Una burra y su dueño

La emotiva reacción de Baldomera al reencontrarse con su dueño tras dos meses de confinamiento

“No me da vergüenza que me oigáis llorar, porque aquí está una de las demostraciones de amor más incondicionales que existen”

Imagínate que te tienes que quedar en casa por la crisis sanitaria a nivel mundial que estamos viviendo, y te separan de tu mascota. Probablemente te morirías de la preocupación y le echarías tanto de menos que te darían ganas de salir a buscarlo violando todo tipo de normas establecidas en el estado de alarma.

Ismael Fernández ha pasado por algo similar, pues ha tenido que pasar la extensa cuarentena separado de su burra, Baldomera.

Ismael vive en Málaga y su animal en los campos de El Borge, a 30 kilómetros, cerca de su casa familiar. Llevaban sin verse dos meses por el estado de alarma, pero cuando Málaga entró en la fase 1 de la desescalada el pasado lunes y se permitieron los desplazamientos intraprovinciales, se produjo el esperado encuentro.

Ismael pensó que Baldomera no le recordaría tras tanto tiempo separados y estar cuidada por su hermano, pero la burra le dio una inesperada bienvenida en cuanto pudieron reunirse.

Esta entrada fue publicada en Coronavirus y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a Una burra y su dueño

  1. Habría que conocer el lenguaje de los burros para saber si se alegra o se enfada.

  2. Genín dijo:

    Menos mal que tenemos a los animales… 🙂
    Salud

  3. Ester dijo:

    Con los caballos ha ocurrido lo mismo, las hípicas donde estan se han hecho cargo de alimentarlos incluso cepillarles algun dia pero imposible montarlos, estaba prohibido, los animales acostumbrados al paseo y a sus dueños lo han pasado mal, alguno hasta se ha lesionado, los dueños veían como se podia pasear a los perros pero no a los caballos. Historias lamentables de esta pandemia. Un abrazo

    • unjubilado dijo:

      -Ester- Loa animales lo sienten ya lo creo, de joven y en verano yo llevaba dos yeguas y dos hijos de ellas que eran mulas o machos al pinar y las dejaba sueltas, cada tres, cuatro, o cinco días subía a ver si estaban bien y si se habían alejado mucho del entorno donde las había dejado. Nada más llegar a la fuente donde las soltaba las llamaba y si me oían venían enseguida a darme pequeños golpes con el morro, en señal de amistad y reconocimiento.
      Un abrazo

  4. Sara O. Durán dijo:

    Increíble… Muy emocionante.
    Lo mal que habrá pasado estos meses, extrañando a su amo.
    Muy lindo video.
    Abrazo.

  5. Susana dijo:

    Ha habido muchos animales abandonados. Un beso

  6. Piruja dijo:

    Hola, lo vi en las noticias y la verdad que me emocione al verlo, que habrá pensado el pobre animal que quizás el amo le abandono al estar tanto tiempo sin verlo, pero bueno poco a poco algunas cosas se van solucionando de alguna manera.

    Besos.

    • unjubilado dijo:

      -Piruja- A los animales y mascotas en demasiadas ocasiones los tratamos como si fueran un objeto y por supuesto tienen sus sentimientos, a veces más que los propios humanos.
      Besos

  7. Como los burros, además de fuertes e inteligentes tienen excelente memoria, la actitud de la burra para con el hombre define a este último.

  8. Tawaki dijo:

    Cariño de verdad. Un vídeo muy emotivo, una muestra más de las consecuencias de esta pandemia que tanto ha cambiado nuestras vidas.

Los comentarios están cerrados.