Alerta errónea de niño desaparecido

Internet tiene una ventaja respecto a los medios impresos, y es que los errores se pueden solventar rápidamente. Pero la inmediatez de este medio también supone a veces que los errores sean más frecuentes. Es lo que le pasó al Departamento de Salud Pública de Texas, en Estados Unidos.

Este organismo emitió este viernes una alerta de secuestro de niños… con las imágenes de Chucky, el personaje de la saga de películas de El muñeco diabólico, y Glen, su también terrorífico hijo.

Alerta errónea de niño desaparecido

En declaraciones al medio TMZ, el Departamento de Salud Pública de Texas ya se ha disculpado: «Esta alerta es el resultado del mal funcionamiento de una prueba. Nos disculpamos por la confusión que esto pudo haber causado y estamos trabajando diligentemente para asegurarnos de que esto no vuelva a suceder».

Los suscriptores al sistema de alertas del Departamento de Salud Pública de Texas recibieron por correo electrónico este aviso hasta tres veces este viernes, según la emisora local KENS 5.

Fuente : 20 Minutos

Esta entrada ha sido publicada en Anotaciones y etiquetada como , , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Alerta errónea de niño desaparecido

  1. Susana dijo:

    Qué falta de seriedad. Un beso

  2. unjubilado dijo:

    -Susana- En ocasiones decimos, que esto solamente pasa en España, pero vemos que en todos sitios cuecen habas.
    Un beso

  3. …de lo que se deduce que, en las probatinas que hacen, todo vale. Cualquier día aparece una Alerta Amber con ese meme de Trump en el que lo habían peinado con las trenzas de Pippi Calzaslargas.

  4. ester dijo:

    Lo que muy pronto se hace muy pronto hay que deshacerlo, las tecnologías las manejan personas y se comenten fallos en todas partes. Un abrazo

  5. Tawaki dijo:

    Mejor que haya sido con esas imágenes, que podrían ser tomadas por una broa o por un error, que con imágenes de niños reales que hubiesen puesto nerviosos a sus familiares. Pero deberían tener más cuidado con las pruebas…

  6. Algunas veces, esas cosas son intencionadas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *