Twitter le cambia la vida a una indigente.

Mujer indigente se convierte en celebridad de Twitter y encuentra casa y trabajo.

AnnMarie WalshAnnMarie Walsh¿Conoces alguien a quien las redes sociales le hayan cambiado completamente la vida? Pues, estás a punto de hacerlo. Permíteme presentarte a AnnMarie Walsh, de Chicago, quien agradece a Twitter por haberla ayudado a salir de la indigencia.

Tras haber sido una desamparada por más de 4 años, Walsh comenzó a tuitear desde una biblioteca local acerca de cómo es la vida de un indigente, con la esperanza de borrar el estigma, los estereotipos y los conceptos erróneos asociados a esta condición social. Según Walsh, la mayoría de las personas piensa que «los indigentes son todos criminales, drogadictos y alcohólicos«. Eso simplemente no es verdad, aseguró, y explicó que algunos indigentes «tienen hasta una licenciatura y debido a la situación económica quedaron desempleados«.

La mujer de 41 años sugiere a las personas que se tomen el tiempo de sentarse a conversar con un «homeless» (persona sin hogar).

Actualmente tiene más de 5.200 seguidores, que la han convertido en una celebridad de las redes sociales.

Algunos de sus seguidores en Twitter le han ofrecido pagar su servicio de celular. Otros le han enviado dinero, ropa y pases para el autobús. Una persona hasta le regaló una laptop (ordenador portátil). Quizás el regalo más grande fue un hogar. Hace más de un año, Walsh se conectó con alguien en un evento de Twitter, y encontró un hogar transitorio con la ayuda de la trabajadora social de un hospital.

La historia de Walsh llegó a los oídos de un realizador cinematográfico que quiere contarla en el documental «Twittamentary», acerca de los indigentes en Estados Unidos.

Fuente : Yahoo Noticias en Español.

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Twitter le cambia la vida a una indigente.

  1. Ligia dijo:

    Bueno, para algo bueno tienen que servir las redes sociales. Abrazos

  2. unjubilado dijo:

    Ligia Normalmente se habla mal de las redes sociales, que si suplantación de personalidad, robo de contraseñas, hacerse pasar por otra persona… sin embargo en esta ocasión todo han sido ventajas.
    Un abrazo

  3. unjubilado dijo:

    Leodegundia Por mucho coraje que en ocasiones se le eche a la vida, hay que tener suerte para conseguir los propósitos de esta mujer incluso sin ella proponérselo.

  4. Chela dijo:

    Walsh fue sincera. Abrió su corazón y mostró su realidad, la de de unas personas que no siempre son bien juzgadas, ya que frecuentemente opinamos por las apariencias y no por lo que ciertamente conocemos o debiéramos conocer de ellas. Su sinceridad y su información llegó a personas con sensibilidad, que percibieron su situación y pasaron a la acción para ayudar a que su situación cambiase.
    Por otro lado las redes, no son más que una representación de la realidad social, en ella encontramos personas capaces de sintonizar con otras de forma positiva. Lo importante de la red es que es accesible para muchas personas de una forma inmediata y anónima que hace que puedes ser valorada de forma positiva por lo que transmites no por lo que tienes, aunque en ocasiones esto tenga su contrapartida negativa. Me alegra este final feliz de la experiencia de Walsh.
    Un fuerte abrazo.

  5. unjubilado dijo:

    Chela Yo he sido y sigo siendo bastante crítico con las redes sociales, especialmente con Facebook, que es la que conozco, por ello siempre hay que publicar no solamente los casos negativos, también hay que ser positivo y publicar este tipo de sucesos.
    Un abrazo

  6. Maluca dijo:

    Uso las redes sociales. Me proporcionan mucha información, me gustan, creo que son útiles, lo cual no quiere decir que no haya gente que las utilice fraudulentamente.
    Saludos,

  7. Creo firmemente que buenos o mal indigentes, todos merecen una oportunidad de ayuda, con o sin la intervención de redes sociales. Todos los que tenemos oportunidad de leer estos comentarios, debemos «no deberiamos» contribuír mas allá de nuestras posibilidades a que todas estas personas salgan de la indigencia y empiecen una nueva vida.

Los comentarios están cerrados.