Botellas de vino

Os habéis preguntado alguna vez el ¿por qué las botellas de vino tienen una capacidad de 750 ml y no de un litro?

Botellas de vino

En la actualidad existen al menos 14 tamaños diferentes de botellas de vino en circulación, aunque basta entrar en un supermercado o una tienda de vinos para observar como una medida predomina muy por encima de las demás: la botella de 75 cl o tres cuartos de litro.

¿Por qué esta medida se ha convertido en el estándar de la botella de vino? En realidad no existe una respuesta única y probablemente sean varios los factores que han contribuido a fijar en 750 ml el tamaño estándar de la botella de vino.

Si bien es algo que se ha normalizado en nuestro día a día, lo cierto es que no se sabe muy bien de dónde proviene la “normalización” de la capacidad de las botellas. Lo que sí sabemos es que lleva implantado desde 1970, cuando se llevó a cabo un acuerdo europeo, y posteriormente se unió el resto de países, de estandarización de medidas que adoptó un volumen de 75 cl. de capacidad por botella de vino.

En sus inicios, el recipiente más habitual para contener el vino eran pellejos de animales u objetos de barro. En el siglo XV a. C., aparecen por primera vez, en las costas del Líbano y Siria, las ánforas de arcilla, empleadas primero por los egeos, en la ciudad cretense de Knossos y más tarde por los antiguos griegos y romanos, como principal medio de transporte y almacenamiento de varios alimentos, entre ellos la uva y el vino.

Soplando el vidrio

Los hay que aluden a que cuando se introdujo el vidrio los artesanos no podían hacer una botella de un tamaño mayor soplando una sola vez, otra teoría apunta a que el tamaño de 750 ml resultaba el más conveniente tanto para los clientes como para los viticultores.

Según esta teoría, 75 cl sería la cantidad exacta de vino para servir 6 vasos (125 ml cada uno), según el estándar habitual de las osterias italianas (antiguas tabernas, aún vigentes hoy en día). Hay quien dice que esta norma se estableció en la Francia napoleónica del siglo XVIII, al considerarse «la cantidad adecuada que un hombre debe beber durante la cena».

Fuentes consultadas : ABC, Vivanco, Beronia.

Esta entrada ha sido publicada en Anotaciones y etiquetada como , , . Guarda el enlace permanente.

26 respuestas a Botellas de vino

  1. Ester dijo:

    Curioso lo que cuestas, creía que se debía a la capacidad para servir media docena de copas. Las capacidades de las botellas son curiosas, el cava esta mejor cuanto mas grande es la botella, la coca cola sabe mejor en la botella de 350 ml. justo la capacidad para acompañar una comida, en lata no sabe igual… creo que el tema da para mucho pero ya nos has contado lo suficiente para tener una idea. Abrazos

  2. Con las copas para vino que están ahora de moda, como las llenes se te queda la botella temblando.

  3. Sara O. Durán dijo:

    Como has dicho, han de ser varias las razones.
    Jubi, pasen muy bonito fin de semana tu familia y tú.

  4. Sara O. Durán dijo:

    … es más nombrado betabel que remolacha por acá.
    Abrazos varios a repartir.

  5. Susana dijo:

    Muy interesante. Un beso

  6. Jenofonte dijo:

    Lo más posible es que sea algo de origen práctico, sin un propósito definido al comienzo y que después, con el tiempo, se estandarizó por consenso. No creo que sea una medida que tenga que ver con el número de copas, por ejemplo, ¿por qué seis copas y no ocho o cuatro?
    Hay tantas cosas que tienen una medida de origen desconocido, por ejemplo la hoja de afeitar, ¿tiene algún sustento científico que determine su tamaño? simplemente el primero en fabricarla encontró que 4 centímetros era suficiente, le acomodaba a los costos del material y listo, todos a fabricarla del mismo ancho…
    Con la botella de vino, igual, alguien vio que ese tamaño era bueno, y, así quedó. ¿Se imaginan el problema si un productor envasaba en botellas de 700 cc, otro en 750, un tercero en 800…? menudo lío para el transporte y el almacenamiento.

  7. No parece que a la industria de la vitivinicultura le haya ido mal siguiendo la directiva de los 75 cl por botella, que ya viene de lejos y ha terminado convirtiéndose en tradición.

  8. Tawaki dijo:

    Ésta me la sabía, aunque no conta tanto detalle como el que nos das. Y es que los que amamos el vino nos hacemos todo tipo de preguntas.

    • unjubilado dijo:

      -Tawaki- Yo no lo sabía, se me ocurrió en un super ya que en un expositor estaba el vino y en el otro lado del pasillos se encontraban las bebidas espirituosas, observé la deferencia de tamaño y al llegar a casa me puse a indagar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *