Entrevista a una mascarilla

MascarillaUna mascarilla es un dispositivo diseñado para proteger al portador de las inhalaciones atmosféricas peligrosas, incluyendo humos, vapores, gases y partículas en suspensión como polvos y microorganismos, bacterias y virus aerotransportados así como para proteger a los demás cuando el portador puede contagiar alguna enfermedad, en este caso la mascarilla nos protege del temido coronavirus.

Pregunta : Señorita mascarilla, ¿conoce exactamente la labor que en la actualidad está usted desarrollando?

Respuesta: Si por supuesto, desgraciadamente el coronavirus la famosa enfermedad, la COVID-19, está causando estragos en el mundo, yo soy la más sencilla de las mascarillas, la mascarilla quirúrgica, o higiénica, se puede utilizar durante cuatro horas, tiempo límite para ser destruida, ya que los virus se pueden adherir a mi tejido y no es posible eliminarlos. No obstante hay mascarillas higiénicas reutilizables, aguantan diez lavados (once usos) y hasta cincuenta lavados según la recomendación europea CWA

P : ¿Está contenta con la labor que está haciendo?

R : Pese a mi corta vida, estaría muy contenta si todos la llevaran puesta y así evitaríamos la propagación de esta pandemia, no me importa que mis hermanas mayores consigan mejores rendimientos, la FFP1, FFP2, FFP3, mascarillas duales, mascarillas con filtros de partículas…

P : Aunque seguramente todos sabemos las normas a seguir para quitarnos y ponernos una mascarilla, ¿nos podría informar de ello con su experiencia?

R : ¿Cómo ponerse y quitarse una mascarilla? Además de la protección que venga asociada al tipo de mascarilla, también hay que saber colocársela y retirársela de manera correcta de la cara. Estas son las recomendaciones de la OMS, antes de colocarse la mascarilla, es recomendable lavarse las manos con agua y jabón o con un gel desinfectante a base de alcohol.
La mascarilla debe colocarse de manera minuciosa para que cubra la boca y la nariz y agarrarla firmemente para que no haya espacios de separación en la cara.
Mientras se lleva puesta, hay que evitar tocarla. Si en algún momento se toca, hay que lavarse las manos de nuevo.
Si la mascarilla está húmeda, hay que retirársela y sustituirla por una limpia y seca. Si no es reutilizable, la mascarilla que se ha quitado habrá que descartarla y tirarla al contenedor correspondiente.
Para quitarse la mascarilla, hay que hacerlo siempre por la parte de atrás, para no tocar la delantera: desatarla desde la nuca sin tocar la parte frontal o retirar las gomas de una oreja y luego de la otra, pero siempre sin tocar la parte frontal de la misma.
Cada vez que se tira una mascarilla, sea reutilizable o no, hay que volver a lavarse las manos con agua y jabón o con un gel desinfectante.

P : Gracias por sus recomendaciones, creo que muchos de nosotros no cumplimos exactamente con el protocolo que usted nos cuenta. Intensa y agradecida vida a sus cuatro horas de existencia.

Esta entrada ha sido publicada en Desclasificados y etiquetada como , , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a Entrevista a una mascarilla

  1. Jenofonte dijo:

    Esta mascarilla es la bisnieta de aquella que, viendo fotografías de la época, protegía o intentaba proteger de la gran epidemia de gripe de 1918-1920, esa que se calcula se llevó por delante a unos 50 millones de personas.
    También vi muchas veces fotografías, pre pandemia, de la gente en Japón usando mascarillas en la calle sin hacerse mayores problemas, ni físicos ni esteticos, simplemente para protegerse del resfrío o de la gripe común en sus congestionadas ciudades…

    • unjubilado dijo:

      -Jenofonte- Con respecto a las mascarillas de 1919, son muy parecidas, igual que una abuela a su biznieta, sin embargo ¿sabemos la composición de aquellas mascarillas, aunque la forma sea la misma? Posiblemente el tejido y la composición de las capas haya mejorado mucho.
      Este tipo de mascarillas se utiliza mucho por albañiles, manipulando yeso o cemento, cortando piedras o baldosas, también los carpinteros que tienen que serrar mucha madera la emplean para protegerse del mencionado polvillo y en varias profesiones más que no tienen nada que ver con la sanidad.

  2. A ver… Creo que la mascarilla quirúrgica no es igual que la higiénica. ¿O sí?

    • La mascarilla quirúrgica únicamente puede ser elaborado por empresas que tengan licencia para fabricar productos sanitarios, exigencia que no se pide en las higiénicas. Supuestamente, las quirúrgicas tienen una protección filtrante mayor, y digo supuestamente porque hay mascarillas higiénicas con la misma composición que las quirúrgicas y, algunas, incluso superan los requisitos de las quirúrgicas.

  3. Bien está que doña Mascarilla se autopromocione y nos recuerde que sigue siendo un elemento imprescindible en nuestras vidas.

    • unjubilado dijo:

      -Una mirada…- Espero con muchas ganas el día que podamos prescindir de ella, claro que si hubiera sido emprendedor con visión de futuro, hubiera creado una enorme factoría que hubiera suministrado mascarillas a los 7.700 millones de personas que poblamos este planeta.

  4. Chelo dijo:

    Buena entrada, también la mascarilla tiene derecho a hablar .

  5. Frajayo dijo:

    No veo las horas en que pueda prescindir de ella. Sra. Mascarilla, es usted el artilugio impuesto por la Organización de la Salud más antipático; antihigiénico -se concentran en ella todas las miasmas de nuestra respiración- que no hacemos más que almacenarlas y volverla a respirar y molesto, porque siempre se nos olvida en casa y hay que volver a por ella o pasar por una farmacia para adquirir un repuesto. Váyase usted a la…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *