortos para pasar los hombros. Los tirantes, por supuesto, no son independientes del pantalón, así que no son del estilo de los tradicionales pero la idea es la misma.

        • unjubilado dijo:

          -Una mirada…- No lo sabía, en la nieve estuve de muy joven, con la OJE y recuerdo que el monitor me dijo que se me daba muy bien ya que me caía hacia adelante.
          Pero mis padres no podían permitirse el lujo de ir en más ocasiones a la nieve.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.