Una judía creciendo bajo tierra

El vídeo muestra el crecimiento de la plántula de judía o alubia, hasta convertirse en un individuo crecido (más o menos lo que podría ser un adolescente en su homólogo animal) para lo que ha necesitado unos 25 días. Este documento nos ayuda a apreciar la extraña maravilla que supone ver crecer una planta, especialmente porque pone al descubierto partes invisibles de otra manera.

Este fue el cuarto intento. Durante otros intentos, las raíces crecieron ocultas, más lejos del cristal, por lo que fue imposible fotografiarlas.

Fuente : Menéame

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Una judía creciendo bajo tierra

  1. Nunca he sembrado una judía, pero a mí me parece que en el vídeo va demasiado deprisa al principio, que no crece tanto en tan pocos días.

  2. Genín dijo:

    Y cuando están las hojas recién abiertas, tiernecitas, ricas ricas, llegan los bichos y se las comen, ñam,ñam…jajaja 🙂
    Salud

  3. Faerie Glen dijo:

    Qué chulo . Me ha encantado verlo.
    La magia y la belleza de la naturaleza.
    V i d a .

    Un beso.

    • unjubilado dijo:

      Faerie Glen VIDA, con mayúsculas, las cosas pequeñas también necesitan su espacio, necesitan vivir, por ello el vídeo me ha encantado.
      Gracias por tu comentario, me anima a seguir buscando cosa nimias, pero interesantes.
      Un beso

  4. Maria Jesus Ruiz Alonso dijo:

    La vida es bonita. Me permiteds robarte el video
    un abrazo

    La vida es bella. Me permites robar el video
    un abrazo

    La vida es bella. Me perm

  5. Estos procesos acelerados para ver el crecimiento de las plantas son una gozada. Si en la realidad fuera así me faltarían manos para sembrar/plantar y recoger en el huerto.

  6. Tawaki dijo:

    Muy buen vídeo. Me recuerda a esos experimentos que nos mandaban hacer en el colegio. Al ser una agricultura intensiva, de una sola planta por especie, nos quedaban unos guisantes y unas cabezas de ajos la mar de hermosos.

Los comentarios están cerrados.