Ventajas de aproximarse a los 50

Perdón por las expresiones poco ortodoxas, pero el hombre debía de estar muy enfadado.

Abuelo leyendoVentajas de aproximarse y/o llegar a los 50/55/60 o algo más:

-Te importa una mierda el currículum.

-Si eres parte de un grupo de rehenes, serías de los primeros en ser liberado.

-Nadie te pide que entres a rescatar personas de un edificio en llamas.

-La gente ya no te considera hipocondríaco, ahora sí que estás enfermo.

-No temes a las caídas en el largo y difícil camino de la vida, casi todas las hostias ya te las has dado.

-Tu inversión en seguros médicos comienza a rendir frutos, ahora vas muy seguido.

-Tus articulaciones pronostican el tiempo mejor que los meteorólogos.

-Tus secretos están seguros con tus amigos, ellos tampoco los recuerdan.

-Tu rotación de neuronas activas llegó, por fin, a una cantidad manejable.

-Puedes vivir sin sexo, pero no sin gafas.

-Si haces una fiesta, tus vecinos no se enteran.

-La ropa que te compras ya no pasa de moda nunca.

-Los pecados capitales han cambiado, todos.

-Dentro de un rato no recordarás quién cojones te mandó este mensaje, pero tampoco te importa.

-Como verás te lo escribo en letra grande, yo tampoco veo un pijo.

Recibido por correo… Pero no recuerdo quién me lo ha enviado.

Esta entrada fue publicada en Humor y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

22 respuestas a Ventajas de aproximarse a los 50

  1. Magda dijo:

    «Si haces una fiesta… »

    Ja, ja, ja…

  2. Y si un día te levantas y no te duele nada… es que estás muerto.

  3. Leodegundia dijo:

    Llegados a esa edad cada día que vives es un triunfo.

    • unjubilado dijo:

      Leodegundia El que yo cumpla cuarenta y tantos, no tiene ningún mérito, pronto mi madre cumplirá 98 y aunque ya no puede subir escaleras, aún me recuerda ciertas cosas, ella si que merece ese triunfo, aunque en realidad ya no le importa.

  4. Ligia dijo:

    ¡Ay, no me lo recuerdes!… ja, ja. Todas las afirmaciones son correctas. Abrazos

    • unjubilado dijo:

      Ligia Todos tenemos que recordar nuestra edad, algunos cuarenta y tantos, otras como tu treinta y muchos… pero nos tenemos que ir haciendo a la idea.
      Abrazos

  5. Genín dijo:

    Menos cachondeo con los pobres ancianitos… 🙂
    Salud

    • unjubilado dijo:

      Genín Si nos faltara el cachondeo ya estaríamos criando malvas, así que por mi parte, o mejor por nuestra parte, que nos podamos reír de nosotros mismos, durante mucho tiempo.
      Saludos

  6. francisco dijo:

    JAJAJAJAJAjajajajajaj……jajaja…jaja….ja
    De lo que no me olvido es que me esta esperando el desayuno.
    Saludos

    • unjubilado dijo:

      francisco Hay cosas que son inolvidables, pero algunas con mayor motivo.
      – Jubi, que como te comas esos huevos con jamón, chorizo y panceta, el colesterol te va a subir por las nubes.
      Bueno y qué? Así veré el panorama desde una perspectiva más alta.
      Saludos.

  7. Frajayo dijo:

    Caray, que rosario síntomas tan concluyentes. Y es que, muchacho, ya no puedes disimularlo más, por mucho que te escudes en que te encuentras espléndidamente; pero ya me dirás por qué tus paseos cada vez son más cortos, llegas a casa arrastrando los pies, tú andar es torpe y lento, cansado hasta caer en la butaca para tomar resuello, ¡Y dices que te encuentras bien!. Vaya morro el tuyo. Lo que estás es más viejo que la pana.

    • unjubilado dijo:

      Frajayo De viejo nada, si cojeo es que voy como los críos, con un pie en la acera y otro en el asfalto y si me canso es que después de 47 kilómetros paseando por la ciudad, tengo que notar un cierto cansancio, (eso me lo acabo de imaginar) ya que no me he movido del asiento delante del ordenata…

  8. Jesus dijo:

    Y te creen cuando aseguras que no habías oído eso que te han dicho.. La verdad es que te cambia totalmente la filosofía e la vida. Pero nosotros hemos llegado. Ja, ja, ja.

    • unjubilado dijo:

      Jesus Eso de oír o dejar de escuchar es muy socorrido.
      – Tienes que darme 200 euros para…
      ¿Queeeee…? No oigo nada.
      – Te voy a dar 200 euros para…
      Ya, dámelos que me los gasto, antes de que se entere…
      Como verás cambia totalmente la filosofía.

  9. trimbolera dijo:

    Menos mal que ya me he puesto al día con tu blog !!
    Hace unos años visité la cárcel de Broto y me quedé con ganas de volver más despacio.
    Yo antes subía estas escaleras es cuatro botes y ahora me agarro a la barandilla, un síntoma claro de que no tengo prisa, nada más.

    • unjubilado dijo:

      trimbolera Yo te he ido leyendo, pero no me daba tiempo a comentar, vi el pastel de Casa Tomasé, ahora trataré de ir comentando en los distintos blog.
      He de reconocer que me gustó la visita a la cárcel, pero solamente la visita, que para estar allí no se debería de estar muy bien.

Los comentarios están cerrados.